Exportaciones de vehículos se disparan en 2013

En el primer bimestre crecieron 238 %, al sumar 201 millones de dólares. Colocaciones de Renault Sofasa movieron los envíos.

Las ensambladoras con presencia en Colombia tienen planes de ampliar sus ventas en otros países de la región.

Archivo Portafolio.co

Las ensambladoras con presencia en Colombia tienen planes de ampliar sus ventas en otros países de la región.

Empresas
POR:
abril 11 de 2013 - 03:32 a.m.
2013-04-11

En medio de la caída del 3,4 por ciento que registraron las ventas colombianas al exterior en el primer bimestre de este año, hubo varios sectores que escaparon al declive.

El caso más destacado es quizá el de la industria automotriz.

Según las cifras que reveló el Dane, las exportaciones de vehículos y partes crecieron 247 por ciento, al ubicarse en 220,9 millones de dólares.

Este monto, de lejos, se convierte en un máximo histórico para un bimestre. De hecho, equivale prácticamente a la mitad de lo que se despachó en todo el 2012.

Si se toma en cuenta únicamente vehículos (automóviles, transporte de carga, buses y transporte especial), suman 201 millones de dólares, con un aumento de 238 por ciento.

Al desagregar más los datos, se observa que el 84 por ciento de los envíos (185,4 millones de dólares) corresponde a los automóviles tradicionales para transportar a menos de 10 personas.

Justamente, fue en este rubro en donde se produjo el gran repunte, pues el año pasado las ventas de este tipo de autos apenas alcanzaron los 20 millones de dólares.

Conocedores del tema señalan que la explicación radica en que en los últimos meses Renault-Sofasa inició las ventas en el exterior de su modelo Duster, el cual ha tenido gran acogida en varios países de la región, en especial México.

Como se recuerda, esta compañía tiene planes de que sus operaciones en Colombia se conviertan en una plataforma exportadora hacia otros países de América Latina.

Esto se produce en momentos en que las ventas de automóviles en el mercado local han retrocedido. Según cifras del Comité Automotor Colombiano y Econometría, entre enero y febrero de este año se colocaron 42.884 unidades, 16 por ciento menos que hace un año.

OTROS SEGMENTOS

En contraste, las ventas de vehículos para transporte de mercancías cayeron 21,5 por ciento en los dos meses, al totalizar 13.859 millones de dólares, la cifra más baja desde el 2009.

Además, las exportaciones de buses, busetas y colectivos rondaron los dos millones de dólares.

Por otra parte, las ventas de autopartes en el primer bimestre se ubicaron en 14.782 millones de dólares, 22 por ciento más que en el mismo lapso del año anterior.

Sin embargo, esta cifra aún no llega a los niveles que traía antes del 2011.

Los resultados se registran en momentos en que la situación externa está marcada por la recesión en naciones europeas y la lentitud de la economía estadounidense, lo cual se ha visto reflejado en una desaceleración en varios países de América Latina.

En la medida en que el panorama se resuelva, la tendencia creciente de las ventas de autos en el exterior continuará.

Aparte de Renault Sofasa, otros tienen planes de exportar más. GM Colmotores espera consolidar las inversiones que ha hecho en los últimos meses y buscará eficiencias en sus procesos, de manera que antes de dos años intensificarán exportaciones.

A su vez, Hino Motors está produciendo chasis para buses y camiones, y ampliará su oferta para la región.

LOS PRINCIPALES MERCADOS

Los países latinoamericanos concentran los envíos, pero hay montos importantes a Europa.

Una de las particularidades de la industria automotriz es la diversificación de mercados que adelanta.

México, por ejemplo, es uno de los países que, a pesar de ser un fuerte competidor, se ha convertido en un destino importante.

Colombia también ha suplido parte de la oferta de vehículos en Argentina, tras el cierre de una planta de fabricación hace algunos meses.

A su vez, los países de la Comunidad Andina continúan comprando volúmenes importantes, en particular Ecuador y Perú.

Los otros latinos con compras importantes son Chile y Panamá.

En contraste, el mercado que no se ha podido recuperar es Venezuela, que hace algunos años fue el comprador más grande.

Por otro lado, en momentos de crisis, se han enviado productos de esta industria a Alemania, Francia y Países Bajos.