A Falabella le preocupan los sobrearanceles de Colombia

El gerente de la compañía, Sandro Solari, anuncia la apertura de nuevos Homecenter (con Corona), nuevos Falabella y dos centros comerciales en el país. El directivo afirma que es clave que le puedan sacar mayor provecho a la Alianza del Pacífico en la etapa de negociaciones.

POR:
enero 16 de 2014 - 04:16 a.m.
2014-01-16

El gerente general corporativo de Falabella, Sandro Solari, lleva poco más de un año al mando ejecutivo del grupo, y en ese corto periodo su mano ya se nota. No solo porque concretó esta incursión en telefonía, sino porque además lideró adquisiciones y el ingreso de Falabella a dos nuevos mercados del continente: Brasil y Uruguay en el negocio de Homecenter.

El 2014 será un año movido para Falabella. Este año conmemorará 125 años de historia, desde que partiera en el centro de Santiago como una modesta sastrería en 1889. Hoy opera en seis mercados de América Latina y recientemente anunció un plan de inversión por 4.100 millones de dólares en cuatro años, al 2017.

¿Dónde tendrán más oportunidades?

Hoy día, los países que presentan más oportunidades son Perú y Colombia. En Perú tenemos todos nuestros formatos, y estamos con el acelerador al máximo, creciendo. Y en Colombia tenemos Falabella, Sodimac y el banco. La penetración que tenemos en esos dos mercados es muy baja. Creo que esas son las principales oportunidades que tenemos. Por otro lado, venimos recién entrando a Brasil, estamos aprendiendo y eso requiere dedicación.

¿Por qué Falabella sube su inversión cuando se avecina una reforma tributaria sobre la que ha habido consenso en el sector empresarial que afectará el ahorro y la inversión?

Falabella es una empresa regional. Nuestra inversión está pensada en todos los países. Dicho eso, pensamos que Chile es un país muy estable, la gente afuera nos ve bastante bien, y esperamos que todos estos cambios que vengan no afecten el empleo y la inversión, que hay que cuidar. La reforma tributaria todavía no la conocemos.

¿Este cambio impositivo no los llevó a repensar el plan? ¿O significa que de esa inversión global una menor parte se la va a llevar Chile y se van a potenciar más los otros mercados?

Por razones estratégicas, no estamos anunciado qué países y en qué tiendas se va a invertir. Es mucha información para nuestra competencia. Son inversiones de largo plazo y yo soy un confiado de que Chile ha sido un país superresponsable y que vamos a continuar siéndolo. Espero que lo que anuncien y hagan tenga en mente cuidar los empleos y la inversión. Estamos anunciando 4.100 millones de dólares, y creo que eso mata todas las dudas.

¿Cómo integraron la desaceleración en Chile y la región, para aumentar la inversión?

Siento que todavía estamos en una región que está creciendo, que está sana, que -claro- el año pasado era más atractiva de lo que está siendo hoy. Pero, de fondo, en Perú no ha cambiado nada y en Colombia tampoco. Nuestras tiendas y centros de distribución van a quedar por 30 años.

¿Cuáles son los énfasis por mercados?

Cuando se divide el tamaño, Falabella es muy importante en Chile. El 74 por ciento del ebitda (generación de caja) está en Chile, a pesar de la diversificación.

Entonces, estamos invirtiendo más en Colombia, más en Perú. Nuestro objetivo es poder crecer responsablemente.

¿Viaja entonces más ahora?

Sí, estoy yendo a Brasil todos los meses, y los otros países los estamos haciendo por videoconferencia. Voy esta semana a Colombia, pero estoy intentando viajar menos, porque consume mucho tiempo.

¿Cómo van a financiar el plan?

Con la generación de caja. Vamos a intentar mantener o bajar un poquito los niveles de endeudamiento, pero vamos a financiarlo con deuda. El plan de inversión de Falabella incluye un fuerte énfasis en nuevos centros de distribución: además de los tres de Chile (Sodimac, Tottus y Falabella).

En Perú, Tottus construye uno en Lima, en Huachipa y, Sodimac, acaba de cerrar el acuerdo para otro que se ubicará por la carretera hacia las playas del sur. Con estas operaciones liberan espacio para Falabella, que antes compartía su centro de distribución.

En Colombia, el directorio acaba de aprobar para Sodimac y Falabella otros complejos. Nosotros hacemos 30 tiendas al año, pero no hacemos esta cantidad de centros de distribución y eso se está viendo reflejado en los números de inversión. En centros comerciales, el plan involucra dos nuevos este año, que serían Mall Plaza en Copiapó (en el primer trimestre), y en Perú, en Cajamarca, un Open Plaza.

En el 2015, están anunciados cinco malls, entre los que estaría Los Dominicos y uno o dos en Colombia.

¿Van a crecer inorgánicamente?

Cuando hablo de crecimiento responsable, yo quiero saber que la tienda que vamos a poner va a funcionar y no va a haber que cerrarla ni echar a las 300 personas que están ahí. Los permisos nos están costando mucho más.

En todos los países, la construcción y los permisos han costado bastante. En Brasil hay oportunidades para hacer negocios y depende más de nosotros que de terceros. Estamos en una región que está creciendo, que está sana. De fondo, en Perú no ha cambiado nada y en Colombia tampoco. Necesitamos tener empresas más productivas. Con menos gente más capacitada. En eso estamos invirtiendo fuerte. Y en omnicanalidad: integrar el mundo virtual con el real.

NUEVOS LÍOS EN COLOMBIA

El gerente general de Falabella, Sandro Solari, se refirió a la operación de su compañía en Colombia. El directivo dijo ...“me preocupan los aranceles que se pusieron en Colombia (calzado y ropa) y Perú. Estamos hablando de la Alianza del Pacífico, estamos buscando mayor integración, y limitando a los proveedores chilenos que exporten. Otro, es el costo de la energía, la conflictividad laboral, y tenemos que ver cómo no crear expectativas incumplibles.

GDA- El Mercurio

Santiago

Siga bajando para encontrar más contenido