La estrategia con la que Chile logró
sobresalir en emprendimiento

Con Start-Up Chile y otros programas, este país está captando proyectos de todo el mundo que impactan su economía. 

Konrad Fernández

Konrad Fernández, director de operaciones de Start-Up Chile.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
abril 06 de 2016 - 07:21 p.m.
2016-04-06

El informe de competitividad global del 2015 destaca a Chile como el país más competitivo de América Latina y el Foro Económico Mundial lo clasifica como el que tiene mayor número de emprendimientos innovadores en fase inicial entre 44 naciones. Uno de los motores en esa conquista ha sido Start-Up Chile, una iniciativa gubernamental que ya tiene ventas anuales por 42 millones de dólares, 3,5 veces el dinero invertido. Además, ha generado más de 1.500 empleos directos.

Konrad Fernández, director de Operaciones del programa, cuenta cuáles han sido las claves.

¿Qué tanto han tenido que ver con estos logros?

Todo esto se genera por un ecosistema y Start-Up Chile es parte de eso. En el 2010 en Chile no había ni ‘red de ángeles’, ni red de mentores, ni fondos de inversión extranjera. El impacto más importante ha sido poner al país en el mapa como hub de emprendimiento. Ahora tenemos una comunidad de unos 3.000 a 3.500 emprendedores que han pasado por el programa.

¿Qué es exactamente Start-Up Chile?


La Corporación de Fomento de la Producción de Chile (Corfo) es una agencia estatal que busca impulsar el emprendimiento y la innovación con varios programas. Uno de ellos es Start-Up Chile, que creó el 2010 el Ministerio de Economía.

¿Cuántas personas han pasado por el programa?

Hemos seleccionado más de 1.400 empresas y han pasado por el programa unas 1.200. No todas llegan, porque hay muchos proyectos y hacemos una selección a nivel mundial. Alrededor de un 10% desiste por razones personales, de tiempo, de salud, etc. Además, hay muchos programas de aceleración que nos compiten.

¿No hay que ser chileno para participar?

Acá se postulan empresas o proyectos, y pueden ser hasta tres personas por cada uno, sean chilenas o extranjeras. Una vez seleccionados, se les notifica para que hagan todo el proceso y se establezcan en el país por unos siete meses para temas legales y el programa per se. A estas personas se les entrega un subsidio de unos 20 millones de pesos chilenos, equivalentes a 33 a 34 mil dólares.

¿Qué tipos de proyectos se presentan más?


Un 40 por ciento, más o menos, son de software para distintas industrias como la financiera, logística, IT y muchos basados en biotecnología, educación y turismo. Otra gran parte está abocada a marketing, comunicaciones y publicidad. Hay de 12 a 15 industrias bien posicionadas.

¿Cuántas empresas se han logrado constituir?

Acá un 30 a 35% son proyectos de chilenos, los demás son extranjeros y un 15% de estos últimos son retenidos en Chile para crear una empresa. Entre el 35 y el 40% crean una empresa y contratan al menos dos empleados.

¿Un requisito es que se desarrolle en Chile?

Exacto, Start-Up Chile lo que busca es atraer estos proyectos, y una vez acá Corfo y nosotros tenemos otros programas con financiamiento más alto para que las empresas que vengan –porque tienen mercado en Chile y Latinoamérica– se queden. A través de incubadoras y aceleradoras, se les ayuda a que crezcan y produzcan para el país o el mundo, dejando acá su base de operaciones.

¿A cuántas financian?

En el programa semilla financiamos entre 85 y 90 empresas, y en esta etapa bajan a 15 o 20, que son las que demuestran gran potencial, clientes y un plan más sólido, o que levantaron inversión.

¿Cuál es su virtud?

Una cosa importante es que una vez seleccionados, les damos todas las facilidades para que saquen una visa de un año, lo que no pasa por ejemplo en Estados Unidos y la mayoría de Europa. Lo segundo es que el capital que les entregamos a los extranjeros es sin que den participación en lo que se genere.

¿Les interesa captar más proyectos de Colombia?


Las postulaciones están entre las 700 u 800 por ronda y seleccionamos 100, porque el presupuesto es limitado. Entre más postulaciones –queremos llegar a unas mil–, mejor calidad.

Así que sabemos que en Colombia hay un gran potencial porque el colombiano es un emprendedor motivado con el ecosistema, piensa en grande y en global debido a que está más cercano al movimiento de países grandes como México y EE. UU.

Además, pensamos que Colombia es un muy buen puente para llegar a otros mercados como México o Ecuador y quizás a EE. UU. Fuera de eso, es parte de la Alianza del Pacífico y tenemos muchas similitudes en cuanto a la forma como se hacen los negocios.

Feria multisectorial para impulsar el trabajo de los emprendedores

Konrad Fernández expondrá su experiencia en la XII Feria de Jóvenes Empresarios, que realizará en Corferias la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), entre el 19 y el 22 de mayo.

La vicepresidenta de Fortalecimiento empresarial de la CCB, María Isabel Agudelo, explica que, contrario a otras ferias de emprendedores que se hacen en el país y la región, que se centran en nuevas tecnologías, esta se pensó desde su creación, hace 12 años, como multisectorial. “Lo que restringimos un poco es que el producto o servicio sea innovador, que se salga de lo tradicional, y que tenga alto impacto social, ambiental o comercial”, añade Agudelo.

En toda la existencia, por la feria han pasado unos 3.700 expositores, más de 135.000 visitantes y se han generado expectativas de negocios superiores a los 66.000 millones de pesos. La intención no es solo dar a conocer ampliamente los proyectos y que el público compre, sino hacer contacto con posibles inversionistas y aliados.