Así fue el paso de Fujifilm del rollo a la fotografía impresa

La empresa japonesa, con 84 años en el mercado, se resistió a dejar su negocio principal. Desde 2014 ha abierto 6 tiendas en el mundo, una en Bogotá.

Masato Yamamoto, presidente de Fujifilm

Masato Yamamoto, presidente de Fujifilm Holdings America Corporation.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
octubre 20 de 2016 - 08:04 p.m.
2016-10-20

La cuenta se calcula en más de 2.000 millones de fotos diarias que se toman en el mundo, incluyendo las de los teléfonos celulares y todo tipo de cámaras fotográficas.

“Sin embargo, de este gran total son muy pocas las que terminan siendo impresas en algún material, pues la gran mayoría se distribuyen a través de las redes sociales”,
dijo Masato Yamamoto, presidente de Fujifilm Holdings America Corporation, al presentar la tienda Wonder Photo Shop, que abrió sus puertas en el centro comercial Santafé, al norte de Bogotá.

En diálogo con Portafolio, Yamamoto destacó algunos aspectos con los que quieren retomar el liderazgo en el mundo fotográfico, ahora en la era digital y de los nuevos negocios de la compañía, desconocidos para muchos, emprendimientos que inició a la par del nuevo siglo.

Por ejemplo, el empresario destacó los nuevos negocios que se han hecho a partir de la investigación, el desarrollo de la película fotográfica, puestos en práctica en sus nuevas divisiones así como en las empresas que han venido comprando durante los últimos 15 años.

Entre otros, se cuentan la industria farmacéutica y la imagenología; en la primera, Fuji trabajó en el desarrollo de medicamentos para el control de la enfermedad del ébola, mientras que en la parte médica, con los temas de imágenes requeridas para el diagnóstico de los pacientes y la investigación científica.

Otros sectores en los que ha trabajado está en la industria tecnológica, aportando insumos para la fabricación de productos de consumo masivo televisores LCD y teléfonos móviles táctiles.

“Todos estos desarrollos se han basado en la experiencia de Fuji con sus películas”,
aseguró Yamamoto.

Por último, destacó los derechos de propiedad que Fuji tiene sobre las actividades industriales y comerciales de la multinacional Xerox en los países asiáticos; esta última, dedicada proveer insumos de oficina, impresión comercial y artes gráficas.

Por su parte, en Colombia Fuji tiene negocios de fotografía cómo papeles fotográficos, lentes para cámaras de televisión y para cámaras fotográficas, lo mismo que cintas para el almacenamiento de información que requiere complejas medidas de seguridad.

Otros son la proveeduría de insumos para la industria de las artes gráficas y la impresión.

Ahora, acerca de la nueva tienda que abrieron en Bogotá, la sexta, luego de tener similares en España, China, Japón, Filipinas y los Estados Unidos, Yamamoto indicó que mientras comenzó a notarse un fuerte decrecimiento en el mercado de películas para cámaras fotográficas y la paralela reducción de las tiendas fotográficas, Fuji se mantuvo en el mercado incursionando en sectores como la impresión en todo tipo de superficies.

De forma simultánea, se incrementó el número de teléfonos smartphone, mientras que el número de ‘disparos’ (hacer ‘click’ a una cámara) se ha multiplicado por 20.

Así las cosas, la compañía vio que podría mantenerse en el mercado aprovechando la infinidad de fotos que se toman para hacer de estas trabajos de impresión sobre superficies desconocidas hasta ahora.

Entre otras se destacan los lienzos, vasos, cuadernos y el ‘clásico’ papel fotográfico para colocar en un portaretratos.

En su estudio de mercadeo, la compañía encontró que el 61 por ciento de sus entrevistados consideró a las fotos como muy importantes para sus vidas.

En contraposición, solo el 27 por ciento contempla la impresión como fundamental para respaldar la importancia que tienen.

Ahora, la oportunidad del negocio, en las cuentas de Fujifilm está en los álbumes fotográficos y de recuerdos, lo mismo que tarjetas personalizadas y hasta regalos.

Por último, Masato Yamamoto indicó que, de esta forma, quieren ver el “renacimiento del negocio de la fotografía para los consumidores”.

La primera Wonder Photo Shop que abrió la compañía fue en Tokio, en el 2014, como su primer proyecto de tienda conceptual, que le sirvió para escuchar a los consumidores y aprender de sus gustos y necesidades.

Luego, en 2015, se expandió a los países anotados atrás.

“Los negocios de fotografía para profesionales y usos comerciales existen en Colombia; sin embargo, los consumidores de negocios de fotografía han perdido desde la disminución de las fotografías de película análoga, debido a la falta de lugares ofrezcan las oportunidades de disfrutar las tomadas con sus smartphone”, concluyó Yamamoto.

NUEVA INVERSIÓN EN EMPRESA FARMACÉUTICA 

Este jueves, China Resources Pharmaceutical Group, anunció el interés de Fujifilm Corp. de invertir en esta empresa, la que espéra colocar acciones por no menos de US$2.000 millones. De este Total, la japonesa compraría hasta el 5 por ciento del paquete.

De esta forma Fuji, que hoy vende allí equipos médicos de gama alta, podría acceder al mercado de una amplia red de distribución de China Pharma y ampliar sus negocios a los hospitales de localidades más pequeñas, informó la agencia Bloomberg.

Fujifilm, con sede en Tokio, ha estado operando empresas de salud en China para sistemas y servicios de diagnóstico médico que incluyen dispositivos de rayos X, endoscopios y tecnologías informáticas, indicó América Economía.

Juan C. Domínguez
Economía y Negocios