Empresas mineras insisten en plan de choque

En el último trimestre del año pasado la mayoría de los subsectores de la industria minera sufrieron una desaceleración en su PIB. Solo se salvó el segmento de minerales no metálicos, que creció.

Para el sector carbonero, el 2014 arrancó con un alza en el PIB de 33,3 % en el primer trimestre.

Archivo particular

Para el sector carbonero, el 2014 arrancó con un alza en el PIB de 33,3 % en el primer trimestre.

Empresas
POR:
abril 08 de 2015 - 11:46 a.m.
2015-04-08

Las cifras detalladas por el Dane, sobre el comportamiento del sector minero y petrolero en el último trimestre del año pasado dejaron preocupados a los directivos de las compañías de esta rama y los reafirma en su petición de un plan de choque para solucionar las dificultades que tienen las empresas del sector para operar en el país.

Y es que las estadísticas de los últimos tres meses del año pasado muestran una desaceleración tan fuerte en la industria minero-energético que da para encender las alarmas.

Como se dio a conocer desde mediados de marzo, en total, el sector de minas y canteras decreció en el último trimestre del 2014 un 3,3 por ciento. Este segmento se divide en dos grandes partes: petróleo y minería.

Por el lado del petróleo la caída fue de 1,4 por ciento, y desde el punto de vista de la minería el descenso fue de dos dígitos: 10,3 por ciento.

De las subcategorías que conforman la industria minera, solo se salvó el segmento de minerales no metálicos (que incluye básicamente materiales de construcción) porque tuvo un alza en el PIB de 12,3 por ciento en el trimestre.

Mientras que el valor agregado del carbón perdió un 17 por ciento de su PIB, el de minerales metálicos (oro, plata y níquel) cayó en 1,7 por ciento en el trimestre.

“Los resultados del PIB del último trimestre fueron muy cercanos a los pronósticos que habíamos hecho. Es decir que se sabía que esto iba a pasar”, explicó Santiago Ángel Urdinola, presidente de la Asociación Colombiana de Minería, ACM.

Lo que le preocupa a futuro es que parece que los precios de las materias primas tampoco tendrán una recuperación notoria en el corto plazo.

“Se necesita tener un plan de choque para volver a tener crecimientos en la industria. El carbón el año pasado varió (en lo corrido del año 3,6 por ciento) lo que quiere decir que sí es posible que, mejorando las condiciones de operación de la industria y apoyando a las empresas que están produciendo, se mejoren los resultados”, explicó el vocero gremial.

El ministro de Minas y Energía, Tomás González Estrada, señaló que ante la situación del sector minero el Gobierno sí está tomando medidas encaminadas a facilitar la viabilidad de las empresas.

Mencionó dos de ellas: la primera es la modificación en el plan de desarrollo del canon superficiario, un monto que tienen que pagar las empresas para hacer exploración, de tal forma que se arranque con tarifas bajas, y ajustadas de acuerdo con el tamaño del área, que van creciendo con el tiempo. “La idea de esto es estimular la exploración, que sea costoso tener el área quieta”, explicó.

Y la segunda medida mencionada tiene que ver con una decisión que se tomó en la Comisión de Regalías para que los municipios productores (tanto de petróleo como de minerales) puedan invertir nuevos recursos en proyectos, concertados con la comunidad, para que “ayuden a viabilizar la producción, para que se vean los beneficios de las operaciones mineras”.

“Estos son dos ejemplos muy concretos, pero la discusión de las medidas no se ha agotado, hay cosas por fuera del plan, temas de competitividad que están en curso”, agregó González, quien precisó que ajustes tributarios también están sobre la mesa.

No obstante, el senador opositor del Centro Democrático, Iván Duque, criticó que las medidas que se han propuesto hasta ahora son como ‘poner parches a la llanta’ y que se necesitan soluciones estructurales para el sector.

“Hay que tomar unas medidas muy claras en aspectos tributarios en el sector minero-energético del país. Pero debo decirle que no es una buena práctica utilizar el Plan de Desarrollo como el vehículo para resolver problemas estructurales sin haber hecho una debida exposición en el documento de las bases, sobre cuáles eran los lineamientos de política estratégica”, aseguró el congresista.

Por otra parte, los pronósticos de la Asociación Colombiana de Minería indican que en el primer trimestre de este año, cuyos datos del PIB serán revelados por el Dane a mediados de junio, muestran que lo más probable es que no haya mayor variación en el comportamiento del sector minero para el arranque del año.

La razón, el entorno del sector en el primer trimestre del año no ha variado mucho, con relación al de finales del año pasado.

CONSTRUCCIÓN IMPULSÓ A LOS NO METÁLICOS

En el último trimestre del año pasado el único segmento del sector minero que registró un crecimiento positivo fue el de minerales no metálicos.

Salvo en el segundo trimestre, en el que esta rama tuvo una variación de 5,4 por ciento, en todos los demás periodos el crecimiento del PIB fue de dos dígitos, de tal forma que consolidó una variación de 10,6 por ciento durante el año.

“Efectivamente, las cifras consolidadas muestran esa tendencia, que tiene que ver con el buen desempeño del sector constructor”, explicó el presidente de Asogravas, Carlos Fernando Forero. Este sector es el que tiene menos peso en materia de generación de valor agregado para todo el renglón minero, pero sí tiene mayor relevancia en volumen. El año pasado en arenas, gravas, trituradas, gravillas, entre otros materiales de construcción, se produjo un total de 160 millones de toneladas. De acuerdo con el gremio Asogravas, en la próxima década el sector crecerá entre 6 y un 10 por ciento promedio anual. “Los proyectos de vivienda de interés social y las vías de cuarta generación que ya empezaron a construirse nos dan motivos para mantener el optimismo en estos pronósticos”, señaló el líder gremial.