GEB invertirá más en el exterior si no puede comprar Isagen

Los obstáculos que le han impedido al Grupo Energía de Bogotá entrar a la subasta para la compra de las acciones de la Nación en Isagen tienen a la empresa calculando nuevos planes de inversión.

La estación inaugurada es la más moderna de Suramérica.

Archivo Particular

La estación inaugurada es la más moderna de Suramérica.

Empresas
POR:
julio 08 de 2014 - 01:28 a.m.
2014-07-08

Se agotan las posibilidades para que el Grupo de Energía Bogotá pueda participar en la subasta por el 56,71 por ciento de las acciones del Estado en Isagen.

A la empresa pública le queda un recurso de reposición ante el Consejo de Estado, que interpuso ante la negativa del Tribunal Administrativo de Cundinamarca de admitir la tutela interpuesta por la compañía en contra de las condiciones que le puso la Superintendencia de Industria y Comercio para que la compañía participe en la venta de Isagen.

El Consejo tiene plazo de 20 días hábiles para resolver el recurso.

Pero, mientras tanto, la compañía empieza a explorar nuevas opciones de inversión en caso de que no pueda apostarle a ser el socio mayoritario de Isagen, que es el escenario más probable.

“Estamos mirando opciones en México y otros países de Latinoamérica, también proyectos de transmisión en Colombia y seguimos buscando proyectos y empresas operativas para completar el presupuesto de inversión que está establecido en 7.500 millones de dólares en los cinco años”, explicó la presidenta del Grupo Energía de Bogotá, Sandra Fonseca Arenas.

Entre el año 2013 y 2014, la empresa ha invertido 1.148 millones de dólares, lo que representa un 15 por ciento del plan de inversión.

La compra de Isagen, avaluada aproximadamente en 2.700 millones de dólares, representaría 36 por ciento de ese plan de inversión a largo plazo de la compañía, por lo que, si se queda sin la posibilidad de pujar por la generadora, deberá buscar otros proyectos para cumplir con el plan presupuestado.

“Tenemos una estrategia de tener un portafolio equilibrado entre proyectos que van a desarrollarse desde cero para la construcción hasta empresas operativas que tengan gran capacidad de expansión”, explicó Fonseca Arenas.

La empresa ya controla empresas de electricidad y gas en Perú y de electricidad e ingeniería en Guatemala.

Además, participa en compañías de generación, transmisión, distribución y comercialización de energía y gas en Colombia, Perú, Ecuador y Venezuela. Estaría buscando oportunidades de inversión en Ecuador, a través de TGI, en México y en Chile.

Lo que la compañía ya descartó es participar en la eventual venta del 13 por ciento de las acciones que tiene Empresas Públicas de Medellín en Isagen y que, de aprobarlo el Consejo de Medellín, se pondrían a la venta.

Fonseca Arenas sostuvo que a la empresa no le interesa una participación minoritaria en Isagen.

DARÁN LA PELEA

De acuerdo con el alcalde de Bogotá y presidente de la Junta Directiva de la empresa, Gustavo Petro Urrego, el ‘plan A’ sigue siendo comprar Isagen y “darán la pelea (jurídica) hasta el final”.

“Nosotros queremos comprar Isagen, tenemos con qué comprarla, nos interesa, es estratégico para la EEB y para la ciudad de Bogotá, pero también para Colombia de cara a que el país tenga una posición de vanguardia en el mercado energético de América Latina y no al revés”, señaló el Alcalde.

En este sentido, hizo un llamado al Gobierno Nacional a que intervenga en el proceso.

“Le sugeriría al Gobierno que evalúe abrir la venta de Isagen a la libre competencia, es decir, que permita que la empresa pública pueda invertir”, señaló el mandatario.

Las condiciones interpuestas por la Superintendencia de Industria y Comercio para que la multilatina participe en la subasta de Isagen consiste, entre otros, en la eliminación de derechos políticos en Emgesa y Codensa y la desinversión en otros activos que tiene la compañía en el negocio de energía eléctrica en el país.

Los directivos de la compañía consideran que bajo estas condiciones no es viable la compra de Isagen.

El Consejo de Estado tiene la última palabra y será quien defina si la compañía finalmente va o no va por Isagen.

Al final de este mes se pronunciará y, dos semanas después, si se cumple lo anunciado por el Ministerio de Hacienda, se dará la subasta.

LA MÁS RECIENTE COMPRA: TGI

La última gran inversión de la Empresa de Energía de Bogotá fue el 31,92 por ciento de las acciones que tenía la firma española Citi Venture Capital International en TGI, y con esto la firma de energía completa el 99,97 por ciento de participación accionaria en la transportadora.

Ayer, en la primera obra entregada por TGI, después de la transacción, el alcalde de la ciudad, Gustavo Petro, la presidenta de EEB, Sandra Fonseca Arenas, y el presidente de TGI, Ricardo Roa Barragán, inauguraron la estación compresora de la sabana, una obra que aumentará en 50 % la capacidad de transporte del hidrocarburo para cubrir el crecimiento de la demanda de gas en Bogotá y otros 17 municipios de Cundinamarca.

La obra tuvo una inversión de 84 mil millones de pesos y permitirá incrementar la capacidad de transporte de gas de 140 millones de pies cúbicos diarios a 215 millones de pies cúbicos diarios.

nohcel@portafolio.co