Epiroc: alta tecnología de perforación que mueve montañas

La firma sueca será protagonista en la construcción del túnel del Toyo, en Antioquia, obra que tendrá una longitud de 10 kilómetros.

Epiroc

Portafolio estuvo en la planta de Epiroc, en Suecia, para conocer los productos de la compañía. En Estocolmo, en la mina Sickla, hay una sala subterránea para reuniones especiales.

Cortesía Epiroc.

POR:
Portafolio
enero 22 de 2018 - 08:39 p.m.
2018-01-22

Epiroc nació grande y con experiencia. Esta compañía sueca recién constituida como filial del Grupo Atlas Copco, se dedica a la excavación para minería y obras civiles. Es más, solo a partir del presente año comienza a operar de manera independiente, pero ya está alista para realizar trabajos en Colombia. La firma será protagonista en la construcción del túnel del Toyo, en Antioquia, obra que tendrá una longitud de 10 kilómetros.

(Lea: Los minerales colombianos seducen a empresas suecas)

Portafolio estuvo en la planta de Epiroc ubicada en Örebro, donde la compañía avanza en diversos proyectos de investigación que buscan mejorar la eficiencia y ofrecer soluciones ambientalmente sostenibles.

Aunque solo en el 2017 se inició el proceso administrativo para el nacimiento de la empresa, los orígenes de Epiroc datan de 1873 (hace 145 años) cuando Oscar Wallenberg fundó a Atlas Copco para producir herramientas para la red ferroviaria sueca. Sin embargo, 32 años después le dio un giro a su negocio: fabricó el primer taladro martillo que catapultó a la empresa a buscar sus ingresos bajo tierra.

(Lea: A invertir en tecnología si quiere crecer como empresa

A partir de ese momento inició un acelerado proceso de expansión, hasta el punto de dar el salto al mercado internacional, gracias a que recibió los primeros pedidos de equipos de otras partes del mundo. Finlandia se convirtió en el primer país donde se produjeron piezas y herramientas que luego de muchos años se convirtieron en productos de Epiroc.

Uno de sus hitos históricos fue la solicitud hecha por el Gobierno sueco para que excavara refugios en caso de ataques durante la segunda Guerra Mundial.


En el propio Estocolmo, el grupo Atlas Copco es el dueño de la mina Sickla, donde hoy existe un museo y además, aún se realizan pruebas de algunos de sus equipos. Esta mina está ubicada de la sede principal de Atlas Copco en la capital sueca. En su interior, el museo consta de oficinas, una sala de lujo para conferencias, exposición fotográfica, y maquinaria y equipo pesado utilizado en la explotación minera. Se trata de un recorrido que les permite a los visitantes conocer la historia de la empresa.

La experiencia de Epiroc ha sido construida a través de Atlas Copco en distintos países, donde sus equipos han sido protagonistas en la construcción de túneles para carreteras y minas reconocidas a nivel mundial. Un ejemplo de ello es el túnel Rimutaka, el más grande de Nueva Zelanda.

INNOVACIÓN

La historia indica que Epiroc tiene en su ADN la innovación. En efecto, Atlas Copco, la empresa que le dio vida a esta compañía dedicada a la investigación y producción de maquinaria pesada para la perforación de rocas superficiales y subterráneas, ha sido pionera en la producción de equipos como el taladro mecánico y la perforadora hidráulica.

En el 2005 produjo el primer taladro de superficie silencioso, que permite operar en zonas densamente pobladas.


Cualquiera creería que la excavación de alto nivel se realiza a punta de fuerza y potencia, pero la realidad es que la innovación y la tecnología son claves en este negocio. Por eso, Epiroc avanza en la fabricación de equipos que usan energía eléctrica. Ya están en el mercado los cargadores eléctricos que reducen el consumo de energía en un 80% y garantizan una operación más segura, eficiente y sostenible. Además, dispone de un equipo de perforación de túneles que no requiere detener la máquina para realizar el cargue de los vehículos que sacan el material, sino que realiza el cargue de manera automática y simultánea. Sus equipos inteligentes permiten ahorrar hasta el 50% de consumo de combustible, en comparación con la maquinaria tradicional.

EN COLOMBIA

En Colombia, Epiroc participará, a partir de este año, en la construcción del túnel del Toyo, en Antioquia, una obra que le romperá el corazón a las montañas paisas, para acortar el camino hacia las costas de Urabá, a través de los proyectos Mar1 y 2. Epiroc pondrá a disposición de los concesionarios la más alta tecnología de perforadoras subterráneas Boomer de hasta tres brazos y lanzadores de concreto Meyco.

La compañía espera facturar más de 50 millones de dólares en el 2018 en proyectos de infraestructura y minería en Colombia, y acaba de instalar en Medellín su principal centro logístico y taller de servicio técnico, para brindar soporte a todo el país, desde Medellín.

Según Chris Heap, gerente de Epiroc, “somos una nueva compañía pero con una historia de más de 30 años en el país. Estamos orgullosos de seguir siendo parte de esta transformación vial con tecnología de vanguardia y con respaldo permanente a la mayoría de los proyectos que se están desarrollando actualmente y los que están por comenzar”.

Siga bajando para encontrar más contenido