Fórmula de la gasolina frena caída de los precios

La cotización actual de los combustibles en las estaciones de servicio de Colombia es superior al valor en el que se cotizan en los mercados internacionales.

Bajar el precio del galón en $ 1.000, reduciría los ingresos del Gobierno en $2,7 billones al año.

Archivo Portafolio

Bajar el precio del galón en $ 1.000, reduciría los ingresos del Gobierno en $2,7 billones al año.

POR:
noviembre 18 de 2014 - 12:23 a.m.
2014-11-18

En los últimos cuatro meses los precios del barril de petróleo en los mercados internacionales han sufrido una dramática caída que ya supera el 26 por ciento.

Sin embargo, los colombianos aún no han podido sentir en la misma magnitud que en otros países los beneficios de esta caída en los precios del petróleo. Desde junio (cuando empezó la desvalorización del barril) hasta ahora, los precios de la gasolina y el Acpm (Aceite Combustible Para Motores o diésel) han caído menos de 1,2 por ciento.

De acuerdo con el Ministerio de Minas y Energía, esto se explica porque la fórmula de los precios de la gasolina está diseñada de tal forma que las fluctuaciones de los precios internacionales no golpeen drásticamente los precios al consumidor y la inflación.

Aunque la Corte Constitucional prohibió al Gobierno ahorrar el dinero excedente cuando en los mercados internacionales los precios de la gasolina estuvieran más altos que en el interior del país y le exigió transmitir al consumidor todo lo que caiga el precio, la fórmula actual no permite que esto se dé inmediatamente.

La razón es que las cotizaciones del barril que tienen en cuenta dentro de la fórmula de la gasolina son los valores promedio de los últimos 60 días previos a la fijación del precio de referencia. Así, por ejemplo, el precio de referencia vigente para noviembre, tuvo en cuenta tanto las cotizaciones por debajo de los 85 dólares que se registraron en octubre, como las que estuvieron por encima de los 100 dólares en septiembre.

De acuerdo con el exministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, en la coyuntura actual, además del precio del crudo, en la fórmula de los combustibles hay otros factores fundamentales que amortiguan la caída del precio.

“Se toma en consideración la tasa de cambio, que se ha devaluado más de 9 por ciento en lo que va del año, y los precios del etanol y del biodiésel, que vienen al alza”, señaló el exfuncionario.

Lo cierto es que en este momento el precio de los combustibles en el país se paga a un mayor valor que en el exterior, y si el Gobierno no puede ahorrar esos excedentes alguien se está quedando con estas ganancias adicionales.

Para el senador del partido liberal, Luis Fernando Velasco, es evidente quién es el beneficiado por esta situación: “Ecopetrol, que es el que refina, sigue comprando el petróleo a precio internacional, y evidentemente hoy lo está mucho más barato que hace dos meses, pero por la regulación de la fórmula se le está pagando un sobreprecio de la gasolina. Entonces quien se está quedando con la plata es Ecopetrol, es decir, el Gobierno y unos inversionistas particulares”, explicó.

Dio un dato adicional: “Hace cinco años, cuando el barril de petróleo estaba a 79 dólares y el dólar a 2.100, el precio de la gasolina estaba a 7.500 pesos, hoy estamos en la misma circunstancia y el precio de la gasolina en 8.500”, señaló.

EN DOBLE VÍA

Mientras esto pasa en Colombia en otros países como Estados Unidos el impacto de la caída de los precios del crudo sí se ven reflejados en el bolsillo del consumidor (ver recuadro).

No obstante, el exdirector de hidrocarburos del Ministerio de Minas y Energía, Julio César Vera, explica que la diferencia entre ambos países consiste en que en Estados Unidos los precios están liberados y en Colombia se tomó la decisión política de evitar las fluctuaciones del mercado.

“El tener un precio estable le garantiza a la economía un mejor comportamiento sin que la nación se esté descapitalizando por efecto de subsidios a los combustibles”, explicó.

Por su parte, el Gobierno explica que la política actual le permitió al país tener unos precios de los combustibles estables durante los primeros meses del año, a pesar de las altas cotizaciones internacionales de ese entonces y de la devaluación del peso con respecto al dólar.

“Hubo momentos en que el Gobierno tenía que subir hasta 8 por ciento y solo subió hasta 3 por ciento, por eso la fórmula funciona en dos sentidos”, explicó Vera.

Pese a que la caída del precio no ha sido tan drástica como se ha visto en el mercado internacional, lo cierto es que desde noviembre se empezó a reflejar el comportamiento internacional en los precios, con una caída de 124,4 pesos en el galón de gasolina en Bogotá.

Las proyecciones del exdirector de hidrocarburos indican que en diciembre el precio de la gasolina caerá alrededor de un 3 por ciento, y el del diesel cerca de 2,8 por ciento.

EN ESTADOS UNIDOS LA CAÍDA SÍ SE SIENTE 

Al cerrar octubre el precio promedio de la gasolina regular en los Estados Unidos estaba en US$3,13 por galón, cayendo esta semana a US$2,94, cotización comparable a la que registraba el mercado por la misma época del 2010.

Para los automovilistas de la Florida el costo del combustible era aún más favorable, con un precio en el surtidor de US$2,87, incluidos todos los impuestos.

De acuerdo con la actual estructura de precios, el costo del petróleo representa un 64 por ciento del valor del galón al público; un 14 por ciento corresponde al proceso de refinación, un 13 por ciento a impuestos y el 10 por ciento restante al margen de distribución.

En lo que respecta al diésel, el combustible más usado en el transporte pesado, la estructura es un poco diferente, pues la materia prima es más barata, representando el 58 por ciento del valor del combustible y el costo de refinación baja a un 12 por ciento; y, aunque el porcentaje del impuesto se mantiene, el margen de distribución sube al 17 por ciento. De acuerdo, con los datos semanales del Departamento de Energía, el costo del galón de diesel se ubica en US$3,67, en promedio.

nohcel@portafolio.co
 


Siga bajando para encontrar más contenido