Fitch pone bajo su lupa a las empresas colombianas

La calificadora cambió su perspectiva a negativo. Dice que el 2017 será un año difícil por el proceso de paz, la tributaria y la debilidad del peso.

Fitch amenaza a EE. UU. con quitarle calificación Triple A

Fitch destaca como principales dificultades la fortaleza del dólar, el proceso de paz con las Farc y la reforma tributaria.

Empresas
POR:
Portafolio
noviembre 28 de 2016 - 09:04 p.m.
2016-11-28

El próximo año va a estar lleno de importantes retos para las empresas colombianas. Así lo cree la firma calificadora de riesgo Fitch, la cual revisó sus previsiones para 2017 y cambió la perspectiva de las compañías nacionales de estable a negativo.

En concreto, David Yanes, director de Fitch Colombia, aseguró en un comunicado que el entorno económico del país estará marcado por diversos factores, entre los que se encuentran la implementación del proceso de paz, el resultado final de la reforma tributaria y la debilidad del peso frente al dólar estadounidense.

(Lea también: ¿Qué son las calificadoras de riesgo y por qué le importan a Colombia?).

Esta perspectiva negativa la comparte el profesor de economía de la Universidad Autónoma, Luis Carlos Guzmán, quien asegura que el 2017 va a ser un año de reserva económica y empresarial. “La incertidumbre por el proceso de paz y el hecho de que la tasa de interés sea alta, deprimirá el consumo, lo que va a generar restricciones en la demanda y eso afectará al desempeño empresarial”.

Asimismo, Marcel Hofstetter, director del programa de finanzas y comercio internacional de la Universidad La Salle, pone de relieve el impacto que tendrá la reforma tributaria. “Si al ya complicado panorama económico del país, le sumamos los efectos que tendrá la reforma tributaria para las empresas, el panorama se pone incluso más complicado”.

En cuanto al otro factor que destaca la firma, que es el impacto que tendrá el dólar estadounidense en las cuentas corporativas, lo cierto es que se estima que la moneda local gane fuerza a lo largo de 2017.

Así lo afirma la Encuesta de Expectativas que elabora el Banco de la República, el cual espera que para noviembre del próximo año, el tipo de cambio que ubique entre $2.800 y $3.000 con un 45% de probabilidad, mientras que otro 20% pronostica un rango entre $2.600 y $2.800.

Estos indicadores, al compararlo con el nivel actual, que se establece en $3.142 según la Tasa Representativa del Mercado de hoy, supone una apreciación de la moneda local para el próximo año.

Este anuncio se hace meses después de que esta misma agencia modificara la calificación de riesgo país de estable a negativo, señalando como principal razón el complicado entorno económico del país.

En el comunicado, Fitch asegura que el pronóstico para el sector de telecomunicaciones es negativo, mientras que el de electricidad es estable. Por último, apunta que las perspectivas para las compañías constructoras es estable y que se espera que sea un actor fundamental en el crecimiento durante los próximos dos años.