Europa impone a Google la multa más alta a una empresa por monopolio

La empresa deberá pagar 2.420 millones de euros por abuso de dominio. CE dice que impide a otras empresas la posibilidad de competir.

Google

Foto:123rf

POR:
Portafolio
junio 27 de 2017 - 08:12 a.m.
2017-06-27

La Comisión Europea (CE) impuso este martes a Google una multa de 2.420 millones de euros, la mayor que impone hasta la fecha contra una sola compañía, por abusar de su posición dominante como motor de búsquedas en internet al dar ventajas “ilegales” a su servicio de comparación de compras.

“Lo que ha hecho Google es ilegal bajo las normas antimonopolio de la UE. Ha negado a otras empresas la oportunidad de competir sobre la base de sus méritos y la innovación”, indicó la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, en una rueda de prensa.

(Lea: Google reforzará medidas para eliminar propaganda terrorista). 

“Y lo que es más importante, ha negado a los consumidores europeos una verdadera elección de servicios y los beneficios completos de la innovación”,
añadió.

La CE concluyó que la compañía ha dado un lugar prominente a su propio servicio de comparación de compras, de manera que cuando un consumidor hace una búsqueda en Google con la que el servicio de compras quiere mostrar resultados, éstos aparecen cercanos a los resultados de la búsqueda.

Además, según la Comisión, Google “degradó” los servicios de comparación de competidores en sus propios resultados de búsquedas.

De ese modo, los servicios de comparación de compras rivales aparecían en los resultados de búsqueda de Google en función de algoritmos genéricos de búsqueda del gigante informático, en los que incluyó criterios que degradaban los servicios ajenos.

“Las pruebas muestran que incluso los rivales mejor posicionados aparecían, de media, sólo en la página cuatro de los servicios de búsqueda de Google, y otros incluso más abajo”, indicó la CE.

La multa ha sido calculada según el valor de los ingresos de Google obtenidos de su servicio de comparación de compras en los trece países del Espacio Económico Europeo, entre ellos España, donde la empresa introdujo estas prácticas.

La CE exige ahora a la compañía poner fin a su conducta en un periodo de 90 días, o de lo contrario se enfrentará a unos pagos de penalización de hasta el 5 % de los ingresos diarios medios mundiales de la matriz de Google, Alphabet. Sobre los remedios que deberá poner en marcha Google para cumplir la decisión de la CE, Vestager dijo que aún “no se han discutido en detalle”, y que es “importante” que la empresa haga propuestas.

“¿Por qué Google no puede hacer lo que quiera, si es su página y su servicio, por qué no puede simplemente combinarlos?”
, se preguntó la comisaria, que recalcó sin embargo la “especial responsabilidad” que deben respetar las empresas dominantes.

“Obviamente hay necesidad de ser más vigilante, porque la competencia puede verse debilitada cuando tu empresa es dominante”, indicó.

La Comisión inició procedimientos en noviembre de 2010 sobre la preferencia que otorgaba Google a su propio servicio de comparación de compras y las restricciones a la capacidad de determinados sitios web de terceros para mostrar anuncios de búsqueda de competidores.

Vestager indicó asimismo que la CE aún evalúa las “especificidades” de otros servicios verticales de Google,
como los que ofrecen imágenes, búsquedas locales, mapas o viajes.

“Incluso aunque hasta cierto punto se parezcan, son diferentes. Tenderemos que ir a cada mercado e investigarlo”, comentó, al tiempo que apuntó que “es demasiado pronto para prejuzgar el resultado sobre estos otros servicios”.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido