‘En tiempos de incertidumbre no se puede creer que todo está bien’, Reeves

El experto, quien será uno de los conferencistas en la Asamblea de la Andi, plantea que es nocivo para una empresa creerse especial y sin comparación.

Martín Reeves

Martin Reeves, socio Sénior de Boston Consulting Group, y conferencista en la Asamblea de la Andi que concluye hoy en Cartagena.

¿César Melgarejo/Portafolio

POR:
Portafolio
agosto 10 de 2017 - 09:17 p.m.
2017-08-10

Las empresas deben cuidarse de la autocomplacencia; tener sentido de urgencia para ser autodisruptoras, para innovar y cambiar antes de que lleguen otros y las obliguen a hacerlo.

Esa es la recomendación del experto Martin Reeves, socio Sénior de Boston Consulting Group, al sector privado colombiano.

Cómo ser ganador en tiempos de incertidumbre, es el eje de la conferencia que dictará hoy en la cumbre de empresarios que realiza la Andi en Cartagena.

¿Qué incertidumbres enfrentan los empresarios hoy?

Tenemos las cotidianas, relacionadas con la respuesta de la competencia o la política de precios. Sin embargo, hay incertidumbres discontinuas o perturbadoras. Por ejemplo, el tipo de tecnología y su impacto, así como la influencia del orden geopolítico mundial en los negocios.

¿Eso aplica para los empresarios colombianos?

No soy experto en Colombia, pero me imagino que hay factores locales que afectan. Sin embargo, por el tipo de consultoría que he hecho en diferentes países, he encontrado factores universales. Por conversaciones con empresarios colombianos, efectivamente estas variables también afectan a las firmas nacionales. Es un error pensar que hay una situación única para un país y considerarlo así también afecta a las organizaciones.

Una empresa cree que es especial y que no tiene comparación y eso la puede afectar porque esa autocomplacencia es la que lleva a problemas en los negocios.

¿Cómo evitarlo?

Cuando se presenta una situación de estas, si se espera hasta que sea evidente, no hay nada que hacer y entre más tiempo se espere, la empresa tendrá más posibilidades de estar condenada al fracaso. Es muy importante hacer ataques preventivos y no pensar que todo está bien.

Existen seis formas de evitarlo. Una de ellas es estudiar los mejores casos del mercado.
Otra es hablar con los malos clientes. Puede que sea apenas el 3%, pero hay que conocer cuáles son sus preocupaciones, por qué se alejaron o qué pasa con los clientes de la competencia, todo con el fin de mejorar.

Otra propuesta sería diseñar escenarios de estrés para la organización y plantear posibilidades sobre cómo respondería.

¿Cuáles son las otras tres estrategias?

La cuarta recomendación sería construir juegos de guerra en los cuales dos equipos se defiendan y se presenten oposiciones a decisiones y políticas.

Estas prácticas permiten que las compañías piensen más allá de las soluciones cotidianas.

Otra manera de trabajar en esto tiene que ver con el estudio de factores perturbadores en otros países, con el fin de plantear cómo se enfrentarían si incidieran en su actividad.

Por último, aunque es un poco técnico, se sugiere entender las oportunidades de atacar considerando la fricción, entendida como todo aquel elemento adicional que impide o vuelve más lento el acceso de un cliente a la empresa.

¿La innovación y el emprendimiento son relevantes?

Se ha comprobado que la tasa de renovación de las ideas es el doble de lo que teníamos hace 20 años, y eso es crítico porque hay el doble de compañías y de ideas. Y cuando hablamos de tiempos de incertidumbre, como los que vivimos hoy, son fundamentales la innovación y el emprendimiento.

¿Qué papel juegan en este panorama las políticas públicas?

Efectivamente, afectan la salud de los negocios. Hay que tener en cuenta que el sector privado no puede esperar a lo que haga el Gobierno, sino que puede adaptarse y acomodarse al ecosistema en el cual se mueve. En todo caso, es válido el cabildeo para lograr medidas que le sean favorables.

Siga bajando para encontrar más contenido