‘Las finanzas productivas ayudan a salir de la pobreza’

Esta modalidad permite acometer una actividad productiva que genera rendimientos después de pagar todos los costos.

Manuel Méndez, de Bancamía

Archivo Portafolio.co

Manuel Méndez, de Bancamía

Empresas
POR:
octubre 29 de 2012 - 11:46 a.m.
2012-10-29

 

Así, esta creación de excedentes es lo que permite salir de la pobreza. La Fundación Microfinanzas del BBVA es la gestora de ocho bancos en América Latina, cuyo objeto es la creación de entidades que otorguen micropréstamos para el desarrollo de actividades productivas, en su mayoría de la población de menores recursos.

En Colombia, el banco de las microfinanzas Bancamía hace parte de este grupo español que está bajo la dirección de Manuel Méndez del Río. El directivo, quien es el presidente de la Fundación y además preside la junta directiva de Bancamía, habló sobre la situación actual y el futuro de esta industria.
¿CUÁL ES EL MODELO QUE IMPLEMENTARON PARA DESARROLLAR EL MICROCRÉDITO EN A. LATINA?

Las finanzas productivas han demostrado ser el camino de mediación más eficaz y sostenible en la lucha contra la pobreza. Al analizar los elementos que han permitido a las personas salir de la pobreza, la iniciativa individual explica el 77 por ciento de los casos en los que esto ha sido posible, siendo la exclusión financiera el principal freno.

Las finanzas productivas, modelo que desarrolla la Fundación, son aquellas que permiten acometer una actividad productiva que genera rendimientos después de pagar todos los costes reales, incluidos los financieros. Esta creación de excedentes es lo que permite salir de la pobreza y lo que contribuye directamente al crecimiento del PIB.
¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS QUE OFRECE LA REGIÓN PARA EL DESARROLLO DE ESTE SECTOR?
Las características del sector y de los clientes de microfinanzas en América Latina son muy específicas. El sector de microfinanzas en algunos países de la región ha crecido de tal manera que ya es una parte importante del sistema financiero formal.

Sin duda, la gran ventaja de América Latina está en la calidad humana. Es muy notorio el espíritu emprendedor que tienen los latinoamericanos y eso es clave, porque como decíamos antes, de cada diez personas que han salido de la pobreza, prácticamente ocho lo han hecho a través de una iniciativa productiva individual.
¿QUÉ INCONVENIENTES TIENE EL SECTOR A NIVEL REGIONAL?
Si el sector quiere tener un impacto más profundo, global y real, debe buscar alternativas que le permitan ampliar drásticamente su alcance, y asumir ritmos de crecimiento muy superiores a los actuales.

Para ello, debe acometer una profunda transformación, tanto en lo que atañe al entorno institucional, como al número y diversidad de agentes o a la dimensión o capacidad de actuación de cada uno de ellos. En este sentido, debe introducir innovaciones radicales que permitan la construcción de entidades microfinancieras reguladas y supervisadas, más grandes, más sólidas y más sostenibles.
¿SE CUELGAN LOS LATINOAMERICANOS EN SUS MICROPRÉSTAMOS?
La sostenibilidad de los créditos depende mucho de la misión y visión de las entidades microfinancieras, y de la tecnología crediticia que apliquen al mundo de la gente más pobre.

Nuestra experiencia en la implementación de las Finanzas Productivas es que el nivel de éxito es notablemente alto, alcanzando el 97 por ciento de los casos. En relación a las tasas de interés, concretamente en el caso de la Fundación, nosotros no perseguimos la mayor rentabilidad en las operaciones, sino una “rentabilidad sostenible”, es decir, una rentabilidad que permita cubrir el coste y el desarrollo de nuestras operaciones.