‘Fiebre’ de herramientas para ‘marketing’ y contra lavado de activos hace crecer a SAS

Terminaría el año con ventas por 23 a 28 millones de dólares en el país, es decir más de 30% sobre el 2016. Entidades financieras, Telco y ‘retail’ son sus principales clientes.

Vivian Jones, ‘country manager’ de SAS para Colombia y Ecuador.

Vivian Jones, ‘country manager’ de SAS para Colombia y Ecuador.

Néstor López/ Portafolio

POR:
Portafolio
octubre 01 de 2017 - 08:10 p.m.
2017-10-01

El lavado de activos se convirtió en uno de los mayores desafíos para las empresas. En promedio, entre 2% y 5% del PIB de cada país proviene de esa fuente y, según la Unodc, podrían estarse ‘blanqueando’ miles de millones de dólares.

Esto hace que crezca el afán por combatir el flagelo, sin que el país se escape de ello. Se trata de una circunstancia que favorece a empresas tecnológicas, como SAS, que se dedican a desarrollar herramientas con ese propósito. Vivian Jones, country manager de esta empresa para Colombia y Ecuador cuenta esto y cómo también una fiebre de digitalización los está beneficiando.

¿Cómo va la empresa?

El año pasado crecimos 276% en ventas, triplicando casi la operación de un año a otro, y es en alguna medida porque las compañías están requiriendo analítica para monetizar todo el volumen de datos que generan.

Y ese, justo, es su negocio.

Sí, con eso nació SAS hace 40 años.

¿Cuánto facturan?

El año pasado fueron entre 15 y 20 millones de dólares, si juntamos licenciamientos y servicios de implementación, de entrenamiento y capacitación.

¿En el 2015 cuanto fue?

Fueron cerca de 7 millones de dólares.

¿Y cómo va el 2017?

Hasta ahora, hemos acumulado un 90% del año pasado, quedando todavía tres meses que son los de mayor ventas. Si se toma agosto contra agosto (último corte), es 20% más. Pronosticamos un crecimiento de 30% a 40%, es decir que llegaríamos a entre 23 y 28 millones de dólares.

¿Eso los obliga a contratar más personal?

Va a implicar aumentar el número de empleados en un 30% a 40%, porque implementar los proyectos requiere de científicos de datos, y crecimiento en oficinas en Medellín y Bogotá, donde tenemos sedes. También entraremos a nuevas industrias: estamos apostándole mucho a la detección de fraude y corrupción en el sector Gobierno.

Después de lo de Odebrecht y Petrobras, en Brasil somos líderes en analítica predictiva para fraude. Allí todas las compañías se volcaron a adquirir soluciones de SAS para detectar estos problemas y lo estamos replicando en Colombia.

¿Abrirán más oficinas?

Desde Colombia, yo gestiono también Ecuador, entonces estamos considerando la apertura de una oficina allí para no seguir manejando esa plaza de manera remota.
También, de la costa nos están empezando a llamar mucho, porque hay compañías asentadas, sobre todo en Barranquilla, interesadas más que todo en hacer analítica en riesgo y marketing. Igualmente, hay bastantes industrias en Cali preocupadas por hacer buenas prácticas.

¿Qué los hizo ‘dispararse’ en el 2016?

Básicamente el foco en soluciones, sobre todo en el sector financiero, empresas de telecomunicaciones y retail, porque poseemos soluciones que les ayudan a los clientes a resolver su problemática de principio a fin. También influyeron los temas regulatorios y de transformación digital.

¿Podría dar un ejemplo?

Si hablamos, por ejemplo, de Bancolombia, la analítica no solo permite predecir cuál transacción puede ser sospechosa de lavado de activos, sino que de ahí se desprende toda la gestión de alertas, la investigación de los casos hasta que se cierran y el reporte a la UIAF (Unidad de Información y Análisis Financiero), o el cierre porque no era real.

¿Cuánto ‘lavan’ en el país?

Un estudio de la Unodc (Oficina de la ONU contra la droga y el delito) dice que en Colombia el lavado de activos y la financiación del terrorismo debe estar llegando a $20 billones, que son como tres reformas tributarias.

Este año el FMI evaluó esta situación y la primera recomendación fue que estábamos muy bien en lavado de activos, pero se estaba descuidando el tema de la financiación del terrorismo.

¿Los constructores están aplicando controles?

Hay firmas muy grandes que están haciendo cosas y preocupadas, sin que sea obligatorio, pero lo que uno ve, desafortunadamente, es que hasta que esto no se vuelve una regulación muchos no lo toman en serio.

Pero ya esto es obligatorio en el país

Así es. De hecho, en el último congreso de lavado de activos y financiación del terrorismo, de Asobancaria, no solo estaba el Superintendente Financiero, sino el de Sociedades, y este último advertía que esto ya no obliga solo para la banca, sino para el sector real, por ser incluso un campo más propenso a apoyar actividades de lavado, porque en un banco una transacción grande se detecta de una vez, pero en la compra de una casa o de un lote de productos muchas veces los montos altos son normales y no se investigan.

¿En qué más aplican la analítica en el país?

Estamos ayudando a firmas de telecomunicaciones en sus procesos de transformación digital para vender más y sorprender a sus usuarios con nuevos servicios o productos.
Es algo que llamamos marketing contextual, que puede pronosticar si va a necesitar algo de mí o de los terceros con los cuales trabajo, de acuerdo con la ubicación geográfica del cliente, la hora o el clima. Estas cosas están transformando las organizaciones.

¿Qué tantas empresas están usando esto?

El 100% de la banca usa tecnología SAS en cuanto a riesgo, y las Telco en marketing. El retail se han ido no tanto por el tema de vender más, sino por pronosticar mejor la gestión de la demanda.

Siga bajando para encontrar más contenido