Época electoral afectará a proveedores de útiles y papelería

Las restricciones afectan establecimientos educativos, notarías, juzgados y oficinas adscritas al Estado.

Época electoral afectará a proveedores de útiles y papelería

Archivo Particular

Época electoral afectará a proveedores de útiles y papelería

POR:
enero 28 de 2014 - 01:14 a.m.
2014-01-28

La Ley de Garantías y la época electoral restringirá el suministro oportuno de útiles y papelería para colegios y universidades de sector público, afectando la población estudiantil y restando unos dos puntos al crecimiento previsto por el sector

La Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) prevé un buen año para el negocio y un crecimiento en las ventas entre 5 y 8 por ciento respecto al 2013, incluido el efecto de la restricción en las compras estatales.

Francisco Micolta, representante del sector papelería ante el gremio, dijo que las restricciones en la contratación estatal por la época electoral restaron unos dos puntos al crecimiento previsto, afectando no solo establecimientos educativos sino, entre otros, notarías, juzgados y otras oficinas del Estado.

Lo atribuye, entre otros, a que no habrá contrataciones directas y existen partidas para la adquisición de elementos de funcionamiento que no fueron giradas a tiempo.

Aunque no se atreve a medir el tamaño del mercado de las papelerías, dice que la población estudiantil es de 15 millones de personas, y una lista de prescolar o jardín puede oscilar entre 350.000 y 400.000 pesos, la de primaria entre 150.000 y 200.00 pesos y de la secundaria unos 320.000 pesos, sin incluir textos escolares.

La canasta básica de los útiles escolares la conforman cuadernos, lápices, marcadores, lápices de colores, libros, resmas de papel, plastilina, crayones, resaltadores y borrador, principalmente.

“Aún en centros educativos con alta tecnificación, con excepción de la tiza, la pizarra y los marcadores siguen siendo teniendo importancia en la canasta básica escolar y son complementos de lo que los alumnos aprenden vía virtual”, añade Micolta.

El sondeo del gremio halló que los medios de pago más utilizados para el pago de los útiles son tarjeta de crédito, con 40 por ciento, el efectivo, también con 40 por ciento, y los subsidios de las cajas de compensación y los bonos, con 20 por ciento.

Según el gremio, en el país operan entre 6.000 y 7.000 papelerías y en Bogotá se concentra el 45 por ciento, seguido por el sur del país, con un 17 por ciento, Medellín, con 13 por ciento, Santanderes, con 12 por ciento, Barranquilla, con 9 por ciento y el Eje Cafetero, con 4 por ciento.

Las mayores zonas de concentración de venta mayorista y minorista en las ciudades están en San Victorino y San José, en Bogotá, El Hueco, en Medellín, La Novena, en Cali y Barranquillita, en Barranquilla.

Durante la temporada escolar –que comienza el 15 de enero y termina el 15 de marzo- las papelerías generan igualmente entre 36.000 y 37.000 empleos directos en indirectos, 15.000 de ellos en Bogotá.

El gremio también halló que desde diciembre vienen repuntando la venta de artículos relacionados con la época decembrina papel de regalo, cinta, adornos y pequeños detalles. “Aunque los regalos están en fechas muy localizadas, como Navidad y el Día de La Madre, son gastos a lo largo del año y toda papelería debe contar con un buen surtido de bolsas y papel para esas ocasiones”, añade Micolta.

La recuperación de este segmento de la papelería está en el crecimiento de la Canasta Navidad (alimentos y regalos como juguetes, ropa, joyas entre otros, licores y decoración), y que indica que en el último mes de 2013 los colombianos gastaron 4,8 billones de pesos (107.000 pesos por personas), con un aumento de 49 por ciento respecto a 2012.

Según la firma Raddar, el fuerte aumento de los regalos de fin de año se debe a que en el 2012 esos gastos habían tenido una caída de 5,4 por ciento real (es decir, descontando la inflación).

“La tecnología no ha desplazado los elementos tradicionales de las canasta escolar, aún en países tan avanzados como Alemania, pero el recorrido que hicimos por el país nos indicó que en diciembre los padres hicieron esfuerzos para regalarle tabletas electrónicas a sus hijos (Ipad) no porque lo pidieran sino en razón a que quieren que tengan todas las herramientas tecnológicas”, afirma.

Agrega que la tableta se usa cada vez más en los centros educativos, pero no existe la percepción de que es que la estén exigiendo su compra.

Redacción de Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido