Freixenet apuesta más por Colombia

Director general de la marca dice que existe una oportunidad de crecimiento de vinos europeos.

Freixenet es la primera empresa productora y comercializadora del método champenoise, una de las tres formas - y quizás la más a

Archivo

Freixenet es la primera empresa productora y comercializadora del método champenoise, una de las tres formas - y quizás la más a

Empresas
POR:
agosto 23 de 2015 - 09:48 p.m.
2015-08-23

Una mayor promoción de la marca en hoteles y restaurantes y la introducción de más referencias de su portafolio, componen la estrategia de Freixenet de España para tener mayor presencia en el mercado colombiano.

Así lo anuncia Luis Tormo Jané, director general de Freixenet México responsable de la operación en el país.

Para Colombia, Casa Domecq tiene a cargo la representación desde hace 35 años.

Freixenet es un grupo de 23 bodegas que nació cerca a Barcelona, en España, hoy está en más de 140 países y es considerado como el principal en la producción del cava, dentro del mundo de los espumantes.

Freixenet es la primera empresa productora y comercializadora del método champenoise, una de las tres formas - y quizás la más alta expresión- de los espumosos.

“El colombiano es un mercado que, con el de México, muestra alta tasas de crecimiento. Son mercados que consumen poco, medio litro per cápita, pero va creciendo y ese es un aspecto positivo”, dijo.

A su juicio, el país ha abierto su mercado y está incorporando marcas internacionales, por lo que tiene unas enormes posibilidades sobre el consumo del vino.

“Dominan Chile y Argentina y lo que vemos es que aquí hay una opción de desarrollo para las marcas europeas”, comentó.

El directivo argumenta que los acontecimientos de tipo cambiario con la devaluación del dólar son otro aspecto coyuntural que favorece las intenciones de penetrar más en Colombia.

Tormo afirmó que “antes teníamos una diferencia importante frente al euro y eso permitirá que los vinos del Viejo Mundo ganen competitividad”.

En los últimos cuatro años la marca ha crecido 20 a 22 por ciento, en tanto que la categoría lo hace a un dígito. Hoy coloca 3.500 cajas al año y la meta para el 2017 es duplicar ese volumen.

La estrategia para lograrlo debe incluir una mayor presencia de centros de consumo como restaurantes y hoteles. Esto, porque es más fácil acceder a una copa que a una botella y esa es parte de la estrategia, comenta Tormo.

El directivo enfatiza sobre la comercialización de ediciones limitadas de mayor precio.

Al respecto, Isidoro Esquinazi, director de mercadeo de Pedro Domecq, complementa que “no importa el nivel socioeconómico y la edad, existe el interés por conocer más sobre este tipo de vinos y por eso hemos decidido aumentar el portafolio. El consumidor está curioso y debemos satisfacer esas necesidades y permitirle que explore”. Por otro lado, añadió, se intensificará la incursión de bodegas que hoy no están representadas.

“Buscamos desestacionalizar el consumo de los espumantes y del cava. Tradicionalmente se utiliza para fin de año o eventos especiales, pero tratamos de comunicarle al consumidor que es una opción para cualquier momento”, señaló.