En el día del café, campaña para impulsar la venta del grano en Colombia cierra su ciclo

En adelante, cada una de las empresas adoptará sus propias estrategias para estimular el consumo.

Café

Seguir con labores educativas y de investigación será clave para elevar más la preferencia por el café. 

Archivo Portafolio

Empresas
POR:
Portafolio
junio 26 de 2016 - 06:42 p.m.
2016-06-26

Da un giro la promoción de consumo de café, producto que este lunes celebra su Día Nacional.

El Programa Toma Café, que por seis años asumió esa labor por encargo de la Federación de Cafeteros y las grandes empresas del sector termina sus labores.

Ana María Sierra, quien desde su creación ejerció como su directora ejecutiva, explica que no se debe hablar del fin del Programa, sino de un nuevo ciclo en la promoción del consumo.

Señaló que en el 2009, los grandes actores de la cadena cafetera en Colombia se unieron y crearon Toma Café para reactivar y expandir un mercado que llevaba 20 años de contracción.

Hoy, el balance es positivo porque el sector es una categoría dinámica y en pleno crecimiento.

“Hacia adelante serán industria y productores quienes continúen, individualmente, la labor de promoción del consumo”, indicó Ana María Sierra.

Dijo que los cambios en la propiedad accionaria de compañías globales de café, y otros aspectos externos, conllevan fuertes presiones para la industria y los productores que hacen necesario elevar la competitividad.

A su juicio, las inversiones en promoción para conseguir diferenciarse y crecer en un mercado cada vez más competido, así como la continuidad de actividades educativas y de investigación, además de las inversiones publicitarias, serán clave para seguir elevando la preferencia por el café y mantener el crecimiento de la categoría en el país.

La dinámica positiva promovida por la promoción coordinada del consumo contribuyó a reactivar un mercado que se había contraído por 23 años: cambios estructurales en la caficultura mundial que trajo el fin del pacto de cuotas, unido a otros factores externos, contrajeron el consumo de café en Colombia que pasó de 1,9 millones de sacos de café verde de 60 kilogramos en 1986, a 1.2 millones en 2009. En el 2015 ese indicador quedó en 1,7 millones. Según Ana María Sierra, Toma Café, con el apoyo de numerosos aliados, contribuyó a reactivar el consumo que creció un 33% entre 2009 y 2015.

Las ventas estimadas de café en Colombia ascienden a 3,5 billones de pesos.