Entrada de taxis de lujo estaría cerca ¿Qué dicen sus competidores?

Aplicaciones como Cabify señalan que la entrada de los taxis de lujo no son una solución para el transporte. Dicen que amplían el monopolio.

Taxis de lujo

Así lucen los taxis de lujo o taxis negros que circularían en Bogotá al finalizar el año.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
junio 08 de 2017 - 11:50 a.m.
2017-06-08

Tras el pronunciamiento del secretario de Movilidad del Distrito, Juan Pablo Bocarejo, en el que anunció que antes de finalizar este 2017 rodarían los primeros taxis de lujo o taxis negros en la capital, empresas como Cabify han señalado que este modelo no es la solución para mejorar la demanda y que, por el contrario, aumentaría el monopolio en el transporte.

De acuerdo con esta plataforma tecnológica, con la entrada de estos taxis de lujo, la demanda no mejorará porque tendrían que salir de circulación varios taxis amarillos que hoy ruedan en la capital.

“En la actualidad, solo en Bogotá, la cifra aproximada de taxis amarillos rodando es de 52.000. Entonces, para que el servicio de taxis de lujo sea atractivo y eficiente, se tendrían que chatarrizar en la ciudad por lo menos la mitad de los taxis amarillos que hay hoy y unos 200.000 vehículos a nivel nacional”, indicó Cabify, al conocer las declaraciones de Bocarejo.

(Uber no podrá ofrecer servicios de taxi de lujo). 

Según el secretario de Movilidad, se están ultimando detalles para la puesta en marcha de la operación de los taxis negros. Entre otras cosas, afirmó, solo hace falta definir temas como las tarifas y si les concederán a los taxistas el deseo de aceptar el pago en efectivo y que el taxi pueda ser tomado en la calle.

Para Cabify, los propietarios de taxis no estarían dispuestos a chatarrizar un vehículo de unos 25 millones de pesos para comprar uno que cueste el doble.

De acuerdo con Cabify, estos taxis de lujo parecen “pañitos de agua tibia para engañar al usuario y un dulce para contentar a un monopolio anticuado que está acostumbrado a mandar la parada en el sector transporte y que ha hecho con el Ministerio de Transporte lo que ha querido”.

“En repetidas ocasiones hemos planteado, por ejemplo, la posibilidad de acabar con el concepto de “cupo” y crear más bien un impuesto de rodamiento que paguemos tanto apps como taxis. Entendemos que los propietarios de taxi han pagado una alta suma por un cupo de taxi, pero lo que les ha costado el cupo podría convertirse en un crédito que los eximirá del pago de este impuesto hasta que complete el valor del mismo. Sería un impuesto nuevo cobrado por kilómetros recorridos y estableciendo tarifas competitivas acordes a la ciudad o región en la que se esté operando. Aún no generaría pérdidas por estos cobros faltantes e incluiría a todos los actores de esta discusión”, indicó Cabify.

Frente a este tema, los voceros de Uber señalaron que: "Perseguir conductores de Uber no es la solución. Expertos como ProBogotá resaltan la importancia del diseño de una regulación que permita la consolidación de las nuevas tecnologías para la prestación de servicios de transporte entre particulares, que a su vez coexista con el esquema tradicional de prestación de servicios de taxi. La actual regulación sobre taxis de lujo no incluye a las plataformas tecnológicas como Uber, tanto la SIC como la Corte Constitucional lo reconocen".

(Lea: Uber critica decreto de los taxis de lujo). 
(Mintransporte expide resolución para el transporte de lujo).