Fundación Mahavir Kmina le da paso a la felicidad

Al menos 2.000 personas han recibido, completamente gratis, prótesis de piernas con altas especificaciones médicas y técnicas, donadas por esta organización creada por la firma Tronex.

Fundación Mahavir Kmina le da paso a la felicidad

Archivo Particular

Fundación Mahavir Kmina le da paso a la felicidad

POR:
octubre 15 de 2013 - 11:12 p.m.
2013-10-15

Mientras reposaba en su casa en Medellín tras un esguince de tobillo, uno de los dueños de la compañía Tronex, productora de pilas y baterías industriales, vio en televisión una nota sobre una persona que intentaba desplazarse, a pesar de la falta de una de sus piernas y de una prótesis que lo ayudara.

Ese día de julio del 2007 nació la Fundación Mahavir Kmina, como programa social de la compañía.

El empresario montó un laboratorio para la producción de prótesis que serían entregadas completamente gratis a quienes sufran la pérdida de una o de sus dos extremidades inferiores. Se trata de un programa de rehabilitación funcional.

La única condición que fijó el fundador de Mahavir Kmina es que no se revele el nombre de quien le dio vida a esta idea, ni el de su familia, que apoyó la iniciativa sin condicionamientos.

El nombre de la fundación lo tomó del Dios indio Mahavir, de quien se dice que vivió 600 años y tenía como misión ayudar a los más necesitados.

HAZ EL BIEN

Utilizando la frase de “haz el bien y no mires a quién”, en la Fundación no les preguntan a los beneficiarios la razón de la pérdida de sus piernas, es decir que los atienden sin importar si el hecho se presentó por accidente, violencia, orden médica o cualquier otra circunstancia.

“Si la persona quiere contar cuál fue la causa, lo hace de manera voluntaria”, asegura, John Jairo Tobón, director técnico de la Fundación.

Sin embargo, la mayoría de los usuarios explica las causas que generaron su situación de discapacidad, por lo que la Fundación reporta las siguientes estadísticas: el primer lugar lo ocupan los accidentes en moto; en segunda instancia los problemas generados por la diabetes; posteriormente aparece la violencia; luego figuran los accidentes vehiculares y, finamente las otras causas tales como accidentes laborales.

Este ranking de causas ha cambiado, pues en los primeros años de operación del plan social de Tronex la diabetes era la principal causa de la pérdida de las extremidades inferiores en Colombia, mientras que ahora lo es el transporte en motocicleta.

“Aquí, las personas llegan una mañana en muletas, sillas de ruedas o caminando con prótesis artesanales o improvisadas; nosotros les hacemos una evaluación y al final del día salen caminando con prótesis nuevas, técnicamente elaboradas”, afirma Tobón.

“En nuestro museo tenemos algunas de las más de 2.000 prótesis que los beneficiarios han dejado en el lugar, luego de recibir la nueva, sin pagar un solo peso”, añade.

La Fundación atiende a personas de cualquier parte del país, e incluso muchas veces les regala hasta el pasaje para llegar a Medellín.

Entrega un promedio de 300 prótesis por año, con diferentes especificaciones, de acuerdo con la situación de cada paciente.

Los casos son verdaderamente conmovedores. Mahavir Kmina sigue su marcha en la misión por abrir caminos para quienes han tenido la desafortunada pérdida de una de sus extremidades. Muchas empresas deberían seguir sus pasos.

Las directivas de la Fundación son conscientes de que en este tipo de programas requieren de acompañamiento sicológico. Por eso cuentan con dos sicólogos y un convenio con la Universidad San Buenaventura para trabajar en la rehabilitación económica.

“Aquí les enseñamos a las personas que no hay que pensar en la extremidad que perdieron sino en la que les quedó y la vida que tienen por delante. Por eso, aquí todos los días hay felicidad”.

edmtov@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido