Frisby apunta a montar 20 locales más este año

La red de restaurantes espera crecer de 15 a 20 por ciento al cierre del 2013. El primer trimestre muestra que va en ese camino.

Francisco Guzmán, gerente general de Frisby.

Archivo Portafolio.co

Francisco Guzmán, gerente general de Frisby.

POR:
abril 25 de 2013 - 12:41 a.m.
2013-04-25

La cadena Frisby proyecta este año invertir cerca de 14.000 millones de pesos en reconversión tecnológica y en la apertura de 20 nuevos restaurantes en el país.

De esta manera, al cierre del 2013 logrará completar unos 180 puntos de atención, explicó Francisco Guzmán, gerente general de la marca colombiana.

Municipios como Pitalito, Palmira y Apartadó podrán contar este año con un restaurante de la marca.

Este año, Frisby inauguró restaurantes en Girardot, Cartagena y Barranquilla.

La proyección es que la compañía termine este año con 210 a 215 establecimientos, si se incluye el crecimiento de sus marcas Cinnabon y Sarku Japan.

Guzmán señaló que la expansión no será el único destino para las inversiones, dado que la modernización tecnológica de las plantas y los equipos de la empresa también será fundamental en el programa de inversión.

La compañía, que este año celebra sus 35 años de operaciones, se ha fijado para este año un crecimiento del 15 al 20 por ciento, y los resultados del primer trimestre del año, y del comienzo del segundo arrojan que el negocio va hacia esa dirección.

En el 2012, el sistema Frisby consolidó ingresos por 169.000 millones de pesos, 17 por ciento más que los ingresos que logró la compañía al finalizar el 2011, según reveló Guzmán.

“Dentro del desempeño de los negocios este fue un buen resultado.

Reafirmamos que lo más importante es el relacionamiento con el cliente, y lo hemos hecho a través de diversas estrategias”, expresó.

La innovación con productos novedosos como la Frischuleta, el año pasado, o, más recientemente, las Frispetas, así como la relación con los clientes y la expansión, son razones para que, a juicio de Guzmán, Frisby sostenga esos niveles de crecimiento.

En ese frente, la meta para la compañía es hacer de dos a tres lanzamientos de productos que sorprenden a los consumidores colombianos, dijo el alto directivo.

La cadena de restaurantes Frisby también tiene en marcha una prueba piloto con miras a incursionar en el negocio de la heladería como complemento a la actividad de sus establecimientos.

COMPRAS DE POLLO NACIONAL

Pese a las oportunidades que se han abierto de abastecimiento de pollo importado, por el TLC con Estados Unidos, la cadena de comida ve en la industria avícola nacional su gran aliada.

“Estamos muy claros en que, primero, es nuestro abastecedor natural y, segundo, tenemos unos conceptos de calidad y frescura que hacen que nos inclinemos hacia el producto nacional”, explica el gerente general de Frisby, Francisco Guzmán.

En general, explica que la producción local, en varios tipos de proveeduría, como la de los empaques, resulta clave en el desarrollo de la compañía.

Siga bajando para encontrar más contenido