GE Healthcare se convirtió en aliado de la salud en Colombia

A su gran capacidad de innovación y a poder invertir un billón de dólares al año en investigación y desarrollo en suscentros de Estados Unidos, Japón y China es que atribuye la compañía GE su reconocimiento y su aporte en campos como el de la salud.

GE Healthcare se convirtió en aliado de la salud en Colombia

Archivo Particular

GE Healthcare se convirtió en aliado de la salud en Colombia

POR:
mayo 01 de 2013 - 01:47 a.m.
2013-05-01

Con su división GE Healthcare es líder en algunas líneas y según Luis Javier Jaramillo, gerente de GE Healthcare Colombia, y Jorge E. García Landazábal, gerente de mercadeo para América Latina (sin Brasil ni México) tiene ventajas frente a los competidores, porque ha logrado “desarrollar productos que responden a la necesidad que cada país requiere, como sucede con Colombia. Nos aseguramos de estar siempre bien diferenciados”, señalan.

¿Cómo nace la parte médica de GE?

Comenzó con el nacimiento de los rayos X en 1895. Su inventor trabajó mancomunadamente con GE. La división de imágenes es muy antigua pero no evolucionó mucho hasta la década de los 70, cuando hubo una revolución en las imágenes hasta llegar a hoy que no se concibe un hospital o una clínica sin una tomografía computarizada, por ejemplo. Para eso existe la tecnología, para que los médicos puedan hacer mejores diagnósticos y para beneficio de los pacientes.

¿Cómo ha evolucionado esa presencia?

Con la Ley 100 de 1993, se logró algo que no se sospechaba y era una cobertura de casi toda la población, que hoy llega al 96 por ciento. También nosotros evolucionamos en estas dos décadas. Antes, en los 70 estas compañías pensaban solo en productos de súper alta tecnología que nosotros no podíamos tener como país emergente, y GE se dio cuenta de que tenía que crear productos específicos para las necesidades de los países y entramos a una estrategia que se llama Healthy Imagination, con base en tres pilares fundamentales: ayudar a reducir el costo sistémico de acceso a la salud, mejorar la calidad de la misma y la cobertura.

Contratamos a un tercero para que nos ayude a validar que los productos que tenemos y los nuevos cumplan estos tres pilares. Hoy tenemos más de 50 de ellos validados, muchos disponibles para la venta en Colombia. Hay tomógrafos, incluso para el área rural, que es un mercado interesante; equipos de resonancia magnética, de Rayos X, equipos para sala de neonatos, y una alta gama de máquinas para anestesia y ventiladores mecánicos, entre otros.

¿Cuál es el balance en estas décadas en Colombia?

Tuvimos una década del 90 muy buena, del 90 al 2003 fue un tiempo muy malo, pero de ahí en adelante crecemos y nos mantenemos a pesar de los comentarios en su momento de que era un país inviable, con una crisis tan profunda. Nos dolía mucho, como colombianos, fueron cosas muy tristes; sin embargo, GE creyó, siguió respaldando a los distribuidores Gemeco y Gibarco, que manejan el 98 % de la operación en Colombia.

¿Cómo se mueve actualmente el mercado?

Es bastante competido. Somos básicamente tres jugadores importantes, y eso hace más atractivo el negocio. Compañías como GE tiene una gran capacidad de innovación e invierte un billón de dólares al año en investigación y desarrollo. Tenemos ciertas ventajas en relación con la competencia, que nos permite desarrollar productos para estas regiones.

La mayoría, por no decir todas las grandes instituciones en Colombia tienen algún equipo de GE.

¿En materia de protección ambiental, cómo van?

Tenemos una iniciativa paralela que se llama Ecoimagination y tiene el mismo espíritu de apostarle al ambiente y a la sustentabilidad. Verde significa verde, medio ambiente y dinero. Hemos logrado desarrollar productos que están muy relacionados con la sustentabilidad del medio ambiente, que tienen menos emisiones.

Hace unas décadas los equipos debían vivir prendidos las 24 horas del día, lo que implicaba un alto consumo de energía, hoy, gracias a la tecnología, se han diseñado productos que se autoprenden y autoapagan según la necesidad, y sin que pierdan la estabilidad, algo fundamental en el sector salud.

Marisol Ortega G

Subeditora Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido