Fossil encontró un nicho en relojes inteligentes en el país

María Alejandra Escobar, country manager de la compañía, dice que ese segmento es el 35% de las ventas totales en el país.

María Alejandra Escobar, country manager de Fossil Group

María Alejandra Escobar, country manager de Fossil Group, explica las estrategias de crecimiento.

Rodrigo Sepúlveda/ Portafolio

POR:
Portafolio
junio 27 de 2018 - 10:05 p.m.
2018-06-27

Desde hace dos años, Fossil Group entró en forma en el negocio de los relojes inteligentes y los resultados en Colombia han sido notorios.

Como porcentaje de las ventas totales es el 35%,
cuando el promedio de Latinoamérica es del 15%. Solamente lo superan Brasil (40%) y Estados Unidos (30%).

(Lea: Abrir una docena de tiendas, meta de Fossil)

Los resultados en el país, reportados por Time Square, distribuidor de la marca, es importante porque, además del crecimiento del negocio, no se ha afectado la comercialización de la línea tradicional, destaca María Alejandra Escobar, country manager de Fossil Group.

(Lea: Fossil, con la meta de crecer 18%

En total, en las ventas de toda la relojería se ve un crecimiento del 14% del distribuidor. Para Escobar, lo que hacen los relojes inteligentes es llegar para permitir un crecimiento del producto tradicional, gracias al trabajo de recordación de marca y a las actividades en el punto de venta. En definitiva, opina que en Fossil no es una categoría que ‘canibaliza’ a la otra, sino que se complementa. “Los colombianos son receptivos a las nuevas tecnologías, quieren estar informados y le dan paso a la conectividad”, comenta.

Fossil es el segundo grupo fashion relojero más importante del mundo después de Swatch y, para Escobar, el aporte de la marca, que representa al mundo de los relojes inteligentes, tiene que ver con el diseño, estilo, pulsos intercambiables y la personalización de las pantallas, valores agregados de estos aparatos que son extensión del smartphone. Para la marca, “el mercado de los smartwatch es uno de los más rentables y Fossil ha logrado competir con éxito gracias a que hace que la relojería sea asequible, convirtiendo lo que antes era un lujo en un accesorio indispensable, que se puede cambiar según las tendencias de la temporada”.

El desarrollo tecnológico del reloj inteligente de Fossil se hace en Dallas, Estados Unidos, y se ensamblan en Asia. María Alejandra Escobar cree que a futuro la compañía trabaja para sacar adelante un producto más liviano y con una memoria más plana.

Para el segundo semestre, la marca se prepara para traer al mercado un reloj deportivo a prueba de agua y que mide el ritmo cardíaco.

Siga bajando para encontrar más contenido