Crece polémica por inversión extranjera en empresas de seguridad

El gremio sostiene que la legislación vigente no lo permite. El negocio mueve unos siete billones de pesos anuales. 

Vigilancia privada

El sector de seguridad privada genera más de 275.000 empleos directos, según cifras de la Asociación Nacional de Entidades de Seguridad Privada (Andevip).

Hernando Herrera - El Tiempo

POR:
Portafolio
agosto 11 de 2017 - 03:33 p.m.
2017-08-11

La Asociación Nacional de Entidades de Seguridad Privada (Andevip), que agrupa a más de 900 compañías, entre empresas de vigilancia fija y vigilancia armada, seguridad privada, escuelas de capacitación, blindadoras y transportadoras de valores, insistió en que tres multinacionales que entraron al mercado colombiano en los últimos años violaron el artículo 12 del Estatuto de Vigilancia, que señala textualmente:

“Los socios de las empresas de vigilancia y seguridad privada deberán ser personas naturales de nacionalidad colombiana. Parágrafo: Las empresas constituidas antes de la vigencia de este Decreto con socios o capital extranjero, no podrán aumentar la participación de los socios extranjeros”.

(Lea: Así se reforzará la seguridad en los establecimientos comerciales)

La violación al estatuto radica en que después de que este entró en vigencia (11 de febrero de 1994), tres multinacionales de vigilancia habrían entrado al país de manera irregular. Por este caso ya se adelanta un proceso judicial cuya decisión está en manos del Consejo de Estado.

(Lea: SIC abre nuevo capítulo en investigación a cartel de seguridad privada)

Oswaldo Parada, presidente de Andevip, enfatizó en el artículo 12 del estatuto. “La Corte Constitucional ya se pronunció, diciendo que debe ser así porque manejamos armas de fuego y estas son un monopolio del Estado que solamente se delega a unos cuantos particulares. En el caso de la vigilancia y la seguridad privada con unas connotaciones especiales, por lo que se ratifica deben ser connacionales. Ningún estado del mundo le delega las armas de fuego a los extranjeros”, indicó.

Parada afirmó que “extrañamente” el gobierno nacional a través de la misma Superintendencia de Vigilancia, permitió la entrada de las grandes multinacionales a la industria.

Esta es una de las razones que tiene la agremiación para solicitar al Gobierno una reforma al Estatuto de Vigilancia que garantice la seguridad jurídica del sector. “El decreto ley 356 de 1994, ya tenemos 23 años con esa norma, estamos desactualizados, no le imprime dinamismo a la industria. Le quita modernidad y no apoya la iniciativa privada. Se requiere una legislación que promueva más de apoyo al empresario”, agregó Parada.

EL SECTOR VIGILANCIA EN EL POSCONFLICTO

En el actual escenario de posconflicto en el que se encuentra el país, para la agremiación de entidades de seguridad privada surge otra preocupación más por la posible llegada de un importante número de desmovilizados a su sector.

“Por supuesto que el sector de la vigilancia y seguridad privada está de acuerdo con la paz, pero nos inquieta algunos mecanismos como se están implementando, entre ellos, que gente desmovilizada que viene de 60 años de conflicto venga el Estado y os arme vía vigilancia privada o como ya está pasando vía Unidad Nacional de Protección”, dijo el presidente de Andevip al respecto.

Agregó que “otra inquietud que surge entre los empresarios es que son el único sector con numeral propio en los acuerdos de La Habana. El numeral 3.4.10 le da la posibilidad a todos los desmovilizados y al nuevo partido de las Farc de comprar empresas de vigilancia y seguridad privada. Eso es un riesgo para la seguridad pública y la seguridad privada”.

Estas preocupaciones se discutirán durante la Feria Internacional de Seguridad, que tendrá lugar del 16 al 18 de agosto en Corferias. Allí, como parte de la agenda académica, se realizará un panel con los precandidatos presidenciales para analizar este y otros temas del sector.

De acuerdo con cifras de Andevip, en el último año el sector vigilancia tuvo ingresos operacionales cercanos a siete billones de pesos, y generó más de 275 mil empleos directos, lo que se traduce en un aporte de más del 1,3% del empleo formal nacional. Por esta razón, la reciente modificación al horario de trabajo en jornada nocturna también les preocupa a los empresarios.

Siga bajando para encontrar más contenido