‘El ‘fracking’ se ha convertido en un símbolo’

El abogado David Neslin fue uno de los expertos en yacimientos de hidrocarburos no convencionales que asesoró a Colombia para formular la normativa para la exploración en este tipo de depósitos. En entrevista con Portafolio habló de las críticas a la estimulación hidráulica.

Empresas
POR:
diciembre 05 de 2014 - 01:01 a.m.
2014-12-05

David Naslin no solo es abogado y socio de la firma con sede en Denver, Davis Graham & Stubbs,también fue director de la Comisión de Conservación de Petróleo y Gas del Estado de Colorado en pleno auge de los yacimientos no convencionales en esté estado norteamericano, y también asesoró a las autoridades colombianas para el desarrollo de la regulación para exploración de este tipo de recursos.

Recientemente, estuvo en Colombia por invitación de la Agencia Nacional de Hidrocarburos y tuvo la oportunidad de conversar con personas a favor y en contra de la técnica de estimulación hidráulica, que consiste en crear microfracturas en rocas esquistos para permitir la extracción de los hidrocarburos atrapados en este tipo de formaciones.

De su visita, lo que menos le sorprendió fue que las mismas inquietudes que hay en Colombia sobre esta técnica sean similares a las que se hacen otras personas en diferentes latitudes en las que también se desarrolla esta industria.

¿Son similares las inquietudes sobre estimulación hidráulica en Colombia y en los Estados Unidos?

Sí, en efecto son inquietudes mundiales. La gente tiene preguntas similares sobre el uso del agua, emisiones al aire, manejo de residuos químicos, sismicidad. Pero también pienso que hay buenas respuestas a esas preguntas.

Particularmente en Colombia, ¿ve esas buenas respuestas?

Sí. Es que creo que algunas veces tratamos los desarrollos de yacimientos no convencionales como algo muy diferente con respecto al desarrollo de yacimientos convencionales, y la verdad es que ambos implican básicamente los mismos asuntos.

Usas un tubo ‘casing’ revestido, debes tener aprobaciones del Gobierno, el petróleo y el gas salen del pozo, se produce agua, se tienen que manejar desperdicios en ambos casos...

Si es así, ¿por qué en tantos escenarios el ‘fracking’ es visto como ‘el diablo’?

Creo que el fracking se ha convertido en un símbolo de diferentes cosas para diferentes grupos de personas. Me explico, creo que hay algunos grupos para los que el ‘fracking’ simboliza combustibles fósiles y que precisamente se oponen a estos combustibles.

Esta idea la entiendo y estoy de acuerdo en que con el tiempo debemos hacer una transición hacia los recursos renovables, pero no creo que podamos hacer ese cambio inmediatamente. Así que necesitamos un puente del presente hacia el futuro de las energías renovables, ese puente es el gas natural. Por ejemplo, si no estuviéramos usando gas natural en los Estados Unidos estaríamos usando carbón.

Es decir, para usted la oposición no es contra el ‘fracking’ en sí mismo sino contra toda la industria petrolera...

Yo creo que para diferentes grupos simboliza diferentes cosas. Ahora, algunas personas tienen una opinión fundada en lo que leen, que no siempre es cierto. Por ejemplo, creen que el proceso involucra solo verter químicos en el suelo, y no es así. O son informadas de contaminación en las aguas subterráneas y típicamente eso es un riesgo remoto.

Con respecto a Colombia, ¿cuál piensa que es el potencial de los no convencionales?

Hay un potencial en Colombia, así como en otros países en Suramérica. Es un recurso que apenas se está previendo. Una de las ventajas que creo que tiene Colombia es la regulación, que refleja un gran trabajo por parte del Gobierno. Creo que es un régimen balanceado, provee una protección apropiada pero también puede ser navegado por la industria, así que es positivo.

¿Cómo afectaría el ciclo de precios bajos la tarea de exploración que debe hacer la industria colombiana en no convencionales? 

Como planteamiento general diría que cuando los precios bajan es más difícil - y probablemente sea más difícil aún para la fase exploratoria- pero no sé qué significa con respecto a las áreas específicas en Colombia. En Estados Unidos las compañías deberían ser muy activas pese a los precios.

Como ejemplo, en Colorado el precio del gas natural ha bajado significativamente, entre 2008 y 2010, los precios caen entre 50 y 70 por ciento en ese periodo. Aun así las compañías continúan desarrollando pozos de gas natural por una variedad de razones: algunas veces tienen que perforar el pozo para mantener la propiedad y mantener la tierra, algunas veces ellos perforan el pozo porque tienen contratos preexistentes, algunos continúan perforando el pozo porque es tan eficiente que pueden aún producir el recurso económicamente y a un precio más bajo, eso dependerá de cada caso.

‘NO EN MI PATIO’

Con respecto a los procesos de moratoria de la industria petrolera, el experto David Neslin asegura que lo contradictorio de este tipo de medidas es que se prohíbe la producción, pero no el uso de estos hidrocarburos.

“Por ejemplo, Nueva York, que fue uno de los estados que adoptó la moratoria, es uno de los mayores consumidores de gas natural, pero simplemente no quieren que se produzca ‘en su patio’”, señaló.

Para Naslin es un tema de corta visión, porque si se usa el recurso se debe buscar que se produzca en las mejores condiciones y eso se logra con una regulación estricta. En segundo lugar, porque el desarrollo de la industria de gas natural genera beneficios económicos muy importantes para las regiones como se ha demostrado en los Estados Unidos.

nohcel@portafolio.co