Gas Natural Fenosa evaluaría salir de Electricaribe | Empresas | Negocios | Portafolio

Gas Natural Fenosa evaluaría salir de Electricaribe

El grupo español esperaría a que la crisis con el Gobierno de Colombia concluya en buenos términos para anunciar la oferta de la electrificadora. 

Electricaribe

El recurso señala que si se omitió relacionar el concepto de la Creg, se trasgredió el derecho de contradicción y de defensa.

Archivo particular

POR:
Portafolio
febrero 08 de 2017 - 09:56 p.m.
2017-02-08

Todo indicaría que el grupo Gas Natural Fenosa esperaría a que la crisis con el Gobierno de Colombia por Electricaribe concluya en buenos términos después de la intervención por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, y así pondría en venta la electrificadora.

De lo contrario, el grupo español dejaría que fuera la Corte de Arbitraje (Ciadi) del Banco Mundial la que terminaría por dirimir el diferendo.

El tema de la posible venta fue tratado en la página 8 del informe de resultados financieros del año 2016, emitido en las últimas horas por el grupo español con sede en Barcelona.

(Lea: Gas Natural Fenosa apela intervención de Electricaribe). 

“Siguiendo lo indicado por la normativa contable aplicable en este caso, NIIF 10, el 31 de diciembre de 2016 se ha dejado de consolidar Electricaribe en el balance consolidado de Gas Natural Fenosa, procediéndose a dar de baja sus activos, pasivos y participaciones no dominantes por un importe neto de 475 millones de euros ($1,4 billones”, señala el informe.

Indica además que “en el epígrafe de Activos Financieros disponibles para la venta, se ha reconocido la inversión en Electricaribe, de acuerdo con la NIC 39, por su valor razonable de 475 millones de euros” ($1,4 billones), dice el citado reporte.

A renglón seguido indica que “dado que Electricaribe es una inversión en instrumentos de patrimonio que no dispone de un precio de mercado cotizado, en la valoración se han aplicado criterios de prudencia valorativa considerando el entorno de incertidumbre existente en el momento actual descrito anteriormente”.

Sin embargo, en el mismo, el grupo español aclara “que entiende que el importe final que razonablemente cabría esperar que fuera reconocido por los órganos y tribunales llamados a decidir en su caso sobre la fijación de un precio o indemnización, conforme al justo valor de mercado, sería superior al importe indicado”.

EXCLUSIÓN DE BALANCES 

El informe financiero señala que como consecuencia de la intervención de la Superservicios, no solo no se consolidó a la electrificadora en el balance, sino que además Gas Natural Fenosa restó otros 49 millones de euros (poco más de $150.000 millones) al resultado de sus estados financieros en el 2016.

“A lo largo del ejercicio Electricaribe, sociedad participada en un 85,38% por Gas Natural Fenosa, ha padecido muy fuertes tensiones de tesorería consecuencia de las acciones y omisiones de la República de Colombia en relación al impago de un elevado número de facturas de clientes, en gran parte con suministro obligatorio, así como de un importante fraude en el consumo”, señala uno de los apartes del citado informe.

Solo en el 2015, las pérdidas de Electricaribe por fraude alcanzaron la cifra de 84 millones de euros ($259.000 millones)
, mientras que en sólo 9 meses (a 30 de septiembre), la electrificadora ya registraba 81 millones de euros ($250.000 millones) en pérdidas por este mismo concepto.

Cabe recordar que las sentencias de diversos jueces, y en especial de los fallos de la Corte Constitucional, las personas naturales, así como el comercio están protegidos frente al corte de suministro por impago, por el carácter de servicio social básico de electricidad. Esto afecta especialmente a los organismos oficiales y barrios subnormales, a los que Electricaribe se ve obligada a continuar suministrando energía, pese a que no paguen las facturas.

Además, el impacto de las deudas pendientes de cobro, más el fraude, han ido generando una hipoteca imposible para Electricaribe. Como consecuencia, se han resentido las inversiones, aunque no obstante, en el período 2011-2015 Electricaribe logró invertir 255 millones de euros ($786.000 millones).

Desde el año 2009 y hasta el momento de la intervención por la Superservicios, Gas Natural Fenosa planteó los problemas expuestos, con detalle e insistencia, a los ocho ministros de Minas y Energía que han actuado desde esa fecha. Se les ha facilitado datos, auditorías, e informes de terceros (Boston Consultin Group).

SIN INJERENCIA 

En el informe financiero, al hacer referencia de cómo fue la forma en que se procedió en la intervención de la Superservicios, como medida necesaria para asegurar la prestación del servicio de energía eléctrica, Gas Natural Fenosa indica que todo su personal fue reemplazado de manera unilateral.

“La Superintendencia (Superservicios) ordenó así mismo el cese de los miembros del órgano de administración y del gerente general, y su sustitución por un Agente especial designado por la Superintendencia”, reseña el informe.

A renglón seguido continúa señalando el conglomerado en su reporte financiero que “durante el ejercicio de sus funciones lo cierto es que el Agente ha sustituido al personal directivo nombrado por Gas Natural Fenosa”.

Con respecto a la información financiera de Electricaribe que es objeto de análisis por parte de la Superservicios, Gas Natural Fenosa precisa que se “ha centralizado la decisión sobre el suministro de esta a remitir” al citado grupo español.

“Al cierre de diciembre de 2016 Gas Natural Fenosa ya había perdido el control y cualquier poder de influencia significativa sobre Electricaribe al no participar ni tener información directa sobre las decisiones o sobre las actividades relevantes de los negocios”, precisa al respecto el grupo español.

CARTA DE GAS NATURAL FENOSA A PORTAFOLIO 

En carta dirigida al diario Portafolio, el grupo español Gas Natural Fenosa hace aclaraciones sobre algunos de los apartes de la nota periodística, en la que se hace referencia a Electricaribe referenciado en el informe financiero 2016.

El siguiente es el texto de la misiva enviada a este diario:

“No es correcto interpretar que según el escrito, Gas Natural Fenosa “pondría en venta la electrificadora”. Lo cierto es que en cumplimiento de las normas contables aplicables, y debido a que por la toma de posesión ordenada por la Superintendencia de Servicios se ha perdido el control de la empresa, estamos obligamos de dejar de consolidar resultados”.

“Al respecto se debe tener en cuenta que la Norma NIIF 39 (adjunta) es la que justifica que debemos incluir los activos de Electricaribe en el epígrafe de “Activos financieros disponibles para la venta”. Se trata del epígrafe cajón de sastre donde debemos incluir aquellos activos que no controlamos, pero no quiere decir que tengamos intención de venderlos”.

“En “definiciones” de la norma se indica que este epígrafe funciona como “cajón de sastre” para los activos que no son préstamos, inversiones hasta vencimiento o activos financieros de valor razonable con cambios en resultados (especulativos). Se trata meramente de cómo nos obligan las normas contables a reflejar los apuntes de los activos que no controlamos y que desafortunadamente no fueron recogidos de forma correcta en la nota divulgada”.

“Así mismo hay que resaltar que por el contrario, y tal como lo afirmó Rafael Villaseca, Consejero Delegado, de la empresa cuando explicó ayer esta situación en el contexto de la presentación de resultados del grupo, nuestra opción es buscar una solución negociada con el gobierno colombiano para poder recuperar la inversión”.

“En cuanto a la valoración del activo en 475 millones de euros también se hace de acuerdo a la norma NIIF 39, por su valor razonable. Ya que no se dispone de precio de mercado cotizado, hecho que también está explicado en nuestro documento”.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido