EPM, con un papel clave en la innovación

Para la compañía, “el compromiso con la excelencia y el servicio es parte del ADN”.

Edificio de EPM en Medellín.

Archivo EL TIEMPO

Edificio de EPM en Medellín.

POR:
mayo 30 de 2013 - 09:58 p.m.
2013-05-30

La creencia de que el desarrollo científico y tecnológico es fundamental para ser líder en los mercados nacionales e internacionales, unida a una vocación de servicio y de construir país, ha llevado a Empresas Públicas de Medellín (EPM) a ser una de las más innovadoras de Colombia.

Este año, en el que por primera vez se incluye la categoría de innovación en la encuesta Élite Empresarial, EPM lidera la lista, seguida de Coca-Cola Femsa y el Grupo Bancolombia. La empresa no solo ha recibido algunos de los más prestigiosos galardones por la calidad de sus servicios, sino que tuvo una participación importante en varios de los proyectos que hicieron que Medellín fuera nombrada 'La Ciudad más Innovadora del Mundo' a finales de febrero.

Entre ellos estuvieron el centro de innovación y negocios Ruta N y las plantas de tratamiento de aguas residuales de San Fernando y Bello, para sanear el río Medellín. Desde el 2004, cuando la empresa formalizó su política de innovación, 0,6 por ciento de sus ganancias anuales se destina a la investigación y desarrollo, cifra muy cercana a los 50 millones de dólares anuales que van a proyectos de impacto social, creación de centros de investigación y alianzas estratégicas con la academia y la empresa privada. Pero para el gerente de EPM, Juan Esteban Calle, la innovación está presente desde la misma fundación de la empresa en 1955. Se trata de una entidad pública que desde su nacimiento fue autónoma financiera, técnica y administrativamente, y cuyo modelo de negocio mezcla lo mejor de los mundos de lo público y lo privado: la eficiencia y una vocación de servicio.

“Nuestro objetivo es promover la innovación aplicada, y el desarrollo de soluciones que mejoren la calidad de vida de todos nuestros clientes y contribuyan a tener un impacto en la competitividad y sostenibilidad del país –dice Calle–. Nuestros proyectos generan beneficios tangibles”. Entre ellos se destacan el modelo de energía prepago, que después de tres años de estar en funcionamiento les lleva el servicio a 130.000 hogares de estratos uno, dos y tres; el de agua prepago, para el cual ya se realizó un piloto con 300 familias y espera estar en funcionamiento este año; y el de electrificación rural mediante paneles solares, que les llega a 65.000 familias en municipios alejados de cinco departamentos.

ALIANZAS CON LA ACADEMIA

Por otro lado, EPM se alió con las universidades Pontificia Bolivariana, Nacional (sede Medellín), la de Antioquia, y el Instituto Tecnológico Metropolitano, para crear el Centro de Investigación e Innovación en Energía (Ciien), enfocado en crear soluciones para el mercado energético. Y es parte de la Alianza Regional para la Investigación en Tecnologías Informáticas y de Comunicaciones Aplicadas (Artica).

"No solo buscamos la excelencia técnicas sino que estamos comprometidos con prestar un servicio a la comunidad” –afirma Calle–. “Detrás de nuestros proyec- tos siempre hay un propósito superior: construir un país, una ciudad y una sociedad más equitativas. Somos muy conscientes de que nuestro trabajo diario tiene un impacto en las comunidades. El compromiso con la excelencia es parte de nuestro ADN”, dice.

Siga bajando para encontrar más contenido