Expansión de Pricesmart movería el comercio y los precios

Para el 2014 la firma proyecta tener tres nuevos establecimientos en Colombia, ubicados en Bogotá, Medellín y Pereira. La compañía se especializa en productos exclusivos y altos volúmenes.

La compañía tiene clubes, a los que se suscriben los clientes para comprar a precios preferenciales.

Archivo Portafolio.co

La compañía tiene clubes, a los que se suscriben los clientes para comprar a precios preferenciales.

POR:
febrero 05 de 2014 - 01:40 a.m.
2014-02-05

La firma Pricesmart anunció ayer un plan de expansión en Colombia, que podría impulsar en el comercio del país una nueva ola de competencia basada en bajos precios.

La compañía, con base en California, Estados Unidos, señaló en un comunicado que este año abrirá nuevas tiendas en Bogotá y Medellín y reiteró sus planes de apertura en Pereira, para noviembre de 2014.

En Bogotá, será un establecimiento de 11.666 metros cuadrados, ubicado en la avenida Boyacá con calle 26; y en Medellín, un almacén de 13.673 metros cuadrados, localizado en cercanías del aeropuerto Olaya Herrera.

Aunque la compañía no reveló los montos de inversión en los nuevos almacenes, se estima que en las tres aperturas se generen alrededor de 600 nuevos puestos de trabajo directos en el país.

La empresa licitará la construcción de sus nuevos establecimientos y los operará directamente, como ya lo hace en Barranquilla y Cali, donde ya hay tres almacenes Pricesmart.

LA ESTRATEGIA

De acuerdo con un alto ejecutivo de la compañía en Colombia, han sido varias las razones del éxito de la estrategia de Pricesmart en el país.

“No nos vemos como una competencia directa, porque tenemos productos únicos, importados que nadie más tiene.

Nuestra propuesta de valor es que cuando usted paga una membresía nosotros nos comprometemos a encontrar el mejor producto, al mejor precio posible”, señaló el empresario.

En ciudades como Barranquilla, donde la firma abrió en el 2011, la apertura de este almacén causó lo que algunos han llamado ‘el efecto Pricesmart’, que ha hecho que muchas personas, que solían viajar a Miami para comprar productos exclusivos, ahora hagan sus compras en estos almacenes.

“No solo pasa con Barranquilla, los fines de semana en Pricesmart se ven personas de todas las ciudades de la costa, e incluso personas que vienen de Bogotá. Generan una expectativa grandísima por los costos, pero también por los inventarios que manejan”, explicó el Director Ejecutivo de Fenalco Atlántico, Carlos Jiménez.

Para el ejecutivo, la llegada de este competidor a la ciudad convirtió a los precios de Pricesmart en una referencia, más no afectó los resultados generales del comercio regional.

EL EFECTO EN EL MERCADO

Un nuevo competidor de gran tamaño puede generar un gran impacto en el mercado local.

Sin embargo, en Colombia el fenómeno de las promociones y los descuentos está tan expandido que se desconoce qué tanto más podrá impulsar la competencia un nuevo jugador en el mercado.

“La competencia en las cadenas es ya tan feroz que no creo que afecte tanto -opina el presidente de Fenalco, Guillermo Botero-.

Tal vez en algunos segmentos puntuales como en detergentes y productos refrigerados, pero hay que tener en cuenta que es un sistema que no le sirve a todo el mundo, porque hay que pagar una membresía anual”.

Para el presidente de Makro, Nelson Dávila, la llegada de Pricesmart no los hará cambiar su política de precios, pues ambas compañías manejan nichos de mercado distintos.

Aunque ambas comercializan productos al por mayor, en el caso de Makro el objetivo es llegar a las microempresas de comercio y restaurantes.

“Como empresa, estamos muy contentos de que otras firmas inviertan en el país, pues significa más canales y nuevas alternativas para que los consumidores puedan escoger las distintas alternativas”, señaló Dávila.

Lo que sí puede suceder es que las cadenas acudan más a las importaciones de países como China, para obtener precios lo suficientemente competitivos para el mercado.

“El objetivo no es competir con la industria nacional, pero los comerciantes necesitamos precios que nos permitan ser competitivos”, señaló el dirigente Carlos Jiménez.

ASÍ FUNCIONA EL MODELO DE MEMBRESÍA

El modelo de negocio de Pricesmart consiste en que los clientes pagan una membresía que va desde $ 55.000 hasta $ 65.000 para entrar a su club de clientes.

De acuerdo con la compañía, el pago de la membresía se puede recuperar con las compras anuales que hacen los clientes-socios.

A cambio, la firma ofrece productos importados a bajo costo para los miembros de sus clubes.

La compañía tiene presencia actualmente en Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Aruba, Barbados, República Dominicana, Jamaica, Trinidad y Tobago y en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos.

Nohora Celedón

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido