La francesa de muebles Gautier, a la caza de socios en Colombia

Su responsable comercial revela que buscan tener 200 tiendas dentro de 5 años a nivel global. Sus ventas alcanzan los 140 millones de euros al año.

La marca se especializa en muebles de alta gama, para clientes de buen poder adquisitivo.

La marca se especializa en muebles de alta gama, para clientes de buen poder adquisitivo.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
mayo 22 de 2016 - 08:51 p.m.
2016-05-22

De las fábricas de Gautier en Francia, salen a diario 8.000 muebles hacia varias partes del mundo. El año pasado la empresa facturó 140 millones de euros y está en un plan de expansión que considera la incursión en Latinoamérica.

Cousin Aynes, responsable comercial de la compañía para América Central, Suramérica y África, explica cómo será.

¿Qué planean en Colombia?

Planeamos desarrollarnos en América Central y del Sur, y nos parece importante entrar primero por Colombia.

¿Por qué?

Porque es un país estabilizado, con un plan nacional de desarrollo y es buen momento para intentar algo en Colombia, que es uno de la región. No solo buscamos empezar algo en Bogotá, sino en Medellín, Cartagena y Barranquilla. Se trata de tiendas de franquicia.

¿Qué plazo se han dado?

Para nosotros el plan sería este año encontrar una familia que invierta. Como esta es una empresa familiar, es importante la relación con la persona que hace la inversión, porque no solo estamos acá para una única inversión, sino a largo plazo.

¿A qué tiempo es el plan en la región?

El objetivo de la marca es tener 200 tiendas dentro de cinco años, y si focalizamos en el continente, esperamos abrir por lo menos cinco o seis en dos o tres años.

¿Qué tipo de inversionista buscan?

Los socios de nuestra red son diversos. Tenemos unos como inversores, pero todos hacen una fuerte presencia cotidiana en la tienda. Algunos antes no conocían nada de muebles, pero querían diversificar con la marca, que no solo vende muebles sino un concepto global. Unos ya vendían muebles pero hay otros que recién deciden hacerlo con nosotros. Lo importante es lo que quieran hacer para invertir y estar motivados para desarrollar la marca en el país.

¿Cuál es su participación?

Nosotros participamos con una inversión del 50% en la preparación de las tiendas, por ejemplo con la formación de los vendedores y en términos de comunicación.

¿Cuántas tiendas tienen?

La marca tiene más de 50 años, sin embargo, empezamos las franquicias solo hace 10 años. La primera fue en Francia y ahora son 100 tiendas a través del mundo, la mitad en Francia.

¿Dónde están?

Tenemos tiendas en África del oeste, el año pasado abrimos en Madrid y estamos abriendo nuevas tiendas en Londres y en los países árabes como Dubái, Catar, Corea del Sur y Mongolia.

¿Cómo va su crecimiento?

Nuestro crecimiento es de más o menos el 5% cada año y así lo prevemos para el 2016.

Usted habla de que encarnan un concepto, ¿cuál es?

Lo que quiero decir es que cuando una familia entra en una tienda para hacer un equipamiento completo de su casa, por ejemplo, nuestros consejeros son generalmente diseñadores y arquitectos de interiores capaces de proponer una idea.

¿A qué clientes van dirigidos sus productos?

Nuestros muebles, como son de alto nivel, están más indicados para familias de clase ‘A plus’, ejecutivos o empleados de alto nivel. La gente que entra en los locales puede también hacer proyectos para arquitectos industriales y hablar con gente del sector inmobiliario para dotar apartamentos modelo.

¿Han considerado producir localmente, o solo piensan importar?

Lo que imaginamos es más ofrecer a los clientes colombianos un modo de vivir europeo con nuestros productos que se fabrican en el oeste de Francia, cerca de Burdeos.

¿En qué otros países de la región quieren entrar?

El segundo país sería México y estamos mirando Chile o Perú. Pero los dos principales son Colombia y México. Para nosotros esta última es una plaza muy interesante a nivel económico y una región donde en el pasado solíamos vender productos con otra forma de distribución, y pensamos que podemos volver.

¿Cuál es su mayor fortaleza frente a la competencia local?

Tenemos líneas de diseño diverso, pero la idea no es hacerles una competencia a los fabricantes colombianos, sino ofrecer otro tipo de productos a los clientes que han viajado mucho y desean la impronta europea, porque también facilitamos el look de Francia y cuando es momento de elegir un mueble para un apartamento es interesante.

Además, una particularidad es que tenemos diferentes familias de productos y al entrar a una tienda pueden encontrar todo lo necesario, excepto para el baño y la cocina.

¿Por qué no tienen oferta para baños y cocinas?

Es otra manera de trabajar y no forma parte del proyecto de la empresa. Estamos muy focalizados en lo que sabemos hacer desde hace 50 años.