Fallo de la Corte no hace bajar gasolina por ahora

Con el freno a la principal fuente del Fondo de Estabilización, los consumidores quedarían expuestos a variaciones fuertes de precios, tanto a la baja como al alza.

Fallo de la Corte no hace bajar gasolina por ahora

Archivo Portafolio.co

Fallo de la Corte no hace bajar gasolina por ahora

POR:
septiembre 12 de 2013 - 03:11 a.m.
2013-09-12

El fallo de la Corte Constitucional sobre el mecanismo para establecer el precio interno de los combustibles no producirá una caída de los precios internos de la gasolina y del Acpm a corto plazo, debido a que amarra el cobro interno a las cotizaciones internacionales, sin posibilidad de suavizar los cambios, y esos precios externos vienen al alza, al igual que el dólar, tendencia que podría acentuarse en el caso de un posible conflicto en Siria.

El fallo de la Corte declaró inconstitucional el principal medio que tiene el Gobierno para inyectar recursos al Fondo de Estabilización de los Combustibles, lo que significa que ahora el precio tiene que subir o bajar a la par del precio de referencia internacional y no moderar las alzas o bajas.

Sin que todavía se conozcan los detalles de la decisión del alto tribunal, Gobierno y expertos en el tema consideran que una reducción de los precios locales solo se podría aplicar cuando los precios internacionales caigan, algo que todavía no se vislumbra, porque las estadísticas de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos muestran que mientras a comienzo de mayo el galón estaba a 2,6 dólares, a finales de julio llegó a 2,91 dólares y al corte del 3 de septiembre se ubicó en 2,84 dólares.

De esta manera, con los precios internacionales actuales, el Gobierno calcula que, sin operar el mecanismo de estabilización que tumbó la corte, el galón de gasolina debería costar 110 pesos más del precio de referencia fijado por el Ministerio de Minas y Energía, ya que este último está hoy por debajo de los precios internacionales.

En el caso del Acpm, que se encuentra congelado por un acuerdo con un sector del transporte de carga, cada galón debería costar 527 pesos más que valor fijado para septiembre.

En su decisión, cuyo texto aún no se conoce, la Corte simplemente señala que el parágrafo demandado es inexequible, pues le da al Ejecutivo competencias que no tiene (establecer nuevos tributos, una facultad que corresponde al Legislativo).

El fallo es de aplicación inmediata, pero no retroactiva. Y aunque no lo señala explícitamente, según altas fuentes consultadas por EL TIEMPO, lo que procede es que el Congreso debe legislar sobre la materia. Entre tanto, el Gobierno pierde la facultad de fijar, como lo venía haciendo, el precio de referencia.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santa María, dice que si bien el Ejecutivo es respetuoso de las decisiones judiciales, no oculta su preocupación porque en un momento en el que están subiendo los precios internacionales, si se elimina el mecanismo de estabilización el consumidor quedará expuesto a las volatilidades de los precios internacionales, que en este momento tienen una tendencia al alza.

“Es el peor momento para desmontar el Fondo de Estabilización”, señaló el funcionario tras decir que esta herramienta ha jugado a favor de los consumidores, ya que si no hubiera existido deberían haber pagado cerca de 3 billones de pesos de déficit que hoy acumula este fondo.

La decisión de la Corte Constitucional es un nuevo elemento para tener en cuenta en el debate sobre los precios de combustibles, pues en agosto pasado los parlamentarios Luis Fernando Velasco, Alexandra Moreno y Guillermo García anunciaron la presentación de un nuevo proyecto de ley para bajar en 1.000 pesos los precios de los combustibles, mediante una fórmula que una el precio internacional con los costos de producción en un período no mayor a 6 meses. En el mismo sentido se pronunció el Partido Liberal, con una propuesta que plantea ajustes a los costos que se le pagan a Ecopetrol.

FONDO DE ESTABILIZACIÓN, SIN OXÍGENO

Aunque la decisión de la Corte suprime solo una de las tres fuentes que tiene el Gobierno para nutrir el Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles, en la práctica quitó la que lo sostiene, pues el dinero para ahorrar llega cuando el precio internacional está más bajo que el precio interno de referencia.

Además, tras el fallo, el Gobierno no podrá utilizar los futuros recursos para tapar el hueco que hoy tiene el Fondo, y que asciende a un poco más de 3 billones de pesos.

Las otras dos formas de alimentar el Fondo son los rendimientos que este genere, algo que sencillamente no es posible porque se encuentra en déficit desde finales del 2010 y comienzos del 2011.

La otra fuente para nutrir el Fondo son los giros que le haga el Tesoro Nacional, algo que no ha ocurrido desde que comenzó la escalada alcista en los precios de referencia internacional del petróleo y de los combustibles.

LOS IMPUESTOS HACEN LA DIFERENCIA

En medio de la polémica, el Gobierno y Ecopetrol revelaron un estudio de la firma independiente PFC Energy sobre la estructura de precios de combustibles en una muestra de 31 países, en el que Colombia aparece en el puesto 11 con el precio más bajo y con tarifas inferiores a las de países con niveles de ingresos semejantes o inferiores como Brasil, Perú, Nicaragua, Argentina y Costa Rica.

El mismo estudio revela que mientras el país tiene uno de los ingresos al productor de gasolina más bajos, con 2,65 dólares por galón a julio pasado (Estados Unidos reconocía 2,82 dólares), sí era uno de los más costosos en materia de impuestos a los combustibles.

Mientras Estados Unidos, Nicaragua y El Salvador cobraban impuestos de 0,49 dólares, 0,86 dólares y 0,93 dólares por cada galón, nuestro país tenía gravámenes por 1,13 dólares, que en el caso de la gasolina equivalen al 27 por ciento del precio total y en el Acpm al 16 por ciento.

Si bien las propuestas plantean bajar en 1.000 pesos el galón, el Ministro de Hacienda advierte que con los 1.050 pesos (3 billones de pesos al año), que se reciben del impuesto nacional a los combustibles, se atiende a 1,1 millones de ancianos que viven en la indigencia, con un subsidio mensual, o a las 2,5 millones de familias en condición de vulnerabilidad con un subsidio mensual de 90.000 pesos, a través del programa de Familias en Acción.

Una propuesta del Partido Liberal plantea diferentes caminos para bajar en este monto el costo del galón, pero no menciona ningún recorte a la sobretasa, que hoy cuesta 1.200 pesos por galón y cuyo recaudo mensual va dirigido a los municipios y departamentos.

El Gobierno sostiene que si se obliga a Ecopetrol a subsidiar, la petrolera bajaría en 2.000 millones de dólares su presupuesto anual, comprometiendo su expansión.

PULSO POR CAMBIOS BRUSCOS

Camilo Araque, demandante

El autor del proceso ante la Corte Constitucional asegura que una vez el Gobierno sea notificado del fallo, el Ministro de Minas carecerá de competencia para seguir fijando artificialmente, a través de una resolución, el precio de los combustibles con una fuente de financiación para el Fondo de Estabilización.

Mauricio Cárdenas, Minhacienda

Según el funcionario, ahora que hay conflicto en Siria y que los precios están al alza, sí que es importante no desmontar la fuente de financiación del Fondo, porque si los precios siguen subiendo, esto podría aumentar el impacto en el bolsillo de la gente. Agregó que el Fondo ha servido de colchón ante la volatilidad externa.

Siga bajando para encontrar más contenido