Francia ‘vende’ su modelo de ciudades sostenibles

Las soluciones con energías renovables y sistemas de transportes no contaminantes, entre otros, son parte de lo que el país galo mostrará en el 2017. 

Francia
Empresas
POR:
Portafolio
marzo 22 de 2016 - 12:50 a.m.
2016-03-22

El barrio Confluence, de Lyon (Francia), deslumbra por la belleza del paisaje. En sus 150 hectáreas, tiene como ejes los ríos Saona y Ródano, así como espejos artificiales de agua y edificios nuevos con capacidad de generar su propia energía. En las fachadas de estas edificaciones se nota la textura ahuecada característica de los paneles solares. El plan es que para el año 2025 haya 16.000 habitantes y unas 25.000 personas pasando todos los días por acá.

También el barrio ecosostenible Bonne, en la capital alpina de Grenoble, no solo luce como un lugar ideal para la felicidad de sus 3.000 habitantes, sino que tiende a optimizar las fuentes energéticas y de agua. Ocupa 15 hectáreas, con 1.000 casas ideadas para todos los estratos socioeconómicos y con combinación de usos del suelo.

La decisión de construirlo tomando como eje una nueva vía del tren fue asumida por la municipalidad en alianza con inversionistas privados. El desarrollo se hizo entre el 2004 y el 2008, con una inversión de casi 50 millones de euros en todo el equipamiento común, fuera de lo que costaron los desarrollos inmobiliarios, según explicó Pierre Kermen, director de Innovia, la empresa mixta que se creó para dinamizar el proyecto.

Grenoble es también sede principal del Centro para el Desarrollo Científico (CEA), un complejo tan grande que tiene rutas de carro y bicicleta para recorrerlo y es una de las principales fuentes de empleo en la ciudad. Varias de las empresas más grandes del país tienen tratos con la entidad buscando innovación de sus procesos.

Otra virtud en los casos de Grenoble y Lyon es el uso de sistemas de transporte eficientes y poco contaminantes que combinan tren, metro, tanvía, buses, en algunos sectores cable y, por supuesto, muchas bicicletas.

Los dos ejemplos anteriores marcan la tendencia de un país como Francia, que busca que sus ciudades estén en armonía con el medioambiente y sean cada vez menos contaminantes. No en vano existe una norma que obliga a que todo edificio que se construya hacia el año 2020 sea autosuficiente en energía. Ya el país galo ha dado pasos importantes como los ejemplos antes mencionados y quiere vender el modelo hacia afuera. También son parte de las potencialidades que el Gobierno francés quiere traer al país dentro del llamado ‘Año cruzado Francia-Colombia’, que se celebrará en el 2017.

La intención es que sean 365 días compartiendo lo mejor que cada uno tiene en deporte, cultura, educación, turismo, cine, gastronomía y, por supuesto, en sus economías. En la actualidad, el intercambio económico entre los dos países llega a 850 millones de euros, tras un descenso observado en los últimos años. La intención de ambos gobiernos es revertir ese bajón.

De acuerdo con Olivier Pradet, representante de Business France en Colombia, se advierte un buen ambiente entre los empresarios galos de varios sectores por conocer las posibilidades de negocio que hay en nuestro territorio, y viceversa.

Meta: cambiar la imagen de Francia y Colombia entre los empresarios

La intención es aprovechar el ‘Año cruzado Francia-Colombia’ para trabajar en tres ámbitos: provocar el interés de las empresas fracesas innovadoras en sectores como la agroindustria, la producción industrial, servicios medioambienteales e infraestructura de Colombia. Segundo, promover acuerdos estratégicos entre los ecosistemas de innovación colombianos, tipo Ruta N, y los polos de competitividad franceses. Y, tercero, promover el conocimiento de las oportunidades de inversión en Francia entre los empresarios colombianos interesados.

“La gente en Francia tiene una caricatura de lo que es Colombia y al revés, y cuando uno empieza a indagar más ve que Colombia tiene sus atractivos y ventajas, y Francia también los posee frente a otros países europeos”, anota Olivier Pradet, representante de Business France.

El 2017, un año clave de intercambio

El primer semestre del 2017 Francia se volcará a Colombia y será correspondida de igual manera entre julio y diciembre.

Este ‘Año cruzado’ se definió en un encuentro de los presidentes Juan Manuel Santos y Francois Hollande, realizado en enero del año pasado en Bogotá. La comisaria general del ‘Año Francia-Colombia 2017’, Anne Louyot, asegura que se trata indudablemente de un espaldarazo que le hace su país al proceso de paz de Colombia y esa temática será central en su abordaje. Entre otros, habrá coloquios y debates sobre diversidad, gestión de la violencia y gestión de la globalización. La programación se centrará sobre todo en Bogotá y Medellín.

Néstor Alonso López
Enviado especial a Francia