Hipermar, el nuevo gigante pesquero de Colombia

Con ingresos anuales de $65.000 millones, esta cadena planea en tres años tener puntos en las principales ciudades del país.

Juan Felipe Cardozo, asistente de Comercio Internacional (izq.), Lilian García (cen.) y Javier Cardozo (der.), gerente General de Hico Fish.

Juan Felipe Cardozo, asistente de Comercio Internacional (izq.), Lilian García (cen.) y Javier Cardozo (der.), gerente General de Hico Fish.

Juan Manuel Vargas / CEE

POR:
Portafolio
agosto 01 de 2017 - 08:17 p.m.
2017-08-01

En 1993, el tecnólogo de alimentos Javier Cardozo, que se crió en una familia que comercializaba pescado en la plaza de Paloquemao, le dio vida a la empresa Hico Fish S.A.S. en Bogotá, junto con su esposa Lilian García. En principio, comenzaron distribuyendo pescados y mariscos a nivel institucional, al atender casinos, clubes, hoteles y restaurantes.

(Lea: ¿Por qué el Gobierno quiere que la gente coma más pescado?

Sin embargo, Cardozo y su pareja fueron más allá y a finales de los años 90 abrieron su primer supermercado para venta al detal con el nombre de Hipermar Fish. Empezaron con una casa y hoy en día terminaron comprando 23 en la esquina de la calle 69 con carrera 17, donde integraron el modelo de restaurantes junto con el de supermercado.

(Lea: Pescadores de Chocó serán proveedores de reconocidos restaurantes de Bogotá

Este negocio, que también tiene una sede en la calle 180 y que le suministra productos a marcas como Archie’s y PF Chang’s, les representa ingresos anuales de $65.000 millones y una nómina de 600 empleados.

“Pensamos en un modelo de negocio innovador para llegar a cualquier segmento del mercado. Las anteriores pesqueras solo atendían los estratos altos y nosotros rompimos eso porque fuimos a traer el producto sin ningún intermediario”, manifestó Cardozo. Su esposa complementó que “ofrecemos una experiencia completa al prestar un servicio gastronómico y luego la posibilidad de que la gente compre productos de mar”. Según cuentas de la compañía, al mes atienden cerca de 121.000 clientes que van a comprar sus productos al supermercado, sin contar aquellos que se van a comer a los restaurantes Coctel del Mar y Coctel del Mar Oriental, quienes ofrecen una carta de 150 productos de platos tradicionales, peruanos y asiáticos. Mensualmente, venden 400.000 kilogramos de pescados y mariscos.

“Pensamos que el mercado nacional aún puede expandirse aún más ya que el consumo per cápita es de siete kilogramos, muy lejos del de Perú que es de 22 kg. Esperamos que para 2018 se aumente tres kilos esta cifra”, argumentó Cardozo.

Hipermar no solo comercializa, sino también participa como productor de camarón y de pesca artesanal en Tumaco, Nariño, por lo que de las 400 referencias que venden, unas 150 las hacen ellos, a través de la empresa Tumako Fish.

“Nuestro objetivo al llegar a Tumaco era reactivar la industria camaronera y hoy en día tenemos cerca de 600 hectáreas de cultivos reactivadas. Contamos con un laboratorio y hacemos captura y procesamiento de camarones. Socialmente, empleamos cerca de 150 madres cabeza de familia desplazadas por la violencia, para pelar el camarón”, enfatizó el fundador y gerente General de Hipermar.

Y en cuanto a lo ambiental, la empresa le apuesta a utilizar la cáscara de camarón como comida para animales y el bagazo de caña en los empaques de sus diferentes artículos. Por otro lado, tienen en la mira incursionar en la producción de Tilapia.

LOS PLANES DE EXPANSIÓN

A pesar de haber tenido ofertas nacionales e internacionales para incursionar en el modelo de franquicias, Hipermar busca expandirse poco a poco. “Queremos primero tener otros puntos en Bogotá. Para este año abriremos uno en la calle 123, con 4.500 metros cuadrados, y luego en 2019, el tercero, también en el norte de la capital. Luego la idea es llegar a ciudades principales como Barranquilla, Cali, Medellín y Cartagena. No queremos apresurarnos a modelos de franquicia para que no se pierda la calidad y la atención personalizada que tanto nos costó construir desde 1993”, afirmó Lilian García, quien confesó que les han llegado propuestas de apertura incluso en Miami.

Según Juan Felipe Cardozo, asistente de Comercio Internacional de la firma e hijo de los fundadores, la exclusividad de algunos productos también ha sido clave. “Somos los únicos en Colombia que ofrecemos la cerveza china Tsingtao y algunas referencias de salsas. Poseemos una línea de arenques de Letonia, que solo importamos nosotros con parámetros de la Unión Europea; son cerca de 250 contenedores anuales en importaciones”, puntualizó. Esto, les ha permitido atraer colonias extranjeras que viven en Bogotá, como los chinos, los rusos y la comunidad judía. “Algunos rusos nos han pedido referencias de caviar muy específicas y nosotros se las traemos”, agregó Juan Felipe Cardozo.

En cuanto al arribo a grandes superficies, el gerente General, Javier Cardozo, aseveró que “no nos interesa, aunque lo intentamos en algún momento con Makro y cuando existía Carrefour en el país. Lo que queremos es consolidar nuestros productos en nuestros supermercados”.

Su esposa agregó que “al igual que D1 y Justo & Bueno, nos dimos cuenta que es posible tener una oferta de calidad con precios bajos”.

Andrés Quintero
felveg@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido