“Nadie hará ‘fracking’ con petróleo a US$ 50”

Mientras el petróleo no esté a US$ 70 no será rentables proyectos de hidrocarburos no convencionales.

Campetrol

Rubén Darío Lizarralde, presidente de Campetrol, confía en que las inversiones en exploración en Rubiales y Cusiana eleven la producción petrolera nacional.

Empresas
POR:
Portafolio
julio 10 de 2016 - 10:41 a.m.
2016-07-10

La crisis petrolera desatada a mediados del 2014 no deja de tener repercusiones en la economía nacional. El Gobierno debió ajustar sus cuentas con el gasto y aterrizar en cuanto a lo que estaba acostumbrado a recibir del sector por cuenta de los impuestos.

Los precios del crudo, que en enero llegaron a ser de US$ 25 por barril, le quitaron la rentabilidad a varios de los campos petroleros con los que se esperaba mantener la producción del país por encima del millón de barriles, como en abril del 2015, cuando fue de 1.010.000.

Hace apenas unos días Ecopetrol, la principal empresa de hidrocarburos en el país, recibió de Pacific Exploration los campos de Rubiales y Cusiana y en eso está esperanzado el gremio para recuperar la producción, pues el primero de los campos alcanzó los 210.000 barriles en 2013 y hoy apenas bordea los 116.000.

Rubén Darío Lizarralde, presidente de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol) confía en que la estatal realice las inversiones que se requieren para que la productividad de ese campo se eleve.

“Por supuesto los pozos van disminuyendo su producción pero no tan dramáticamente. Pacific dejó de hacer inversiones por la no prórroga del contrato porque no habría tenido el tiempo de recuperarlas, y por eso bajaron la guardia y sólo explotaron la producción.
La esperanza es que Ecopetrol cumpla con las inversiones en perforación que anunció hace unos días”, puntualizó Lizarralde.

A lo largo del año la empresa colombiana ha decidido salir o suspender las operaciones en algunos campos debido a que los precios del petróleo no los hacían rentables para la operación de la empresa. Sin embargo, el Presidente de Campetrol asegura que con el barril en US$50 se puede cumplir con los planes de perforación y exploración.

“Lo que sí no es rentable ni en Colombia ni en ningún otro lugar es el fracking, porque con un crudo por debajo de los US$70 eso no es posible, no es rentable para las empresas” puntualizó.

“Ecopetrol debe cumplir con esas inversiones porque si no lo hace aquí, que es donde tiene la mayor parte de su operación, entonces dónde lo va a hacer”. El representante de Campetrol criticó además la política de repartición de dividendos de los últimos años debido a que por hacerlo se dejó de invertir en los aspectos de la operación de la compañía, asegura que hoy se ven las consecuencias. “Las empresas reparten dividendos cuando tienen con qué y Ecopetrol ha dejado de invertir mucho en sus campos para repartir dividendos y ha sido un grave error en años anteriores. El Gobierno no le puede seguir sacando las posibilidades de desarrollo futuro a punta de dividendos para atender intereses de corto plazo” indicó Lizarralde.

De otro lado, el ejecutivo se mostró preocupado por los retrasos y los obstáculos que se presentan en el otorgamiento de las licencias ambientales para el desarrollo de los proyectos, que eventualmente permitirían recuperar la producción.

“Hay un aumento en el tiempo para el otorgamiento de licencias ambientales y eso también afecta la reactivación en la producción que en estos momentos se necesita. Y se observa una activación de los bloqueos y paros que va muy de la mano con los fenómenos regionales que quieren manejar la contratación laboral, y además civil, aumentando los costos para las empresas”.

Explica Lizarralde que varios de los casos en los que las comunidades amenazan con paros o bloqueos en los lugares de influencia de las compañías petroleras se dan porque estas no acceden a satisfacer ‘peticiones caprichosas’ que generan sobrecostos innecesarios a las mismas.

“Un ejemplo de eso puede ser que en determinado caso se necesite cierto número de personas para operar una máquina y a ellos les parece que lo que se requiere es un 40% o 50% más de personal para el mismo fin, si las compañías no ceden, ahí aparecen los paros y los bloqueos que son perjudiciales para la industria”.

En todo caso la apuesta está en incrementar la perforación de pozos para así recuperar la producción y con ella tener un sector más sólido.

Muchas exenciones y subsidios

De acuerdo con Rubén Darío Lizarralde, si se hace una evaluación de los subsidios y las exenciones se obtendrían recursos adicionales para la Nación debido a que considera que actualmente hay muchos que se benefician de ellos sin retribuirle nada al desarrollo económico del país, o a la generación de empleo. Sostiene que se debe racionalizar las cargas tributarias de forma tal que se aprovechen mejor los impuestos que hoy se están cobran- do, incluso en algunos casos considera que se podrían disminuir. “Lo que se debe es evaluar el sistema tributario actual para ver dónde no se están aprovechando bien”, precisó.

Asegura que los esfuerzos del Gobierno deben centrarse en luchar contra el contrabando y la minería ilegal porque son estos los dos grandes problemas que están carcomiendo la economía nacional, la cual en medio de la actual coyuntura debe fortalecer esas líneas para poder hacer frente a las dificultades.