Alrededor de 230 mataderos bovinos serán cerrados por el Invima

Normalización de plantas de sacrificio, calidad en exportación de productos y trabajos en eficiencia y transparencia, los retos del Invima este año.

Javier Humberto Guzmán Cruz, director general del Invima.

Javier Humberto Guzmán Cruz, director general del Invima.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
mayo 12 de 2016 - 11:29 p.m.
2016-05-12

Promover y proteger la salud de las personas que consumen los productos nacionales dentro y fuera del país es y será la meta principal del Invima para el 2016, así lo mencionó Javier Humberto Guzmán Cruz, director general de la entidad.

Por ello, según comenta, los mataderos bovinos que no cumplan con unos estándares determinados serán cerrados luego del 8 de agosto del presente año.

Además, en conversación con Portafolio detalló los retos a cumplir en el 2016, entre ellos está el de llegar a 15 mercados más, hacia los cuales se espera comercializar lácteos, carnes, entre otros.

¿En qué se encuentra trabajando el Invima?

La entidad tiene muchos retos, el principal para este año es que lo que hagamos promueva la salud de los colombianos y mejore el estatus sanitario del país, debemos hacer que los productos de origen nacional que se consumen dentro y fuera del país sean seguros y eficaces, y allí hay un punto importante por abordar, la normalización de los mataderos.

¿Cómo va el proceso?

Para que un producto de consumo humano se pueda comercializar debe cumplir unos requisitos, en relación con las plantas de sacrificio esto está dado por un decreto, el 1500 del 2007, con el cual se determinan los estándares sanitarios que se deben tener.

Después de ocho años largos de implementación del decreto, este entra en vigencia el 8 de agosto del 2016, luego de esta fecha los mataderos que no cumplan serán cerrados.

¿Y en qué va ese cumplimiento?

Algunos no han cumplido con ciertos estándares e inversiones, por lo cual los vamos a empezar a cerrar gradualmente. En el país hay 394 mataderos de carne bovina – son diferentes a los porcinos y de aves– de esos hay 195 dentro de los planes de racionalización. Vamos a empezar el cierre con aquellos que no están incluidos dentro de los planes, que son aproximadamente 233.

De la misma manera estamos trabajando en las plantas avícolas y porcinas, pero el grueso fuerte de irregularidades está en la de bovinos.

¿Con las plantas que cumplieron qué sigue?


Haremos visitas de inspección, vigilancia y control permanentemente en las plantas para garantizar la calidad de la carne.

En el caso de medicamentos y de alimentos, ¿en qué están trabajando?

La implementación de la nueva regulación en relación al registro sanitario de medicamentos es el aspecto fundamental en este sentido; este tiene dos aristas, la primera es que hay un nuevo decreto que dice cómo se deben registrar los medicamentos biológicos, el 1782 del 2014, el cual no se ha implementado, y el reto ahora es la adopción del mismo.

Lo otro grande en lo que trabajamos tiene que ver con la implementación del Plan Nacional de Desarrollo, que en su artículo 72 dice que para que el Invima pueda expedir un registro sanitario en medicamentos, tiene que haber una determinación de precio por el Ministerio de Salud, que es secundaria a una certificación de valor terapéutica, eso quiere decir, que el Invima tiene que articularse con el Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud, el cual hace la valoración en tecnología para que podamos tener un registro, en los mismos tiempos que tenemos en este momento, pero con un precio determinado por el Ministerio de Salud.

¿Y en cuanto a los estándares de exportación?

El Invima es una agencia sanitaria nivel 4 por la OPS, somos agencia de referencia regional, eso significa, que países como Ecuador o El Salvador reconocen los registros emitidos por el Invima y aceptan los medicamentos, en otros caso, por ejemplo en alimentos, muchas veces nos toca no solo mostrar los estándares sanitarios, sino hacerles modificaciones para que los acepten, así que estamos haciendo modificaciones para lograr los requisitos que pide, por ejemplo, Estados Unidos.

¿Cómo va la entrada a otros mercados?

El año pasado abrimos 8 mercados, ya se puede exportar pollo a Japón, derivado lácteos a china, y carne bovina a Jordania. Para este año tenemos como meta abrir 15 mercados de los cuales, a mayo, ya tenemos abiertos cinco.

Cuénteme de los temas de eficiencia y transparencia

Nosotros como entidad recibimos cerca de 175 mil trámites al año, y nuestro compromiso es mejorar la eficiencia y el servicio, tener efectividad en atención al ciudadano, automatización de los servicios, poder reducir los tiempos mediante a la automatización de los trámites.

Destacamos un trabajo importante en puertos, donde queremos hacer inspecciones basadas en riesgo, creemos que podemos reducir hasta un 30 % las inspecciones con un perfilamiento del riesgo, en eso trabajamos con la Dian.

Lamentablemente, y aunque tenemos 20 años de trabajo en el Invima, la percepción que tiene la gente sobre nosotros no es siempre positiva.

¿En que están trabajando para mejorar eso?


Internamente tenemos una Secretaría de Transparencia para hacerles seguimiento a los casos, además de prevenir y diagnosticar cuáles pueden ser los riesgos de corrupción.

Por otra parte, estamos en una campaña para que la gente de Colombia sepa que nosotros promovemos y protegemos la salud de los colombianos, por eso a mediados de junio vamos a lanzar una serie en la web, con la cual esperamos dar a conocer con mayor claridad el rol del Invima. La serie se llama Lo que no deben hacer los colombianos.