¿Por qué a los tenderos no les conviene que no los dejen exhibir cigarrillos en sus vitrinas?

Consejo de Estado tumba resoluciones que permitían la exhibición promocional de cigarrillos. Fenalco, con dudas por vacíos jurídicos en el fallo.

Estudios en España señalan que el 73 % de la pérdida de la productividad se debe al cigarrillo. Se interrumpen actividades varias veces al día para dedicarle más tiempo a este vicio y más ahora que deben salir del edificio a espacios abiertos.

Entre dos y tres salarios mínimos deberán pagar quienes no acaten la medida. Gremio de comerciantes da vía libre para que cada uno decida adherirse a la decisión, pues "no es clara su vigencia".

123rf

Empresas
POR:
Portafolio
agosto 31 de 2016 - 05:42 p.m.
2016-08-31

El Consejo de Estado tumbó las resoluciones 005 y 011 (ambas de 2012) de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), en las que se regulaba la exhibición de cajetillas de cigarrillos en establecimientos de comercio, con lo cual se prohibió provisionalmente la muestra directa de tabaco y derivados.

En este sentido, la industria tabacalera sufre un nuevo golpe en cuanto a su comercio, por cuenta de que la máxima instancia de lo contencioso administrativo vetó por el momento -y hasta que se resuelva el fallo total- que locales comerciales muestren directamente los cigarrillos.

Esto porque, señala la decisión, "toda forma de exhibición de productos de tabaco en sí misma es una forma de promoción para su consumo, toda vez que crea la impresión de que el consumo del producto es aceptable y dificulta la posibilidad de que los consumidores dejen el hábito.

Con esta nueva adenda a la normativa colombiana, el Consejo de Estado suma otra penalización contra la venta de cigarrillos y tabaco en el país, luego de que en 2009 entrara en vigencia la Ley 1335 de 2009, más conocida como Ley Antitabaco, en la que se prohíbe todo tipo de publicidad de estos productos, y que en la que se basó el fallo del tribunal (Además: Ventas de cigarrillos, sin publicidad a partir de ahora).

Al respecto, Guillermo Botero, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), aseguró a Portafolio.co que "esta decisión contiene un vacío jurídico y tiene que ver con que se trata de una resolución provisional, es decir, no hay exactitud en fechas de vigencia, ni de cómo sería la nueva normativa de ventas. Por esto, damos vía libre para que cada comerciante decida adherirse o no".

Y es que, agrega, este tipo de medidas van en contravía con la potencial decisión de gravar aún más al mercado del tabaco, lo cual también genera una incertidumbre para comerciantes a la hora de ofrecer o no cigarrillos, ni de cuándo dejar de exhibirlos directamente en los estantes.

Lo anterior, puesto que el alto tribunal resolvió imponer sanciones a quienes incumplan esta normativa con multas que van de dos a tres salarios mínimos (entre $ 1.378.890 y $ 2.068.335), y, si es reincidente, de cuatro a cinco mínimos (Lea también: Galería/ Conozca cuánto le cuesta fumar tabaco en estos países del mundo).

Además, Botero afirmó que "el fallo ataca a esta industria por el momento, al cual se sumará una posible alza de impuestos con la reforma tributaria que se viene", tema propuesto por la comisión de expertos tributarios del Gobierno, quien recomendó subir el impuesto al consumo de cigarrillo y tabaco elaborado, según el informe entregado al Ministerio de Hacienda para la reforma, la cual se espera sea presentada a partir de la segunda semana de octubre (luego del plebiscito por la paz, que será el 2 de octubre).

La determinación fue tomada en consideración por parte del Consejo de Estado, luego de que las resoluciones de la SIC fueran demandadas por las organizaciones Educar Consumidores, Corporate Accountability International, la Veeduría Ciudadana Control Tabaco y la Fundación para la Educación y el Desarrollo Social (También: Ley de Propiedad Horizontal regula el consumo de cigarrillo en edificios).

Con respecto a si los locales comerciales deben o no acatar esta norma, desde Fenalco se dio libertad para que cada agremiado decida con su equipo jurídico, según interpreten la norma del Consejo de Estado, pero que para Botero no es problema que se mantenga, siempre y cuando haya claridad pues "este es un negocio totalmente legal".

No obstante, sí agregó que está en desacuerdo con la potencial variación tributaria al tabaco, que se daría con la reforma tributaria, la cual "en lugar de aumentar, debería disminuir, para evitar un alto volumen de contrabando de cigarrillos, lo cual ocurriría de igual forma con el gravamen a las bebidas alcohólicas".