‘El empresariado debe actuar más en lo público’

Carlos Alberto Moreno, gerente de la constructora Contein, hace un balance
de dos años de ejercicio al dejar la presidencia del Foro de Presidentes.

Carlos Alberto Moreno Neira, presidente del Foro de Presidentes y gerente de la empresa constructora Contein.

Carlos Alberto Moreno Neira, presidente del Foro de Presidentes y gerente de la empresa constructora Contein.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 09 de 2016 - 02:08 a.m.
2016-03-09

El empresario Carlos Alberto Moreno, gerente de la constructora Contein, deja la presidencia del Foro de Presidentes que ejerció por dos años.

Este jueves, sus miembros elegirán a su sucesor.

Moreno dice es hora que esa institución independiente piense en involucrarse en los temas públicos para buscar la sostenibilidad y el crecimiento del país a largo plazo.

¿Cómo se ha fortalecido el Foro de Presidentes?

El Foro de Presidentes es una institución independiente que nació hace 26 años, formada por empresarios de distintos sectores que deciden unirse para temas de crecimiento personal, empresarial y ciudadano. Somos una especie de consultores sobre los temas que tenemos que hacer o que giran alrededor del empresariado, porque somos un grupo multidisciplinario.

El foro tiene casi 200 miembros de diferentes sectores.

¿Cuál es el balance de su gestión de dos años al frente del Foro?


Durante estos dos últimos años, después de tener el honor de ser nombrado Presidente, tras una selección entre todos los presidentes, el Foro empieza a crecer porque tenemos un lema que es ‘Construir sobre los Construido’ con una política en la que creemos, y que se debería aplicar en todo: la gobernabilidad del país. Ojalá que todas las políticas fueran como las que hay en el Foro y que existiera una política de Estado y no una política de turno.A cualquier ciudadano y a cualquier empresario le interesa la sostenibilidad y el largo plazo para garantizar la sostenibilidad y el crecimiento.

¿Qué destaca en concreto de estos dos años?


El fortalecimiento de las juntas de mejoramiento que son compuestas por miembros del Foro, como una junta directiva de cada una de las empresas para formar un gobierno corporativo que fortalezca cada compañía, apoyados totalmente por miembros de distintos sectores. Esto hace que la visión que se aplica en la empresa sea una visión mucho más interesante porque tiene muchos más puntos de vista. El gobierno corporativo siempre es fundamental para el crecimiento de las empresas.

¿Cuáles son las preocupaciones que tiene hoy el empresariado?

La preocupación gira en torno a que el precio del petróleo vaya bajando y, por consiguiente, el precio del dólar subiendo. Eso cambia la economía del país, cambia los recaudos del Gobierno, cambia el gasto público y la inversión pública. Pero precisamente el empresario colombiano ha sido toda la vida recursivo, tal vez por lo que hemos nacido y nos hemos hecho en este entorno. Oímos decir que los precios del petróleo no van a bajar más. En todo caso, hay sectores que están perfectamente impulsados: la infraestructura, la construcción, el turismo. Hay que impulsar las exportaciones.

Hay preocupaciones, pero también la gran fortaleza nuestra es el capital humano.

¿Cree en la mejoría de la industria nacional?

Sí. Hay un optimismo que sale de las entrañas y la necesidad de cambio. La industria fue muy golpeada por las importaciones. El hecho de que en este momento salga a competir nuevamente y tenga un dólar más fuerte le permite tener mayor capacidad exportadora, pero nos toca crearla. Eso no es de un día para otro. Mientras se recupera el mercado externo, mientras se recupera el mercado nacional y mientras se adoptan máquinas y se genera mayor producción, se gasta un tiempo. Entonces esa recuperación no es inmediata y se debe dar en el largo plazo y se tiene que dar con sostenibilidad, Ahí creo que al Gobierno le toca mirar y fijar ciertas reglas para poder incentivar al empresariado colombiano para que vuelva a invertir en productividad.

¿Cuál es el reto del Foro de Presidentes?

Hay que seguir en nuestra tarea de ‘Construir sobre lo Construido’. Ojalá, en línea con lo que ocurre a nivel mundial, el empresariado empiece a actuar un poco en lo público, sin necesidad de que se meta en la política, pero empezar a ser más fuerte en lo público, precisamente para lograr que se mejoren muchas situaciones.

Por ejemplo, un tema que vemos fuertemente combatir en otros países es la corrupción.
No podemos tapar los ojos porque aquí en Colombia también hay temas de corrupción. Afortunadamente, son menos los corruptos y somos más los decentes.

¿Buscan fijar posición en temas de coyuntura?

Pensaría que en un momento determinado sí. Nosotros no somos gremio, somos un grupo independiente y no estamos casados ni amarrados con ningún sistema productivo, ni con ningún tema político. El hecho de que tengamos esa independencia nos permitiría empezar a generar ciertas posiciones, basados en la experiencia y en nuestro reconocimiento, siempre pensando en el crecimiento del país.

¿En el Foro de Presidentes qué se comenta sobre la paz?


Sobre ese tema estamos trabajando en dos frentes, fundamentalmente.

El primero, es relacionado con la Agencia Nacional de Reinserción.

Hay varias empresas del Foro que están contratando reinsertados con excelentes resultados para trabajar en las compañías.

En general, son personas que aprovechan la oportunidad que les da el sector privado para entrar a la vida productiva.

El segundo frente tiene que ver con un tema que en el Foro de Presidentes hemos analizado.

Estamos conscientes de que la paz se consigue, no solo con la firma de los acuerdos con la guerrilla, sino con alternativas de trabajo.

Tanto el Gobierno como los empresarios deben procurar, al unísono, oportunidades para los colombianos.

Eso implica mejores ingresos, más puestos de trabajo, más educación, más salud y mejoría en la condición de vida.

En la medida en que en todos los rincones del país, no solo en las grandes ciudades, se generen oportunidades habrá una consecución real de la paz. El reto es poner a producir a Colombia porque entre más produzca Colombia más paz habrá.

También hay que trabajar por la moralización del país.

Ese facilismo que se ve en muchos casos se debe reemplazar por valores éticos profundos, en todos los niveles de la sociedad.