Fedearroz entra al negocio de molinería

Invierten $34.000 millones en la planta de Pore (Casanare).

Esta es la planta que Fedearroz inaugurará mañana.

Archivo

Esta es la planta que Fedearroz inaugurará mañana.

Empresas
POR:
agosto 27 de 2015 - 12:47 a.m.
2015-08-27

Luego de hacer una inversión de no menos de 34.000 millones de pesos, la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz) inaugurará una planta de secamiento, almacenamiento y trilla de arroz en el municipio de Pore (Casanare).

“Los recursos de financiamiento de la obra provinieron de las utilidades que han dejado las subastas realizadas en los Estados Unidos, a los derechos de exportación del arroz de ese país hacia Colombia, en cumplimiento del Tratado de Libre Comercio (TLC)”, indicó el gremio.

Lo que se entregará es la primera fase del proyecto, que tendrá una capacidad de secado y almacenamiento de unas 27.000 toneladas de arroz.

La segunda parte de esta obra de infraestructura comprende el proceso de trilla, es decir, descascarar el arroz paddy para obtener el arroz blanco o corriente, de consumo humano.

“Los trabajos, que se ejecutaron en ocho meses, cumplen con el objetivo de responder a las necesidades de uno de los departamentos del país con mayor producción arrocera, pero que ha venido adoleciendo de suficiente infraestructura para el procesamiento de la cosecha”, agregó el gremio.

Se calcula que la planta tendrá una influencia directa sobre la zona norte de Casanare, donde se siembran unas 52.000 hectáreas del cereal en los municipios de Pore, Trinidad, Paz de Ariporo, Nunchía y San Luis de Palenque.

En materia de secamiento y almacenamiento, servicios que estarán disponibles para los agricultores, cuenta con equipos de última tecnología.

Su capacidad de secamiento es de hasta 521 toneladas día y en almacenamiento de 20.544 toneladas, aspecto este que podrá ser complementado, en caso de ser necesario, con la utilización de silos bolsa.

En cuanto a la fase de trilla, el molino ya fue comprado, está en proceso de montaje y tendrá una capacidad de entregar 2.240 toneladas de paddy seco al mes. Para finales de noviembre estaría en servicio.

La obra cuenta además con instalaciones de apoyo como el edificio de oficinas administrativas, laboratorio, casino, taller, bodega de insumos químicos, servicios sanitarios, planta eléctrica, amplios parqueaderos y zonas de circulación y reservorio, así como áreas libres que garantizan a futuro ampliar su capacidad.

En cuanto al servicio para el agricultor, este será quien, luego de entregar su arroz para secamiento, decida el tiempo de almacenamiento, de acuerdo con las condiciones del mercado, así como si lo somete al proceso de trilla para comercializarlo en blanco.

Vale la pena señalar que la planta no comprará las cosechas.

La posibilidad de contar con almacenamiento le permitirá al productor beneficiarse de subsidios como el incentivo al almacenamiento, y obtener recursos para cubrir sus necesidades de capital de trabajo, a través de la Bolsa Mercantil (BMC) o del sistema financiero.

La prestación de cada uno de los servicios se hará a unas tarifas accesibles para los productores, dado que el objetivo central es el mejoramiento de la capacidad de negociación de la cosecha para el agricultor.

BUSCAN ‘CERRAR’ LA CADENA

Con la obra puesta en marcha, los arroceros no dependerían de los molineros y cerrar su ciclo productivo, pues el agricultor podrá vender arroz blanco para consumo, o bien para que un tercero lo empaque.

La segunda fase del proyecto, la trilla, les dará la oportunidad a los agricultores y al gremio entrar en nuevos negocios, derivados de este proceso.