Operación externa aporta casi el 50% de las ventas de Nutresa

“Los empresarios competimos por el bolsillo del cliente, que ya no alcanza para todo”, dice Carlos Ignacio Gallego, presidente del Grupo.

Carlos Ignacio Gallego, presidente de Nutresa, dice que ya tienen 12.000 empleados fuera del país.

Carlos Ignacio Gallego, presidente de Nutresa, dice que ya tienen 12.000 empleados fuera del país.

Archivo Portafolio

Empresas
POR:
congom@portafolio.co
mayo 22 de 2016 - 07:00 p.m.
2016-05-22

Con un monto de 851.338 millones de pesos, el Grupo Nutresa registra en sus ventas al exterior cerca de la mitad de los ingresos totales que sumaron en el primer trimestre de este año, por 2,1 billones de pesos.

De esta manera, Carlos Ignacio Gallego, presidente de la compañía, reporta un buen momento para la firma y analiza la coyuntura del mercado colombiano.

¿Cuál es el balance del primer trimestre?

Grupo Nutresa tuvo un primer trimestre muy bueno, con un crecimiento en ventas muy sólido de 21,9 % frente al año anterior. En Colombia crecimos 15,6 % y cuando miramos lo orgánico, sin adquisiciones, fue de 9,2 por ciento.

¿Cómo analiza el entorno en ese desempeño?

El año anterior hubo algunos insumos con aumentos de precios significativos. Cuando hay inflación, los bienes disponibles en el mercado se vuelven más costosos, pero en alimentos y en consumo masivo donde participamos, tenemos una dinámica favorable. En Colombia llegamos a una participación de mercado ponderada del 61,2 %, más alta que la del año anterior.

¿Cómo ha sido la estrategia de precios?

El año anterior el país tuvo una presión a mayor inflación, por el efecto sobre los productos agrícolas, por la falta de las lluvias, y por los insumos cuyos costos están ligados al dólar.

Sufrimos ese impacto era imposible aplicar un alza generalizada.

Uno lo que hace es analizar referencia por referencia en cada categoría, en cada canal y en cada geografía y hace los aumentos que le permitan una rentabilidad adecuada. Esto, en muchos casos, implica que uno tenga que absorber alguna inflación, pero en parte lo compensan esfuerzos de productividad interna.

¿Qué ve hacia futuro?

Esperaría que la inflación empiece a disminuir. Así, todos los bienes del mercado deberían ir moderando sus aumentos de precios.

En la medida en que se modere la inflación este año vamos a tener muchos menos incrementos de precios que en el pasado, incluso, en algunos casos, disminuciones.

¿Cuál es el panorama en los mercados externos?

Al cierre del primer trimestre las ventas internacionales fueron por primera vez el 40,5 por ciento del total de las ventas.

Queremos ser un grupo multilatino, con Colombia como nuestro país de origen. Ya tener el 40,5 por ciento de las ventas es significativo y nos estamos acercando a la mitad del total. Después de Colombia, la segunda geografía para nosotros en importancia es Centroamérica con el 10,1 % de las ventas.

La tercera es Estados Unidos (9,3 %). Y la cuarta es Chile (8,6 %). Fuera de eso vendemos en cerca de 70 países y exportamos de Colombia a más de 50. No hay que olvidar que operamos en Malasia y China. Tenemos más de 12.000 empleados por fuera del país y estamos explorando geografías para ver en qué otros territorios podemos actuar.

"No es el momento de frenar las inversiones y nosotros creemos en nuestro país".

COMPARTIR EN TWITTER

Por ahora estamos muy concentrados en los países que concentran la Alianza del Pacífico, en el sur de Estados Unidos, principalmente en Texas, y en Centroamérica y el Caribe.

¿Cómo han cambiado los hábitos de consumo?

Todos los empresarios competimos por el bolsillo del consumidor, que ya no alcanza para todo, y que sacrifica unas cosas para comprar otras. También cambia los lugares para hacerlo. Creemos que el consumidor mira el mercado con el criterio omnicanal: no siempre compra de la misma manera. Unas veces compra en tienda de barrio, va al gran supermercado, recurre a la vecina que tiene un catálogo o pide un domicilio. Pero en general, en alimentos en la medida en que la inflación ceda, recuperaremos volúmenes.

¿Se resiente la compra de alimentos ‘premium’?

Yo diría que la compra de los alimentos de altos desembolsos se resiente algo porque hay productos ‘premium’ de mayor acceso. También hay consumidores que ahorran en otras cosas para premiarse y darse gusto.

Pero en estos momentos de cambio, el conocimiento del mercado, el desarrollo de estrategias para servir de la mejor manera a ese consumidor, la innovación y las buenas estrategias de mercadeo, hacen que lo que pudiera ser una crisis sea más una oportunidad.

¿Cuál es la categoría de más retos?

Estamos en 8 negocios básicamente: las carnes procesadas, las galletas, los chocolates, los cafés, las pastas, los helados. Cada uno tiene unas condiciones de elasticidad precio-demanda distintas.

Diría que desde el punto de vista de inflación y costos el negocio de chocolates ha tenido un reto muy grande por los precios del petróleo a nivel internacional y por los efectos de los costos del azúcar en Colombia.

Pero es un negocio que crece, que vende bien. En general tenemos negocios muy saludables.

El de galletas ya vende más por fuera que por dentro de Colombia, y eso es algo que quisiera destacar.

¿Cómo va la ejecución de las inversiones?

Hablamos de 382.000 millones de pesos que iban a inversiones que mejorarán la productividad de la compañía.

Al cierre del primer trimestre ya habíamos ejecutado 54.850 millones de pesos y seguimos con nuestro plan, que es ambicioso porque venimos dedicando recursos para prepararnos para un mercado como el colombiano, en el que uno tiene que planear negocios para el mediano y el largo plazo y gestionar la coyuntura.

No es el momento de frenar las inversiones, y nosotros creemos en nuestro país.

¿Es optimista sobre la mejoría de la industria?

Creo que en general sí hay una tendencia positiva, la mayoría de los industriales con los que uno conversa opina que el sector está teniendo un buen año, no con cero riesgos.

Es muy importante para que se mantenga, y para que se acreciente esa tendencia positiva, que el Gobierno presente la propuesta de reforma tributaria, en la que se amplíe la base tributaria y se reduzca la tasa de impuestos corporativa para que el país siga siendo competitivo.

Yo creo que si bien en el corto plazo la crisis petrolera es dura, es valioso que en el mediano y largo plazo tengamos un país más equilibrado y que otros sectores como la industria puedan aportar. Lo que vemos es que el Gobierno está haciendo un esfuerzo por acompañar esos otros sectores, entre ellos la industria, con estrategias de exportación y la eliminación de trabas.