Flores sin arancel para San Valentín gracias a beneficios del Atpdea

Estos cobijan a 6.300 bienes colombianos que se exportan a EE.UU.

POR:
diciembre 27 de 2010 - 02:18 a.m.
2010-12-27

Los floricultores colombianos, golpeados duramente por la ola invernal, respiraron con alivio por la extensión de seis semanas del Atpdea por el congreso de Estados Unidos, ya que este periodo cubre la celebración del Día de San Valentín, el 14 de febrero, uno de los de mayores ventas de flores en ese país.


Gracias al Atpdea, alrededor de 6.300 productos de Colombia pueden ingresar al mercado estadounidense sin pagar aranceles, aunque sólo alrededor de 1.440, entre ellos las flores, se están beneficiando de esa gabela.


La prórroga del Atpdea, del primero de enero al 15 de febrero del 2011, le permitirá al sector floricultor colombiano mantener los despachos de sus productos y aprovechar la celebración del día de los enamorados.
Las flores, después del petróleo, son el segundo renglón de exportaciones a Estados Unidos que se beneficia de las preferencias.


Entre enero y agosto, por ejemplo, se embarcaron 477 millones de dólares -casi 7 por ciento más que en igual periodo del año pasado-, más de la mitad del total facturado a todos los mercados internacionales, lo que evidencia la enorme importancia del Atpdea para esta actividad, que en Colombia genera más de 100.000 empleos directos y una cifra similar de indirectos.


Colombia, dijo el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, ocupa el primer puesto en aprovechamiento del programa entre los demás países andinos cobijados por el Atpdea.


Más del 50 por ciento de las ventas a Estados Unidos se hacen bajo este paraguas y esto, precisamente, es lo que lleva a que la ampliación de la ley por apenas seis semanas genere preocupación en el empresariado colombiano.
Al respecto, el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, reconoció el gesto del congreso estadounidense, pero advirtió que esa prórroga es muy corta y no sirve para hacer “pedidos en firme para confecciones, para poner las plantas a funcionar en productos que requieren más tiempo para su producción final o para hacer inversiones”.


Y es que las confecciones, que como las flores son intensivas en mano de obra, aparecen en el tercer lugar de las exportaciones al gigantesco mercado estadounidense dentro del programa de las preferencias arancelarias.


En esas seis semanas de ampliación de los beneficios arancelarios, dijo el ministro de Comercio, Industria y Turismo, se harán las gestiones necesarias para que el Gobierno de Estados Unidos lleve de nuevo las preferencias al Congreso, con miras a lograr una prórroga de dos años mientras se define la suerte del Tratado de Libre Comercio, cuya aprobación es prioritaria para las autoridades y empresarios colombianos.

Siga bajando para encontrar más contenido