Ganancias de Argos crecieron 4,8 por ciento en 2012

La empresa reveló esta tarde el balance anual consolidado, que incluye sus filiales en Colombia, Centroamérica, el Caribe y Estados Unidos, donde se indica que tuvo ganancias netas consolidadas en el 2012 por 387.619 millones de pesos, frente 2011, cuando sumaron 370.000 millones.

POR:
febrero 25 de 2013 - 09:32 p.m.
2013-02-25

Aunque la cifra no era la esperada, pues a septiembre había acumulado 420.908 millones de pesos como utilidad neta no consolidada y se avizoraba un mejor año, el Ebitda (utilidad antes de impuestos y otros cargos) de Argos alcanzó los 791.190 millones de pesos el año anterior, con un crecimiento de 25 por ciento respecto al 2011.

Paralelamente, los ingresos consolidados, de la empresa se situaron en 4,38 billones de pesos, con un crecimiento de 21,6 por ciento respecto a 2011, cuando sumaron 3,6 billones, en parte por la incorporación de activos cementeros que adquirió en EE. UU.

“Comercializamos en Colombia, el Caribe y Estados Unidos 10,8 millones de toneladas de cemento y 8,5 millones de metros cúbicos de concreto, registrando avances en los volúmenes de ventas”, agregó Jorge Velásquez.
Mejoría en EE. UU.

Velásquez agregó que en Estados Unidos la Portland Cement Association estima incremento en el consumo de cemento durante este año. Y agregó que inclusive en 2012 Argos creció por encima del mercado, que fue de 9 por ciento, y registró 13,3 por ciento.

Entre los proyecto que provee Argos en territorio gringo están las instalaciones de Exxon-Mobil en Houston (Texas) y la carretera Truman Parkway en Carolina del Sur.

En Panamá, donde también tiene plantas, igualmente prevé aumento en los pedidos de los constructores de obras de infraestructura, como la ampliación del Canal, expansiones portuarias y viales y la segunda línea del Metro.
Meta del 2013

Con una expectativa de crecimiento mínimo de 4 por ciento en las ventas por volumen en el país arrancó el año la empresa Cementos Argos.

El presidente de la compañía, Jorge Velásquez, dijo que el optimismo es grande porque en infraestructura hay un paquete importante de proyectos que deben arrancar a corto plazo.

El industrial expresó además que la demanda de cemento y concreto en el país está siendo impulsada principalmente por la construcción de infraestructura y vivienda. “Nuestro optimismo es grande. En materia de infraestructura hay un paquete importante de proyectos que a corto plazo esperamos que arranquen”.
Entre las obras que destaca y pueden elevar el consumo de cemento y concreto en 2013 están los 300 kilómetros de dobles calzadas, las primeras concesiones de cuarta generación y la ejecución de los 16 corredores viales.

También mencionó que obras como los accesos y túnel de desviación de Hidroituango y la planta de tratamiento de aguas residuales de Bello (Antioquia) elevarán el consumo de cemento y concreto en Colombia.

No obstante, cree que la dinámica del mercado será mayor en el segundo semestre, cuando se iniciarán obras de infraestructura adjudicadas y en proceso de estructuración.

La incertidumbre de los cementeros criollos está en Bogotá donde, a noviembre, los metros cuadrados licenciados disminuyeron 18,4 por ciento año corrido, por la reglamentación que obliga a los constructores a destinar un porcentaje de las áreas o del costo a la construcción de vivienda de interés social (VIS). También afectan la falta de acceso a servicios públicos, particularmente agua, y la ausencia de tierra. Bogotá concentra casi la mitad de la actividad edificadora del país.

Redacción de Economía y Negocios.

Siga bajando para encontrar más contenido