Exsa quiere clientes en el sector de minería

La productora de explosivos quiere conquistar el mercado nacional de los más grandes de la región.

Chile, Perú, Venezuela, Brasil y México concentran alrededor del 80 % de la demanda total de explosivos.

Archivo Portafolio.co

Chile, Perú, Venezuela, Brasil y México concentran alrededor del 80 % de la demanda total de explosivos.

Empresas
POR:
octubre 25 de 2012 - 11:45 p.m.
2012-10-25

La mayor productora de explosivos para la minería en Perú, Exsa, anunció que está interesada en ingresar a Colombia y Argentina tras la reciente compra de la más grande compañía de explosivos de Brasil, conjuntamente con su socia chilena Enaex.

Gustavo Gómez-Sánchez, gerente comercial de Exsa, dijo que los planes de expansión de la firma en la región van de la mano con el crecimiento de la demanda en el mercado peruano, donde la industria minera tiene en cartera millonarios proyectos para su ejecución en el corto y mediano plazo.

Perú es uno de los grandes productores de metales en el mundo, y el país contempla inversiones para el sector por 32.100 millones de dólares entre el 2012 y 2014.

“Estamos viendo opciones. Nuestros principales focos en la región son Colombia y Argentina. Son mercados importantes.

Colombia, sobre todo, es el tercer mercado en consumo, y Argentina todavía es pequeño, pero está teniendo una inversión minera muy importante”, dijo el ejecutivo durante una conferencia de prensa.

Exsa, del holding peruano Grupo Breca, se asoció en el 2010 con Enaex de Chile, del Grupo Sigdo Koppers, la mayor productora en la región de nitrato de amonio poroso, uno de los principales insumos para la producción de explosivos.

Ambas compraron en junio el 66,6 por ciento de las acciones de IBQ Industrias Químicas – Britanite, del grupo brasileño CR Almeida, por 120 millones de dólares, posicionándose como uno de los principales competidores regionales. Gómez-Sánchez estimó que la demanda local de explosivos para la industria crecería alrededor de un 30 por ciento el próximo año, a unas 400.000 toneladas, impulsada principalmente por las operaciones mineras.