Falleció el empresario antioqueño Nicanor Restrepo

El líder antioqueño heredó la vena filantrópica de su padre, por lo que decía que para avanzar en los negocios 'hay que estudiar, leer, respetar las decisiones de los demás y rodearse de los mejores'.

Nicanor Restrepo, expresidente del Grupo Sura, fue ganador del premio Vida y Obra Empresarial Portafolio 2012.

Archivo particular

Nicanor Restrepo, expresidente del Grupo Sura, fue ganador del premio Vida y Obra Empresarial Portafolio 2012.

Empresas
POR:
marzo 15 de 2015 - 01:52 p.m.
2015-03-15

Nicanor Restrepo Santamaría nunca dejó de creer en la paz. Hasta los últimos días de su vida fue consejero del alto Gobierno en temas de negociación para el fin del conflicto en el país. Su vida transcurrió entre los asuntos económicos y los temas sociales.

Si bien murió esperando ese momento en que subversivos y autoridades estrecharan sus manos, siempre confió en que ese día llegaría pronto.

Las reacciones de pesar y agradecimiento al industrial antioqueño, presidente del Grupo Sura entre los años 1984 y 2004, no se hicieron esperar tras su fallecimiento este sábado entrada la noche en Medellín.

“Un empresario íntegro, con sentido social, comprometido con la paz”, dijo el escritor Héctor Abad Faciolince, quien lamentó la muerte del empresario, creador del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA).

Tanto como los temas económicos, a Restrepo Santamaría lo obsesionaba el trabajo social. Su vida transcurrió entre juntas directivas de las empresas que hacían parte del Grupo Empresarial Antioqueño, el cual lideró, y actos públicos en diferentes sectores populares de Medellín. Sus discursos eran emotivos y humanos.

“De camisa clara, se sentó en la cabeza de la mesa para leer el segundo comunicado conjunto. El aguacero arreció. Los guerrilleros que montaban guardia se protegieron bajo los aleros. Una guerrillera muy joven, de facciones delicadas, alistó una cámara fotográfica electrónica”.

Así se recuerda la segunda participación de Nicanor Restrepo en unos diálogos de paz, en un fragmento de un artículo publicado en EL TIEMPO, cuando hacía parte de la comisión negociadora con la guerrilla de las Farc, en San Vicente del Caguán, en 1999.

Antes incursionó en la resolución de conflictos, cuando apoyó al entonces presidente Belisario Betancur en la instalación de una fallida mesa de negociaciones con la guerrilla. Entre 1982 y 1983 fue gobernador de Antioquia.

Es recordado como un hombre sencillo, prudente y muy estudioso. Bachiller del Colegio de San José, ingeniero administrador de la Facultad de Minas, máster en Sociología, doctor (Ph. D.) en Sociología Política y posdoctorado de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París, Ehess.

Sergio Fajardo, por quien la admiración de Restrepo Santamaría fue pública, destacó la disciplina y honestidad del dirigente empresarial antioqueño.

“Fue un gran amigo, inteligente y cariñoso. Con todo el poder que alcanzó, supo retirarse, a los 60 años de edad, para dedicarse a estudiar”, exclamó.

Su afinidad con el actual gobernador de Antioquia también va en la coincidencia que los dos tienen sobre el tema de la educación como el motor de transformación de la sociedad colombiana.

En la década de los 80, Restrepo tomó como bandera el apoyo a la educación, a través del programa Empresarios por la Educación. También integró la comisión asesora en la construcción de los 80 parques educativos de la Gobernación de Antioquia.

Juan Luis Mejía, rector de la universidad Eafit y otro de los grandes amigos de Restrepo Santamaría, lo recordó por sus valores y la búsqueda permanente de la paz para Colombia, con la cual aspiraba preservar el bien común y la defensa del pluralismo.

“Pocas personas son capaces de desprenderse de las facilidades y los lujos como lo hizo él al renunciar a su cargo en el GEA: pasó de tener un jet particular a su disposición a montar en bicicleta en París (Francia), tras decidir irse a estudiar allí”, señaló Mejía.

En el año 2004 tomó la decisión de retirarse para seguir estudiando, reencontrarse con su familia –en especial con sus dos hijos y sus cuatro nietos– y cumplir una deuda que él consideraba inaplazable: “restituirle a la sociedad lo que recibí”.

UN SINDICATO PARA BLINDAR

La estrategia de los empresarios antioqueños para blindar las empresas más prósperas de la región al finalizar la década del 70 y al comenzar la de los 80 fue liderara por Nicanor Restrepo.

El interés de industriales cundinamarqueses por la Compañía Nacional de Chocolates, hoy Nutresa, desató el fervor regionalista de los paisas y propició la necesidad de blindarse contra una ‘toma hostil’.

Carlos Eduardo González, docente universitario experto en finanzas e investigador de la economía antioqueña, explicó que la primera medida empleada fue que 17 compañías se compraran empresas entre ellas.

“Ya un empresario de fuera había comprado el 35 por ciento de las acciones de la Nacional de Chocolates, y los antioqueños salieron a buscar plata para recomprar esa participación. De ahí fueron conocidos como el Sindicato Antioqueño”, aseveró el docente.

En 1981 se dio la recuperación total de las acciones y la consolidación de la holding que años después tomaría el nombre de Grupo Empresarial Antioqueño (GEA).

Políticos y dirigentes coinciden en afirmar que la generación actual de empresarios llevan la impronta de Nicanor Restrepo.

“Muchos de los grandes empresarios de hoy, como David Bojanini, actual presidente de Grupo Sura, se formaron en la escuela de Nicanor”, puntualizó Fajardo.

Carlos Arturo Yepes, presidente de Bancolombia, dijo que Restrepo Santamaría era un formador que siempre antepuso los valores éticos sobre los económicos.

“Tuve la fortuna de aprenderle. Siempre cuidó lo público y privado. Su concepto de ética era superior y quienes nos quedamos tenemos un legado que nos permite conocer que no solo tenemos un rol como actores económicos, sino de importancia ante la sociedad”, aseguró Yepes.

“Nos enseñó a ver la vida sin necesidad de poder, dinero y gloria”.

En las tres décadas que estuvo en el sector privado, Nicanor Restrepo Santamaría se desempeñó también como presidente de la Corporación Financiera Internacional y Suramericana de Inversiones.

Además presidió la junta directiva de la Andi y las de Bancolombia, Cementos Argos, Inversiones Nacional de Chocolates, Cartón de Colombia, Sofasa, Éxito y Carvajal internacional, entre otras.

REACCIONES

Juan Manuel Santos

Presidente de la República

Lo considero un empresario y colombiano sinigual que trabajó con amor por el país, la justicia social y la paz. Y que también fue modelo ideal de los empresarios.

Clara López Obregón

Presidenta del Polo Democrático

Lamento su partida porque era un hombre de paz y diálogo y un empresario digno de imitar por generaciones actuales y futuras de los colombianos.

Bruce Mac Master

Presidente del gremio Andi

El país tiene mucho que agradecerle y aprender de este colombiano porque deja un gran legado empresarial, ciudadano y de aporte a la educación.

David Bojanini García

Presidente del G. I. Suramericana

Su vida fue testimonio de verdadero compromiso con Colombia. Trascendió la esfera empresarial para aportar en lo público como gobernador de Antioquia y como consejero.

Carlos Mario Giraldo

Presidente del Grupo Éxito

Fue un empresario íntegro, líder incansable y hombre de compromiso con su nación. Restrepo estuvo en grandes decisiones de esta cadena de comercio y servicios.

Luis Mejía Arango

Rector de Eafit

Lo catalogo de transformador de la educación en cada uno de los cargos que ocupó a lo largo de su trayectoria pública y privada. Igualmente, un defensor del pluralismo.

UNA EMOTIVA Y MULTITUDINARIA DESPEDIDA

Como quizá nunca lo imaginó un hombre de la humildad de Nicanor Restrepo Santamaría, la Basílica Metropolitana estuvo a reventar durante sus exequias.

Políticos, empresarios, familiares y admiradores del dirigente llegaron, a eso de las 3 de la tarde, a la principal iglesia de Medellín, para darle el último adiós.

En medio de los coros y el sonido del órgano que interpretaba las melodías fúnebres, la melancolía se hizo evidente en el templo. La ceremonia fue presidida por el arzobispo de Medellín, Ricardo Tobón Restrepo, quien resaltó la labor de paz que emprendió el líder antioqueño. El presidente Juan Manuel Santos despidió a “un gran amigo, a un prudente consejero, a un empresario sin igual y a un antioqueño que trabajó con amor por su país”.

VÍCTOR ANDRÉS ÁLVAREZ C.

Corresponsal de EL TIEMPO

Medellín