Empresas: la rentabilidad social también cuenta

Las empresas comienzan a trabajar para cumplir las metas de desarrollo que las Naciones Unidas han propuesto.

...

Más de 100 ejecutivos entrevistados relacionados con las cadenas de suministro, en más de 70 organizaciones.

Archivo

Empresas
POR:
Portafolio
septiembre 23 de 2016 - 08:57 p.m.
2016-09-23

La equidad social empresarial ya no es una moda. Las empresas más importantes del mundo han comenzado a entender que la generación de oportunidades para todos es clave a la hora de sentar las bases para sus sostenibilidad.

En este sentido, la firma EY y Pacto Global de las Naciones Unidas realizaron un estudio que permite ver cómo las empresas de todo el mundo incorporan el concepto de sostenibilidad en sus cadenas de suministros, mientras adoptan compromisos corporativos relacionados con los derechos humanos, la ética, el ambiente, y las comunidades de las cuales extraen bienes y servicios.

“Las cadenas de suministros se tornan cada día más complejas. Por esto realizamos este estudio, para mostrar cómo empresas destacadas ya lograron beneficios al incorporar el concepto de sostenibilidad en las mismas”, aseguró Mathew Nelson, líder de los Servicios de Cambio Climático y Sostenibilidad (CCaSS) de EY.

Esto se sustenta en las Metas de Desarrollo Sostenible que las Naciones Unidas acordaron para 2030, las cuales no solo identifican dónde debemos estar en ese año para crear un mundo sostenible que no deje a nadie en el atraso, sino también resalta las oportunidades de innovación y los nuevos mercados para las empresas en todo el mundo.

En desarrollo de la investigación, EY y el Pacto Global de las Naciones Unidas, entrevistaron a más de 100 ejecutivos relacionados con las cadenas de suministro, las compras y la sostenibilidad, en más de 70 organizaciones.

En términos generales, los resultados muestran que al mejorar en el desempeño general aspectos como lo ambiental, lo social y la gobernanza de las cadenas de suministros pueden optimizar sus procesos, ahorrar costos, incrementar la productividad laboral, revelar innovaciones en los productos, lograr diferenciación en los mercados.

Lea también: Innovación desde la perspectiva del cliente

HALLAZGOS DEL ESTUDIO

1.Las empresas están invirtiendo en ellas, sin importar a qué sector de la economía pertenecen o en qué región del planeta estén.

Para lograrlo, están incorporando la capacidad de recuperación (elasticidad) y la responsabilidad en la gestión de sus cadenas de suministros. Los entrevistados reconocen que las compañías que tienen un punto de vista de corto plazo frente a la elasticidad o que ignoran la responsabilidad están expuestas a riesgos que puede impactar la continuidad del negocio.

2. Las empresas están dirigidas hacia el riesgo, principalmente, con aspiraciones a desencadenar oportunidades y beneficios estratégicos. Un tercio de los entrevistados está enfocado en ajustarse a una creciente cantidad de requerimientos regulatorios, y más de la mitad reconoce los beneficios estratégicos que dejan las cadenas de suministros sostenibles.

3.Las empresas diseñan su forma de abordar y gobernar sus cadenas de suministro para hacerlas sostenibles. Sin importar a qué área se le adjudique la tarea de la gestión sostenible de la cadena de suministro, tres cuartas partes de las compañías describen un enfoque de varias áreas para gestionarla.

4.Las compañías líderes ya comparten sus compromisos con sus proveedores. Existe un mínimo de estándares o guías del entendimiento de los riesgos del proveedor. Hay empresas que se enfocan en los riesgos y en el cumplimiento de las normas, las mediciones, los términos y condiciones contractuales y en una relación transaccional con los proveedores. Otras entienden los asuntos para priorizar a los proveedores.

Igualmente, hay empresas maduras, que adoptan los estándares de calidad más altos a escala global, usan programas de certificación y trabajan con los proveedores para encontrar áreas de mejora.

Finalmente, las empresas líderes consideran la sostenibilidad como parte de su cultura y su ADN.

5.La tecnología otorga visibilidad e influencia más allá del ‘Tier 1’. Esto significa analizar con detalle quién abastece a los proveedores, cómo y de dónde obtienen las materias primas y cuán sostenibles son sus procesos.

6.La colaboración es crítica para que las empresas logren mayores impactos. Trabajar con pares, asociaciones de industriales, gestores de estándares y ONG, permite mejorar sustancialmente las cadenas de suministros. El 70% de las empresas entrevistadas, señalan que las colaboraciones desde diferentes públicos interesados permite que se obtengan mejores resultados en a las cadenas de suministros.

De acuerdo con el estudio, las empresas logran así unir sus voces, minimizar las cargas para los proveedores, aprender de los líderes del sector, estandarizar herramientas en los sectores productivos, reducir costos y nivelar los esfuerzos para gestionar las mediciones y las auditorias de las mediciones, mientras crean soluciones innovadoras.

A MANERA DE CONCLUSIÓN

Antes del Pacto Global no había herramientas para mejorar los indicadores de sostenibilidad y las empresas del mundo entero no habían demostrado tanto interés por hacer que sus cadenas de suministros fueran más eficientes, gobernables y equitativas.

Al integrar las SDG, las empresas reducen su impacto negativo mientras mejoran su contribución al desarrollo de una agenda global en este sentido. De todas las empresas entrevistadas, el 37% de ellas han comenzado sus programas de implementación de SDG o ya lo tienen previsto para el futuro, vale anotar que están en una etapa temprana de adopción o de implementación.