‘Teníamos en la mira proyectos cuyas licencias negaron’

La presidente de Acolgen pide al Gobierno que se diseñe una reglamentación vía ley de la República para ofrecer normas claras para consultas previas.

Ángela Montoya

Expandir el parque de generación con un tema que se considera muy importante y es la neutralidad tecnológica

Archivo particular

POR:
Portafolio
febrero 12 de 2017 - 12:03 p.m.
2017-02-12

Para que los futuros proyectos de generación eléctrica se ejecuten de forma eficiente, es necesario que el Gobierno Nacional haga un acompañamiento a nivel de consulta previa y en licencias ambientales.

La afirmación la hizo Ángela Montoya Holguín, presidente ejecutiva de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía (Acolgen) al precisar que no solo debe haber reglas claras en materia de seguridad jurídica, las cuales deben ir sincronizadas con el desarrollo, para que no suceda el caso del proyecto Cañafisto, que fue cancelado porque en última instancia le fue negada su licencia ambiental.

¿Cuál es el panorama del sector generador para el 2017?

Teníamos en la mira unos proyectos cuyas licencias han sido negadas. Actualmente la Upme tiene 138 inscritos. Pero para que estos se desarrollen es necesario el acompañamiento del Gobierno Nacional a nivel de consulta previa, licencias ambientales, entre otros trámites jurídicos para que se ejecuten de forma eficiente.

¿Qué pide Acolgen con respecto a los vacíos en las normas jurídicas que han paralizado proyectos?


Son varios aspectos. En el tema de las consultas previas se necesita urgente una reglamentación vía ley de la República para diseñar una normatividad clara. El sector eléctrico ha demostrado que es un cumplidor de las normas y de hecho cuando las licencias ambientales son otorgadas.

¿Cómo se aplicaría esta reglamentación?

Básicamente para un inversionista, sea cual sea su origen, es importante contar con unas reglas de juego adecuadas que comprometan el respeto hacia las comunidades, pero que no frenen el desarrollo.

¿Y en licencias ambientales?


En cuanto a licencias ambientales, el sector es respetuoso de la ley y en este caso de los conceptos sobre la materia. Pero es importante hacer un llamado a que las licencias ambientales sean estudiadas, negadas o aprobadas, con tesis netamente ambientales.

¿Desde Acolgen que solicitud le hacen a las Altas Cortes?

Es importante tener en cuenta que los fallos de las Altas Cortes deben ir de la mano con el desarrollo del país. Este es un sector que provee un servicio público. Y por brindarlo se establece que ese desarrollo no se frene porque en un próximo fenómeno de El Niño hay que estar preparados con la suficiente generación de energía para poderle cumplirle al país.

¿Cuántos proyectos se han visto afectados por el tema de las consultas previas o las licencias ambientales?

Un ejemplo es el megaproyecto Cañafisto (Isagen), al cual lo único que le hacía falta para comenzar era la expedición de su licencia ambiental. Este proyecto se canceló porque la negación de la licencia fue en última instancia. Era de tal magnitud que su capacidad estaba calculada en 930 megas y su etapa de construcción estaba prevista para seis años.

¿Que viene para el sector en el 2017?

Estudiar como se va a expandir el parque de generación con un tema que se considera muy importante y es la neutralidad tecnológica. Esto quiere decir que es un mercado en competencia, y podría entrar cualquier tecnología limpia enfocándose en no perder las calificaciones mundiales (COP21).

¿Cuáles son los nuevos retos para el sector generador?


Los retos están en cómo incorporar a la matriz actual las energías renovables. Aquí hay un abanico de posibilidades como las energías eólica, geotérmica, solar y biomasa. El articular estas energía debe ser de manera eficiente, equitativa y respetando la neutralidad tecnológica.

¿Como está el país en cuanto a generación por energías renovables?


Rezagado. Hay varias empresas internacionales que están interesadas en entrar al país para desarrollar megaproyectos de generación eólica y que poseen experiencia en otros países como Chile o Costa Rica. También otros lugares del mundo le han apostado a esta tecnología.

¿Por qué no ha avanzado las energías renovables?

Por un tema de precio y competencia. Colombia posee precios bajos en la generación de energía eléctrica, por el contrario las energías renovables son de alto costo. Pero en el mundo, la innovación tecnológica ha reducido hasta en un 65% sus costos de producción. Por eso estas energías renovables han entrado más fácil en otros países.

¿Es posible que sean una realidad en Colombia?


En condiciones de mercado y bajo esquemas de competencia ya pueden entrar a competir con cualquier tipo de tecnología en el país. Los costos de inversión han caído considerablemente. Esto puede ayudar a que este tipo de energías sean consideradas en la matriz energética.

¿Cuál es la propuesta a la Creg, que está recalculando el precio de escasez?

Es concreta. El precio de escasez debe calcularse en la fórmula no con combustibles líquidos (fuel oil 6), sino con gas natural importado ya que presta el mismo servicio pero a un menor costo. Aquí lo que hay es un tema de precio y de eficiencia. Y las empresas generadoras las llaman a producir por precio/eficiencia.

Siga bajando para encontrar más contenido