Empresarios hoteleros se muestran optimistas frente al cierre de este año

Gustavo Toro, presidente de Cotelco, habla sobre lo que se viene con los cambios tributarios.

Gustavo Toro, presidente Cotelco.

Gustavo Toro, presidente Cotelco.

Cortesía de Cotelco

Empresas
POR:

María Camila González
marzo 28 de 2017 - 08:28 p.m.
2017-03-28

Con un récord histórico por varios meses consecutivos en las tasas de ocupación hotelera, los empresarios del sector se muestran optimistas frente a un repunte del turismo para este año.

El próximo jueves y viernes, el gremio se reunirá en Barranquilla para la Asamblea Anual donde discutirán sobre los retos y oportunidades para la hotelería en el 2017.

En entrevista con Portafolio, Gustavo Toro, presidente de la Asociación Hotelera Colombiana (Cotelco) habló sobre cómo el gremio ve este año y la manera cómo se va a estabilizar la demanda hotelera con los recientes cambios tributarios en el sector.

¿Cómo ve a ser el comportamiento hotelero para este año?

Esperamos que este año 2017 sea similar al 2016. Es decir, que cerremos con una ocupación cercana al 55%. Esto debido a una desaceleración económica, que afecta la actividad hotelera. Y segundo, entran en ejecución varios proyectos que aumentan la oferta sobre todo en ciudades principales. Sin embargo, sentimos que este año el turismo va a crecer y ese crecimiento va a permitir equilibrar entonces el comportamiento de los indicadores.

Este año se acaba una exención del total de la renta a la construcción de hoteles pero se incluye un beneficio para proyectos para pequeños municipios. ¿Cómo se van a comportar las inversiones?

Esa exención se modificó y ya no tenemos cero renta sino que quedó un impuesto de renta del 9% para esos hoteles y ese beneficio se acaba el 31 de diciembre.

Para los nuevos hoteles que se construyan o remodelen en municipios de menos de 200.000 habitantes, quedó un beneficio del 9% de renta y vemos que esas pequeñas ciudades hoy no son de interés para la gran inversión hotelera. Es posible que en el mediano plazo, en donde se vaya consolidando una oferta turística para estos destinos es posible que se empiece a pensar en entrar inversión hotelera en esos destinos.

O sea que de todos los posibles municipios beneficiados con ese incentivo, ¿es un porcentaje muy bajo el que va a experimentar inversiones importantes?

Exacto. Los municipios de menos de 200.000 habitantes son muy pequeños que hoy no tienen un flujo turístico interesante para tener una inversión que es de miles de millones de pesos.

Precisamente, para eso, el Gobierno está invirtiendo en unos corredores turísticos para incentivar el turismo de esas zonas.

Sí, pero la iniciativa gubernamental no va más allá de generar mejores carreteras, conectividad, etcétera. Sin embargo, eso de por sí no garantiza que haya un flujo turístico para esos territorios que no están posicionados como un destino, son lugares que la gente nunca ha visitado.

En las regiones del posconflicto, como Caquetá, Vichada, Putumayo, Vaupés, Guanía, Guaviare, todavía son destinos inexplorados e inexplotados que hoy no tienen un flujo turístico importante ni tampoco tienen una conectividad alta. Entonces un hotel pequeño no va encontrar una inversión rentable en el mediano plazo.

¿Y no ha habido hoteleros interesados en apostarle o arriesgarse a esos destinos?

No, el riesgo lo asume un hotelero en la medida que ve que hay una posibilidad de éxito. Pero echarnos encima al hombro la promoción del destino sería incluso más inviable la inversión.

Entonces, para ustedes, ¿ese incentivo tributario no es tan efectivo?

Creemos que no lo va a ser en el corto plazo. O sea, pensar que con esa medida se van a construir hoteles este año o en el 2018, yo no lo veo factible.

¿Eso quiere decir que estamos en una etapa de sobreoferta hotelera?


Sí, porque tener un 55% de ocupación significa que el 45% está desocupado. Y eso es lo que ha impactado la tarifa y ese indicador. Sin embargo, como creemos que el turismo sí va a crecer, ese repunte va a permitir que se ocupen esas habitaciones para que, poco a poco, se vaya mejorando las tasas de ocupación y los precios.

Después de la polémica alrededor de la construcción de hoteles en Parques de Reserva Natural. ¿Cómo mantener un equilibrio entre el crecimiento turístico y la preservación ambiental?


Lo que entiendo, porque no he podido encontrar el decreto, es que lo que pretende el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo es poder tener una opinión en decisiones que tienen que ver con desarrollo turístico en esos parques. Y me parece que tiene sentido porque la autoridad ambiental y de turismo deberían trabajar de manera conjunta para que ambos puedan opinar. De hecho, la política de ecoturismo está formulada por los ministerios de Turismo y de Ambiente. Y nadie ha dicho que se van a construir hoteles de cinco estrellas en esas zonas protegidas sino más bien infraestructuras de bajo impacto. Creemos que debe haber una conciliación con la explotación turística y la conservación ambiental.

¿Cuál es el ánimo de los hoteleros para este año?

Hay un ambiente muy optimista. La asamblea será el próximo jueves y viernes y discutiremos sobre la relación entre sostenibilidad y rentabilidad. La ministra de Comercio, Industria y Turismo estará instalando el evento.

María Camila González
marola@eltiempo.com