El empresario que plantea una solución para la pobreza extrema

Mauricio Molano cree que las empresas deben crecer de abajo hacia arriba, usando el concepto indígena de la minga, el convite y la solidaridad.

Mauricio Molano Camacho, miembro de la junta directiva de Productos Ramo.

Mauricio Molano Camacho, miembro de la junta directiva de Productos Ramo.

ARCHIVO

Empresas
POR:
Portafolio
febrero 17 de 2017 - 07:38 p.m.
2017-02-17

Ser empresario altamente rentable y al mismo tiempo trabajar decididamente en la erradicación de la pobreza desde el sector privado, es una tarea posible. y se puede aplicar a Colombia, sostuvo

Mauricio Molano Camacho, miembro de la Junta Directiva de Productos Ramo, además de gestor social e investigador internacional, diseñó un mecanismo que valora la innovación de la gente, inspirado en el ejemplo de su padre y en las revolucionarias tesis del profesor indio Coimbatore Krishnarao Prahalad, creador de una estrategia para erradicar la pobreza en el planeta involucrando a los más de 4.000 millones de personas pobres que hay en el mundo.

Para ello está liderando varios equipos de trabajo de origen privado y algunos mixtos con administraciones locales, a fin de poner en práctica la tesis de Prahalad en Colombia.
Esa es una de las grandes salidas,la innovación, pero no como una moda, sino la forma de pasar del concepto de calidad total a calidad integral con un modelo de desarrollo humano”, expresó.

Reconocido a nivel global por sus revolucionarias tesis económicas Prahalad dijo que es en la base de la pirámide social donde están los más pobres entre los pobres, es donde está la fuente de la riqueza en el planeta pues es un sector al cual los empresarios del mundo se han negado a mirar y es allí donde están los mayores potenciales de innovación, creatividad, rentabilidad y soluciones para las problemáticas y grandes dilemas globales.

Molano Camacho sostiene que hay que atacar el hambre también desde el sector privado y se remonta a los orígenes de Ramo cuando su padre llegó a la vereda Quebrada Blanca, Santa Rosa de Viterbo en Boyacá donde las familias estaban divididas, sin agua, con hambre y en conflicto.

Les enseñó a dejar sus problemas afuera, facilitó que el Sena les capacitara para su emprendimiento empresarial entre un grupo de mujeres y les ayudó a que montaran un taller experimental con el reto de elaborar más de 100.000 uniformes para Ramo al año.

Adicionalmente convocó a expertos para que les orientaran en la siembra de papa criolla, pusieran una tienda comunitaria, una cooperativa que hoy, más de 20 años después, subsiste y es la fuente de ingresos de esta comunidad, mediante la Fundación Retorno Rural que pretendía que los campesinos no se desplazaran hacia las ciudades a exponerse al hambre, la prostitución y la degradación humana por la falta de oportunidades laborales y educativas y por el choque cultural.

El ADN de Ramo es ser profundamente responsable a nivel social con una escuela y una universidad donde los niños acompañan a sus padres a trabajar en vacaciones para aprender cómo se ganan su sustento.

Al mismo tiempo, esta emblemática empresa colombiana tiene desarrollos rurales como la granja avícola donde se producen los huevos para hacer los ponqués, en Cachipay y Anolaima para obtener productos de alta calidad y bajos precios.

Otro concepto que maneja Molano, quien creó hace 10 años la Fundación Social Molano para ayudar a las comunidades y pequeños empresarios a empoderarse y a promover la innovación, es una metodología que busca crecer de abajo hacia arriba con base en el concepto indígena de la minga, el convite, la mano dada, la mano prestada, que se sostiene en el principio de solidaridad. “Lo que se ha hecho aquí se puede replicar en muchos sitios del país en estos tiempos y generar un modelo en donde el sector privado protagonice este cambio”, agrega.

Desde la Fundación Social Molano creó, junto con los docentes, el Club Rotarios y los padres de familia del colegio Casilda Zafra una fábrica de producción de alimentos que funciona en las instalaciones del centro educativo mediante una cooperativa de comida sana para los niños.

Desde la FSM Molano lidera un grupo de mipymes innovadoras en los campos de las telecomunicaciones, la salud, las comunicaciones, el comercio, las confecciones, la educación, las cuales reciben capacitación, asesoría y acompañamiento.

Alejandra Buitrago S.
Especial para Portafolio