Los empresarios avícolas son optimistas frente a su negocio

En la segunda encuesta del año, reportada por el gremio, se identificaron pocos problemas.

Los empresarios avícolas son optimistas frente a su negocio

Archivo Portafolio.co

Los empresarios avícolas son optimistas frente a su negocio

POR:
septiembre 21 de 2013 - 02:21 p.m.
2013-09-21

La situación que vivió el país durante el tercer trimestre del año no afectó las expectativas de los empresarios del sector avícola, que calificaron como positiva en el estudio de indicadores de confianza (Incavi) del Programa de Estudios Económicos de Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi).

Los empresarios destacaron que por motivo del paro agrario, que comenzó el 19 de agosto y finalizó el 12 de septiembre, tuvieron pérdidas por algo más de 60.000 millones de pesos.

“La situación general fue calificada con 69 puntos, ubicándose así en el rango de ‘buena’; esto ratifica un escenario de expectativas positivas en crecimiento, en especial, si tenemos en cuenta que en la evaluación pasada la calificación fue 64,3”, dice el informe de Fenavi.

El gremio aclaró que en la medición el paro no quedó registrado en el indicador actual, reportado este fin de semana.

Vale la pena destacar que la avicultura es uno de los renglones productivos que por motivo de los paros y cierres de vías se pone en juego el patrimonio de las empresas (repreresentado por las aves).

Para el inmediato futuro –indicó Fenavi– es claro que el sector avícola no puede quedar con una exposición de riesgo como la que generó el paro agrario, por esto los avicultores reclamaron que se establezca una póliza de seguro (pagada por el Estado) que cubra las contingencias que implica la imposibilidad de movilización de materias primas y producto terminado.

El estudio muestra también dos situaciones paradójicas enfrentadas.

En primer lugar, la calificación de 78 puntos por la expectativa de la demanda, una tendencia acorde con los incrementos en el consumo que se presentan, históricamente, para finales de año.

Por su parte, la variable seguridad tuvo el peor nivel de calificación, con una valoración de 18 puntos, ubicado en el rango de situación muy mala.

Los problemas de seguridad en el campo, como en las ciudades donde se comercializan los productos avícolas, han aumentado. En algunas ciudades esta situación afecta la demanda en los estratos uno y dos, porque el producto no se puede comercializar como la dinámica del mercado lo indica.

HAY TRECE ASPECTOS DE MEDICIÓN

El incAVI mide la sensación de los empresarios sobre algunas variables, a partir de unos parámetros de calificación establecidos: de 0 a 25, muy malo; de 25 a 50, malo; de 50 a 75, bueno; y, de 75 a 100, muy bueno.

La medición se hace sobre temas como mortalidad, producción, demanda, ventas, precios, inventarios, personal ocupado, inversiones, costos de producción, situación económica, entre otros.

Siga bajando para encontrar más contenido