Fidubogotá espera llegar a 55.000 clientes de Fics en 2017

Distribuir los Fondos de Inversión Colectiva (Fics) en la red del Banco de Bogotá ha sido la clave para llegar al segmento masivo. 

César Prado Villegas, presidente de Fiduciaria Bogotá.

César Prado Villegas, presidente de Fiduciaria Bogotá.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 02 de 2017 - 11:55 p.m.
2017-03-02

Acercarse más al segmento masivo ha sido una de las estrategias de la Fiduciaria Bogotá, para lo cual han lanzado Fondos de Inversión Colectiva (Fics) más accesibles, que son ofrecidos en la red de oficinas del Banco de Bogotá.

La meta es seguir creciendo y llegar a los 55.000 clientes en el 2017.

Esto, al tiempo que en su actividad tradicional esperan un mejor año para los negocios de fiducia inmobiliaria y de administración.

Sobre este y otros temas, César Prado Villegas, presidente de Fiduciaria Bogotá, habló con Portafolio.

¿Cómo terminaron el 2016?


Aunque el panorama no se veía muy claro, la realidad es que el desempeño fue positivo. En materia de utilidades logramos sobrecumplir la meta: cerramos con utilidades netas por encima de los $73.000 millones, 4% por encima de la meta que nos habíamos fijado. Nuestros ingresos por comisiones aumentaron 14% y llegaron a $184.954 millones.

¿Qué sustentó ese desempeño?

Fue un año extraordinario para la fiducia de inversión, con un crecimiento de 28% en ingresos frente al 2015, porque parecía que 2016 iba a ser regular para los mercados, y resultó siendo muy positivo en términos de rentabilidad. La fiducia inmobiliaria creció 15%, menos que en años anteriores pero fue bueno en medio de la moderación que ha tenido el sector, particularmente en algunas ciudades. También nos fue bien en ingresos financieros, que se originan por administración del portafolio propio y de los negocios fiduciarios cuyas comisiones dependen del desempeño de los recursos que allí se administran. Sin embargo, no fue tan positivo para la fiducia de administración, pues el año pasado no fue muy activo en contratación pública.

¿Cuánto tienen en activos bajo administración?

Terminamos el 2016 con 61,5 billones de pesos, 4% más frente al 2015, aunque tienen un impacto de $2,5 billones que tuvimos que entregar en octubre y que correspondían al portafolio pensional de Ecopetrol.

¿Qué expectativas tiene para 2017?

Aunque somos optimistas, el crecimiento económico del país estará entre 2 y 2,5%, y eso naturalmente impacta el ritmo de los negocios. Esperamos que nuestros ingresos por comisiones aumenten 15% este año, es menor a la tasa de crecimiento histórica que hemos tenido, pero es positivo en el escenario económico actual.

¿Qué esperan para los distintos segmentos?

Esperamos un buen año en fiducias de inversión, porque hay expectativa de que las tasas de interés bajen a lo largo del año y eso conducirá a que los portafolios de renta fija tengan valorizaciones importantes. En fiducia inmobiliaria traemos un viento de cola por los proyectos y bancos de tierra que hemos acumulado en años anteriores, creemos que hay oportunidades que pueden jalonar el sector de la construcción.

Un ejemplo está en Bogotá, con el plan de Lagos de Torca. Por otra parte, esperamos que vuelva a crecer el negocio de fiducia de administración, confiamos en que se acelere la contratación pública porque el año pasado fue de cambio para las administraciones locales. Aunque hay inquietudes frente a lo que pase con infraestructura, la verdad es que en la medida en que los problemas se resuelvan habrá oportunidades de desarrollo para el país y de negocio para todos. No solo en megaproyectos como las 4G, sino que también hay temas territoriales que si bien no todos se van a dar este año, tenemos que estar preparados para cuando salgan.

¿Cuánto administran en fondos de inversión colectiva?

Cerramos el 2016 con $7,5 billones, con un crecimiento de 20%. Aún no tenemos fondos alternativos ni de capital privado. En la oferta están el fondo Sumar, que es de renta fija a corto plazo; Es + que está destinado a educación; Fiduacción que invierte en renta variable, Fidugov, que está orientado a instituciones gubernamentales, y Cubrir, que es un fondo especulativo de más alto riesgo orientado a inversionistas más sofisticados. También tenemos el fondo bursátil HColSel, que ha estado enfocado al segmento institucional para darle volumen, pero no descartamos que en algún momento se distribuya en el segmento masivo.

Una de sus estrategias es acercarse más al segmento masivo. ¿Cómo ha sido esa tarea?
Hemos hecho una apuesta importante a segmentos como personas naturales, pero también hay otros relevantes como las pymes y el Premium, que son personas de altos ingresos. La clave ha sido anclar el modelo de distribución a las oficinas del Banco de Bogotá. El año pasado, por medio de ese canal, se hicieron alrededor de 1.500 aperturas mensuales de fondos, ya estamos cerca de los 42.000 clientes y la meta para este año es llegar a 55.000. La idea es seguir creciendo y el volumen se está dando principalmente en personas naturales.

¿Tienen previsto sacar más productos?

Estamos trabajando en dos iniciativas. Una, es crear un fondo de renta fija con un poco más de riesgo, orientado a medianas y pequeñas empresas, donde hemos encontrado que hay apetito por tomar apuestas de inversión que no sean especulativas, pero que sí generen un poco más de retorno; esperamos que esté listo este año. La otra, es que estamos evaluando unos ajustes al fondo Cubrir, que es sofisticado, de altos retornos, pero alta volatilidad. La idea es volverlo más accesible a clientes no profesionales y que pueda aprovechar oportunidades de valorización en el exterior.

¿Qué falta para que se masifiquen aún más los Fic?

Creo que la demanda está, se han hecho esfuerzos por el lado de la oferta, pero la clave está en los canales de distribución. Esto no es un tema de ricos ni de inversionistas sofisticados, en la medida en que crece la clase media y el país se ha enriquecido hay más personas que tienen excedentes de recursos y no saben qué hacer con ellos. Hemos tenido sorpresas interesantes, al principio éramos escépticos frente a las pymes, con el prejuicio que si a veces tienen dificultades para acceder a capital, pues qué recursos van a tener para invertir, pero ese es uno de los segmentos que más crece, con tasas superiores al 30%.

Otro tema es que hay muchos mitos sobre vender fondos en los pueblos, pero nosotros lo hemos hecho en prácticamente todas las oficinas del Banco de Bogotá, salvo en dos. El sector financiero tiene la responsabilidad y la oportunidad de canalizar los excedentes de recursos.