Falleció el economista César González Muñoz

El analista santandereano, quien se desempeñaba como vocero de las empresas transportadoras que forman el Sitp, murió el pasado fin de semana. 

César González, vocero operadores del Sitp.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
julio 12 de 2016 - 10:01 p.m.
2016-07-12

Como todo un profesor de economía, cuyas explicaciones las daba siempre ‘con plastilina’, además de tener un don de gentes excepcional.

Así recuerda la prensa económica del país a César González Muñoz, quien falleció el pasado fin de semana, en Bogotá, a la edad de 67 años.

A González, quien era economista de la Universidad Nacional y con estudios de posgrado en la Universidad de Cambridge (Inglaterra), comenzó a conocérsele públicamente desde comienzos de la década de los años noventa del siglo pasado, cuando ocupó el cargo de gerente de la Financiera Energética Nacional (FEN). Como gerente de esta entidad, logró convertirla en una de las instituciones financieras más rentables del país.

Previamente, había sido vicepresidente internacional del Banco Cafetero.

De allí, su popularidad como dirigente gremial se hizo sentir en todo el país, pues desde 1992 fue designado como presidente de la Asociación Bancaria de Colombia, que agrupa a los bancos que funcionan en el país.

Sin embargo, a los tres meses renunció para asumir la gerencia de la Empresa de Energía de Bogotá, tras aceptar el llamado que le hizo el alcalde de la época, el estadista Jaime Castro, para formar parte de su gabinete distrital.

Sin embargo, rápidamente regresó al gremio financiero, donde estuvo durante seis años.
Para 1995, González fue designado como superintendente Bancario, por lo que pasó de defensor del sistema financiero a controlarlo ‘desde el otro lado’ es decir, desde el Gobierno.

A ese cargo llegó con la misión de darle un vuelco a la entidad, pues el Gobierno de la época buscaba modernizar y agilizar, al máximo posible, el control del sistema financiero y darles los instrumentos necesarios para que se lograra el desarrollo que necesita.

Ahora, su llegada a ese cargo no fue solo un cambio de puesto; más bien, se convirtió en una fuerte controversia, pues mientras el Gobierno consideró que fue acertada esta designación, en otros sectores privados se cuestionó su nombramiento porque pasaría de defensor de intereses privados a vigilar y supervisar esos mismos.

Por esa época se discutió que al funcionario público que se retira de su cargo le está prohibido durante un año gestionar asuntos con la entidad a la cual prestó sus servicios.
Esto se podría aplicar también en el caso de quien estando en el sector privado pasara al sector público.

El debate lo mantuvo el mismo González, quien no asumió el cargo hasta que se aclararon los temas jurídicos en torno a su nombramiento, a la luz del llamado Código Único Disciplinario del Funcionario Público.

Para finales del siglo pasado fue designado como el director programático de la campaña Liberal, del candidato Horacio Serpa Uribe.

En el 2007, González fue nombrado en la presidencia del gremio del transporte urbano, Conaltur, desde donde comenzó a analizar los sistemas de transporte público de las ciudades.

En este cargo duró hasta mediados del 2011, cuando el presidente Juan Manuel Santos, oficializó su nombramiento como Superintendente de Servicios Públicos.

Desde esta plaza, en el 2012 el funcionario alertó por las fallas en los sistemas de transmisión y en proyectos de generación hídrica.

Así, llamó la atención por las dificultades que afrontaba el sector eléctrico del país en varios de sus frentes. César González Muñoz, advirtió sobre la debilidad de los sistemas de transmisión regional, en especial por los de la costa Caribe.

Desde el 2015, las empresas transportadoras que integran el Sistema Integrado de Transporte Público (Sitp) lo designaron como su vocero, por lo que tuvo a su cargo revisar que las rutas del sistema en Bogotá se estén cumpliendo y estudiar con la administración distrital las campañas para que el modelo sea más eficiente en cada una de las localidades de la ciudad.

César González Muñoz fue decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional y miembro de las juntas directivas de varias de las principales entidades públicas y privadas y de entidades sin ánimo de lucro.

Fue columnista de este diario y de El Tiempo, cuyas opiniones comenzaron a publicarse con regularidad una vez iniciado el nuevo siglo.