Fondos privados sacuden el menú del negocio de comida

Kinco S.A.S. tendrá la franquicia de la cadena Burger King. Seaf llegó a Kokoriko y Mimo’s.

Empresas
POR:
octubre 25 de 2012 - 12:55 a.m.
2012-10-25

Con la compra de la mayoría accionaria de la firma Kinco S.A.S. por parte del fondo Escala, se crecen los recursos de este tipo de inversionistas de capital privado en el sector de venta de comidas y bebidas en el país.

La semana pasada, el fondo Seaf entró como socio de Conboca, la holding creada para operar, entre otras, las cadenas Kokoriko y Mimo’s, y que adquirirá la Cervecería Colón y los pub Palos de Moguer.

Además, el pasado 31 de agosto Mesoamérica, de Costa Rica, anunció el inicio de gestiones ante la Superindustria para hacerse a Frayco, operadora de los restaurantes Presto, Tacos & Bar-BQ, y BBQ.

La propia Mesomérica había adquirido a principio de año la cadena Oma, que con sus negocios de barras de café, restaurantes, y oferta de café empacado y molido, suma ventas por 82.000 millones de pesos al año.

Con anterioridad a estos movimientos, el Fondo Transandino, también de capital privado, adquirió cerca del 16,7 por ciento de Andrés Carne de Res.

El presidente de Promotora –firma que gestiona Escala Capital- Francisco Mira, afirma que de ahora en adelante Kinco S.A.S. tendrá la exclusividad de la franquicia de la cadena Burger King para el país, pues la poseía solo para regiones como el Valle del Cauca, Antioquia y la costa atlántica, y no en Bogotá.

}En total, Kinco opera nueve locales. La otra operadora de la marca estadounidense es la sociedad Opalcol, filial de la mexicana Alsea, que seguirá operando los 15 restaurantes que tiene actualmente, pero las nuevas aperturas quedan en manos de Kinco S.A.S. Como parte del convenio, Kinco S.A.S. y los socios se comprometen a abrir 100 locales de Burger King de distintos formatos en los próximos cinco años y acelerar al expansión de la marca en el país.

¿Por qué este inusitado interés de los fondos de capital en el negocio de comidas rápidas?

Según Mira, existen fondos de capital que se especializan en negocios medianos y pequeños que prometen crecimientos exponenciales, y el sector de comidas y bebidas casuales es de ellos. Sin embargo, como falta penetración (apertura de locales), muchas veces los operadores necesitan fondos frescos para acelerar el crecimiento o cumplir los contratos de cobertura con los dueños de las franquicias y los fondos de capital.

“También hay similitudes con los dueños de la matriz de Burger King, que es de fondo de capital”, añade Mira. Además, sostuvo que las marcas globales quieren entrar a mercados grandes y sus expectativas casan con los intereses de los fondos, que no se limitan a inyectar plata, sino que les aportan capacidad de gestión.

Paralelamente, Mira dice que aunque entre los socios de Escala están empresas del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA) como Sura o Bancolombia, también se encuentran las administradoras de fondos de pensiones (AFP), el fondo de capital de Bancoldex (Impulsa), compañías de seguros, el Banco de Desarrollo CAF y el Fomin (BID). El GEA tiene más del 50 por ciento de Promotora.

Por su lado, Luis Naranjo, de ww.losdatos.com, afirma que el hecho de que el negocio de comidas rápidas será de alto flujo de caja, toda vez buena parte de la compra es en efectivo, lo hace atractivo, a pesar de que no tenga altos márgenes de rentabilidad debido a la fuerte competencia.
"Las comidas rápidas, además de un negocio de restaurantes es inmobiliario, lo que implica tener un brazo financiero fuerte", dice Naranjo.

VARIOS NUEVOS

En los últimos cuatro años, la española Telepizza compró a Jeno’s Pizza; la mexicana Alsea adquirió el control de las operadoras locales de las franquicias de Domino’s Pizza y de Burger King (Bogotá), y la costarricense Cocensa compró la franquicia de Pizza Hut. Además, la brasileña International Meal Company (IMC), también controlada por el fondo de capital Advent International, se hizo al control de J&C Delicias, Traversata y Three Amigos. Dicha firma se hizo, entre otros activos, a seis restaurantes en Medellín de comidas típicas.

También llegaron al país en estos cuatro años, entre otras, las cadenas de comidas Taco Bell, Papa John’s, Sarku Japan y Buffalo Wings.

También entraron Chili’s y Restalia, de España. Próximamente lo hará la brasileña Rubalyat.

El Corral, la segunda cadena de comidas rápidas del país, podría ser adquirida por la familia Santo Domingo, y no se descarta que lo haga a través del fondo Valórem.