Empresarios se están colgando más con sus deudas

Las entidades financieras vigiladas ganaron 9,3 billones de pesos en todo el 2013.

Empresarios se están colgando más con sus deudas

Bloomberg

Empresarios se están colgando más con sus deudas

POR:
febrero 13 de 2014 - 03:43 a.m.
2014-02-13

Los créditos vencidos del sector real -grandes, medianas, pequeñas y microempresas- están creciendo a una velocidad mucho mayor a la observada en los préstamos de las personas, los cuales vienen en franco descenso desde hace un año.

Las autoridades están atentas a ese desempeño, pues los créditos malos de las empresas crecen muy por encima de lo que lo hace la cartera bruta del sistema.

Por ejemplo, la cartera comercial aumentó el año pasado un 12,3 por ciento, mientras los vencimientos lo hicieron al 21,3 por ciento. A su vez, el microcrédito creció 17,3 por ciento y sus préstamos malos lo hicieron al 43,7 por ciento.

Para el superfinanciero, Gerardo Hernández, buena parte de ese comportamiento se debe a que las entidades han venido incorporando nuevos clientes y esto trae como efecto que la cartera mala también se eleve.

Advirtió, no obstante, que si bien los bancos están trabajando con más riesgo, los mismos son muy manejables y están controlados. “En el microcrédito lo que vemos es el resultado de una mayor competencia, luego de la entrada agresiva hace dos años de nuevos actores a este mercado, lo cual generó un mayor deterioro de esa cartera. Lo positivo es que esos vencimientos comienzan a caer y las propias entidades ya están mejorando sus procesos de asignación de préstamos”.

Aunque la cartera de microcrédito representa poco menos del 3 por ciento dentro del total colocado por las entidades, la Superfinanciera espera que este año se mantenga la tendencia a la baja que traen desde hace un año los préstamos vencidos en todas las modalidades.

También espera que la dinámica de la economía contribuya a mantener la solidez de las entidades vigiladas, que el año pasado obtuvieron, en conjunto, ganancias por encima de los 9,3 billones de pesos, aunque 7 por ciento menos que lo registrado en 2012. Donde no se dieron resultados positivos fue en los ahorros del público manejados por los fondos privados de pensiones, fiduciarias, aseguradoras y comisionistas, entre otros. Allí, las pérdidas superaron los 3 billones de pesos.

En las fiduciarias, el saldo rojo fue cercano a los 2,9 billones de pesos, mientras que en las AFP el golpe negativo para los ahorradores alcanzó 655.000 millones en el año completo. El mayor acceso al crédito formal se está dando gracias a la entrada de nuevos competidores. Y es que el volumen de crédito otorgado, como proporción del PIB, alcanzó casi 41 por ciento en el 2013, cuando en el 2012 era de 37,3 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido