Fabricato perdió 93.000 millones de pesos en el 2012

Por causas como la revaluación y la competencia desleal, en el 2012 las grandes textileras del país tuvieron uno de sus peores años.

Fabricato

AFP

Fabricato

POR:
febrero 19 de 2013 - 11:53 p.m.
2013-02-19

A la pérdida conocida de Coltejer, que fue  52.943 millones de pesos, frente a un saldo en rojo de 3.206 millones del 2011, se sumó este martes Fabricato.

En efecto, esta textilera dijo que su saldo en rojo alcanzó los 93.373 millones de pesos, 87.737 millones de pesos más que en el 2011.

La empresa tuvo ventas por  545.539 millones de pesos, con un descenso de 14,7 por ciento respecto a 2011, mientras que en unidades la caída fue  9,7 por ciento.

La empresa agregó que se afectó también por factores como la disminución de precios de venta, dado que los productos extranjeros entraron a costos más competitivos. También afectaron las importaciones legales de confecciones y telas y la desaceleración de la demanda en los mercados  externos donde participa activamente como México y Ecuador.

A pesar de haber registrado una utilidad bruta de 27.582 millones, de pesos, arrojó una pérdida operacional de 51.429 millones de pesos, por el  impacto desfavorable de la compra de algodones costosos adquiridos mediante contratos antiguos y las provisiones.

Aunque el valor intrínseco (patrimonial) de la acción de Fabricato se redujo 11,8 por ciento el año pasado, se ubicó por encima del rango de valoración de la Banca de Inversión SBI, al situarse ubicó a 31 de diciembre  en 84 pesos con 99 centavos.

Fabricato acumuló el año pasado activos por 1,1 billones de pesos y pasivos de 324.532 millones de pesos, por lo que el patrimonio se ubicó en 782.107 millones de pesos.

El presidente de Fabricato, Juan Carlos Cadavid, dijo que la visión de la empresa también cambió, pues pasaron de ser solo productores a una empresa sustentada en los clientes y el servicio. Por ejemplo, si un cliente necesita uniformes no se vuelven confeccionistas, pero saben quién los diseña y fabrica bien, y por esa vía aseguran la venta de la tela.

Igualmente, estima que no hay que cerrar los mercados internos en su totalidad, protegiendo los sectores porque para ser competitivas las compañías debe buscar clientela fuera del país.

REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido